s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Carlos Caposio
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia
Fotosntesis

Crecemos con el abono que creen adecuado,
la cantidad de agua que piensan correcta
y tratan de darnos luz,
pasendonos por los rincones de la casa.

Salimos de la tierra.
Vamos hacia arriba.
Y por alguna razn,
creemos que hay que llegar al cielo.

Al principio tenemos hojas verdes,
firmes y brillantes;
nos acarician y nos hablan.

Cuando transplantan gajos
entendemos que no es eterno
el cuerpo en la maceta.
Y vamos disfrutando la fotosntesis
pero siempre con miedo a la guadaa.

Es la vida
a veces nos mea por el perro y
nos hace viajar en mudanzas.
O somos abandonados bajo el sol y la lluvia,
padeciendo vientos y granizos.

Crecemos con tiempos de calendarios.

Pronto aparecen los retoos,
pequeos ngeles que nos sacan hojas amarillas,
pero trepan fuertes, se nos parecen,
y verlos grandes es una gota de roco.

Cuando logran altura
pasan a otra maceta
casi sin darnos cuenta,
se independizan.

Y si no era el abono adecuado
y el agua, no era suficiente?

Tenemos prdidas hasta los tallos,
momentos de tierra seca en que la muerte acecha.

Es fcil bajar los gajos.
Querer ser colgados de un ventanal.

Pero pasan las hormigas, los pesticidas
y comenzamos a buscar en los recuerdos,
a hurgar en nuestra naturaleza.

Es difcil llegar.
Siempre que se alcanza el poroto
huele a podrido la formacin.

Era el abono adecuado
el agua suficiente?

Y s hay que llegar a la semilla,
al papel secante de germinacin,
despojarse de todo y
no creer ms en el palito que ataban
para hacernos crecer derechos?

Quizs no es tan bueno que remuevan la tierra
y nos protejan del clima.

Tal vez para llegar a las races
haya que dejarse llevar por el viento,
romper la maceta al caer por un balcn,
viajar por aguas de alcantarilla,
llegar al ro,
flotar hasta el mar
y encontrar alguna isla
para mezclarse con nuevas especies.

Puede que as nazcan otros retoos
y logren dar el fruto, la flor.

Quizs lejos de las tijeras de podar,
los pimpollos crezcan como enredaderas.

Y disfruten la fotosntesis,
sin miedo,
sin terror a la guadaa.

Pequea hada

Djame acompaarte,
no son tiempos de andar sola.

Puedo sanar tus alas
Fueron hechas para volar.

Djame ir contigo
a la par sin sombras.

Pequea hada de cicatrices,
sal de los bosques de hojas secas
vuelve a jugar con las flores,
a recordar los deseos donde aparezco.

Elige el final de este cuento,
y si quieres,
el color de mis mejillas
y la profundidad de mis ojos.

Djame acompaarte,
no son tiempos de andar sola

Vamos a aliviar juntos el mundo,
a llenar el aire de ilusiones
a regar el rbol de los sueos, en la montaa encantada.

Pequea hada de cicatrices
Vuelve a flotar vagones de ventanas abiertas.

Y si caste en redes de ogros persuasivos,
Y si crees no poder volar djame soplar tus heridas.

Djame pequea hada.
Ya he guardado todos mis juguetes.

Biografa:
Carlos Caposio

http://www.carloscaposio.blogspot.com/



carloscaposio@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s