s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jose Jorge Cordova Chuquihuanga
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
jorge_faustoperu_1981@hotmail.com
Biografia

Jorge Córdova Chuquihuanga

Poeta Peruano, nacido en Paimas – Piura. Ha sido incluido en algunas Antologías poéticas del Norte del País. El 2012 publicó su primer poemario “Perfumes de la tierra” –Editorial América.

Pertenece al Grupo Literario FronTera – Tumbes; es miembro fundador de la Sociedad Tumbesina de Escritores (STE).

 

 

PLENITUD

 

Mi pensamiento

sobre el paisaje de tu cuerpo

como los ojos de un niño

sobre la dulce mañana

Aún

cuando la distancia se interpone

como un mar.

 

De: Perfumes de la Tierra

 

 

EBRIO DE CANTO Y LABERINTO

 

Ebrio el hombre que conspira en la noche frente a los extramuros sublimes de los vicios

Ebrio los crepúsculos donde las aves semejan ser dioses de penas y olvidos

Ebrio la libertad que se agita en el silencio de las grandes tertulias

pero muere al encanto de estarse al pie de los mismos sueños

gesticulando y agrietando los rincones de la vida;

la quieta sabana del camino en que se conmemora la dicha en despojos

No tierra, no palma, Nadie, al fin, que grite esta batalla inlibrada

 

Dos mundos jugando en la mano del tiempo: olvidar /cómo

sonrisas y llantos danzando en liquida esencia

Ebrio el espacio de los suspiros, ebrio el viento desterrado entre desiertos

Luna dibujada en la palma de la mano de un mendigo plenamente  feliz

se eleva cantando la resaca de la noche sembrada en la mirada

Pavor sujeto al verbo nauseabundo que vociferan los hijos de las copas

Los abrazos inquebrantables de los viejos cantos añorados

saboreados a pura risa macerada a golpes de recuerdos

(hambre de todo lo que ya no gusta pero llena los vacíos)

Ebrio el jinete que se levanta a paso lento e intenta marcharse pero vuelve

Ebrio la lluvia de algarabías rebotando en la mesa putrefacta

Ebrio el corazón del mendigo que ha reído tanto por no llorar ante el cuarteto:

amigos de la dicha superflua eructada como un veneno imperceptible

por debajo de la mirada, congregada sin gineta en el pecho de las vidas

Ebrio hasta la soledad campera de las almas desertadas

Ebrio el contorno desahuciado, ahora que ya se fueron todos

bailan las palabras con pañuelos agujereados por tu recuerdo

La cura resultó un tormento; y el mazazo de todo lo igual

entra con ternura por el lente inconsciente que las lunas ya agotaron.

 

Inédito

 

 

LÓBREGO

 

Hoy sólo soy un mendrugo de pan en la mesa vacía

migaja de un mal desayuno,

hambre,  desolación,   campo yermo

 

Me duele la mordida de un mal paso en el camino

y ni siquiera soy alimento para el ave solitaria

Mi distancia entre la Vida y la Muerte es este callejón

de donde nadie me ve salir

ni el gemido  ni el aliento

Soy la elegía del labriego en el tañer de una guitarra

la góndola al abismo de un frio atardecer…

 

He de quedarme aquí en esta mesa sin forma

como un vago rumor del viento en la madrugada

y ni siquiera estoy seguro de que aquí me encuentres

soledad,   muerte,    árido fundo de amarguras

 

Sólo soy  lívido encanto de mis horas negras

donde me celebro a mi manera con la música del viento

y me marcho detrás de la campana agorera

al crepúsculo mustio de la puerta indómita

 

Miro el tren de los recuerdos -ya no están-

la mirada triste del gentío al despedirse

asidos del silencio con el corazón helado

y me da miedo haberme quedado muy solo.

 

En: Poiesis Hispanoamericana – Río Negro Editores – Lima 2012

     E incluido en el Estudio  Literatura Regional de Tumbes- Walter Flores Aguilar/ Margarita Cori Retamozo – Mangle Editores 2012

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s