s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pedro Enciso Ruvalcaba
Nacionalidad:
México
E-mail:
gpenciso@yahoo.com
Biografia

PEDRO ENCISO RUVALCABA.
NACI EN LA CD. DE AGUASCALIENTES, AGS. MEXICO. EL 30 DE ABRIL DE 1932. A LAS 9 Hs. A. M. EL NOMBRE DE MIS PADRES SON: HELIODORO ENCISO ROBLES, CARMEN RUVALCABA TRANCOSO. EN LOS PRIMEROS AÑOS DE MI NIÑEZ VIVI EN UNA GRAN POBREZA , SOLO PUDE ESTUDIAR HASTA EL 6o. AÑO DE PRIMARIA. A PESAR DE PASAR MI NIÑEZ VIVIENDO EN UN BARRIO MUY HUMILDE, DESDE PEQUEÑO SENTIA UNA GRAN INCLINACION POR EL ARTE. A LOS 15 AÑOS PRINCIPIE A ESTUDIAR MUSICA EN LA ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE MI CIUDAD NATAL. AHI TAMBIEN PRICIPIE A ESTUDIAR PINTURA AL OLEO. EL AÑO DE 1953 ME TRASLADE A LA CD. DE LEON, GUANAJUATO. A ESTUDIAR CANTO GREGORIANO Y PIANO EN LA ESCUELA SUPERIOR DE MUSICA SAGRADA. AL SIGUIENTE AÑO DE 1954 ME TRASLADE A LA CD. DE MEXICO, D. F. CON EL OBJETO DE ESTUDIAR EN EL CONSERVATORIO NAL. DE MUSICA. A PESAR DE MIS INTENTOS NO PUDE INGRESAR POR FALTA DE RECURSOS ECONOMICOS Y AL FINAL DECIDI OLVIDARME DEL ARTE PARA SIEMPRE. 
LA VIDA TRANCURRIO.
EN LA CD. DE MONTERREY, N. L. MEX. ESTUDIE SECUNDARIA EN LA ESCUELA SECUNDARIA NOCTURNA No. 1 FINALIZANDO ESTE ESTUDIO EL MES DE JUNIO DE 1964. OCASIONALMENTE ESCRIBIA POEMAS Y PROSAS, PERO SIN REUNIR TODOS ESTOS ESCRITOS. ACTUALMENTE TENGO EN MI HABER MAS DE 100 POEMAS QUE HE ESTADO GUARDANDO. ESPERANDO TENER ALGUN TIEMPO PARA REVISARLOS Y PUBLICARLOS. EL AÑO DE 1968 EN LA CD. DE MONTERREY, N. L. CONOCI AL DR. JOSE MANUEL ESTRADA VAZQUEZ, QUIEN ME INSPIRO A INGRESAL AL MOVIMIENTO FUNDADO POE ÉL DENOMINADO 'GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, LINEA SOLAR A. C. EL AÑO DE 1999 RECIBI EL 4o. GRADO DE INICIACION REAL DE PARTE DEL VEN. SAT-ARHAT LIC. DOMINGO DIAS PORTA. ME TRASLADE A SUD-AMERICA A CUMPLIR MI ETAPA DE 3 AÑOS DE DISCIPLINA Y PRINCIPIE LA FUNDACION DE LA 'AUGUSTA GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, DR. SERGE RAYNAUD DE LA FERRIERE, DR. JOSE MAUEL ESTRADA VAZQUEZ, A. C. ACTUALMENTE RESIDO EN LA CD. DE AGUASCALIENTES, AGS, MEXICO, TRASLADANDOME CON FRECUENCIA A DISTINTAS PARTES DEL MUNDO Y A DIFERENTES CIUDADES DE LA REPUBLICA MEXICANA, PARA DAR APOYO A LOS GRUPOS QUE SE HAN IDO FORMANDO EN ESTOS LUGARES.
gpenciso@yahoo.com

 

EL CANTAR DE MI SER
 
EN UNA NOCHE ASI…
 
En una noche así, yo te recuerdo,
que pasaste tu mano sobre mi hombro
para quitar el polvo del camino.
 
Y al instante las hadas se asomaron
cuando cupido proyectó su flecha,
en mi su-ave corazón dolido.
 
En una noche así.  .  . tocó mi puerta. . .
el ángel bello del amor sincero,
e inerme me entregué, sin resistirlo…
 
Cuanto sufrir me trajo y cuanta angustia,
pues el amor con el dolor se funde.  .  .
como el perfume que en la flor habita.
 
En una noche así, ví las estrellas,
como manchas de luz en el espacio. . .
que en ese instante nuestro amor sellaron.
 
Todo se transformó no ví las calles,
sólo a ti te miré, plácidamente
y todo se esfumó, sólo tu eras.  .  .
 
En una noche así... fuí prisionero
de tu mirada, de tu amor, tus manos,
que con lienzos de púrpura me ataron.
 
¿Quién programó el tiempo y el espacio,
en que cautivo fui de tu destino,
que el llanto y el amor a mi trajeron?
 
Recuerdo el resonar de tus palabras.  .  .
¡Ah Pedro! me dijiste, tu no sabes,
como aquel niño que el futuro ignora.
 
En una noche así.  .  . brotó de mi alma
un manantial de amor inagotable
y te entregué mi ser y mi alma toda.
 
¿Sólo querías jugar con mi destino
y andando al caminar, tú te enredaste
en esas hebras, que el amor nos teje?
 
En una noche así.  .  , amor de mi alma,
se principió un programa diferente
que hasta el supremo amor nos ha llevado. . .
 
En una noche así, fue consagrado
el néctar que bebimos y al hacerlo
nos fusionó al amor, eternamente.  .  .
 
En una noche así… te quiero tanto
que por nunca jamás podré olvidarte,
en una noche así… Amor de mi alma.
.  .  .  .  .  .
 
PPAERR
Pedro Enciso Ruvalcaba.


EL CANTAR DE MI SER 
A MI CREADOR.
En este amanecer de amores lleno,
elevo hasta los cielos mi plegaria
y este canto de amor, en mi surgido,
de tu propia creación manifestada.

Apelo a ti Señor tan poderoso
porque temples las cuerdas de mi arpa
que son mi propio ser, que pronto ansía
plasmar en esta oda mi poesía.

Para formar así la melodía
que cante en mis cantares lo creado,
pleno de tu esplendor y tu belleza
y tu grandeza también, ¡oh bien amado!

Yo te alabo Señor, desde este mundo,
en donde existo como un ser humano,
siendo átomo menor de lo infinito
de millares sinfín que Tú haz creado.

Y así pretendo a Vos, yo dirigirme
impulsándome solo amor tan grande,
que aspira a ser mayor en dimensiones
que tu propia creación, tan insondable.

¿Que por qué soy así?, Tú bien lo sabes,
pues siendo Tu creación, yo soy Tú mismo
así he descubierto ese misterio
que llega a lo profundo del abismo.

Y siendo el mismo ser, yo participo,
de tu poder, que influye en lo creado;
si Tú puedes hacer, yo también puedo
aunque en mi evolución sea limitado.

Y participo del reino de los cielos
mirando tus creaciones tan inmensas,
en ellas te veo a Tí, aunque escondido,
radiante de poder y de grandeza.

Te he visto en las mañanas, muchas veces,
con tu diestra de luz, pintar los cielos,
y los montes, los valles, los collados,
y en la aurora, al descorrer sus velos.

Te he escuchado en el llanto de mis hijas
y en el vendaval que cruza incierto,
en melódicos trinos de las aves
y acordes de sinfónico concierto.

Sentídote he, en caricias que regalan
las manos de las hadas que haz formado,
calmando de mi ser a las tormentas
y contemplarte en ellas transformado.

Habitas en las noches y en las tardes
y en el azul intenso de los cielos,
en el perfume de la flor y el árbol,
en el vibrar del alma y sus anhelos.

Estás en el penar y el sufrimiento
y en Cristo de Luz, crucificado,
en el dolor cru-el que nos destroza
y en el supremo amor, jamás pensado.

Brillas en la tormenta y en el rayo
y en el fugaz destello del relámpago,
en el vuelo del ave peregrina
y en el ruidoso caminar del tráfago.

Formaste la sin par naturaleza
con inúmeras formas y colores
y al verla te quedaste en las estrellas,
en los rayos del sol y sus albores.

Trazaste tu creación y al contemplarla
radiante de primor y tan grandiosa,
que te fundiste en ella, para amarla
y al desposarte, transformarla en Diosa.

Y si ella, por amor ha concebido...
¿Quién en su amante lecho ha dormitado?
¿Quién engendró los seres y la vida?
¿Quién su amoroso vientre ha fecundado?

¿Quién canta con el aire en la enramada
o grita al extinguirse alguna vida,
cuando impotente está y sacrificada
ante el feroz puñal que la victima?

¿Quién hace que el néctar encendido
fecunde con amor el cáliz suave
y se engendren los seres y la vida
y la otra realidad tan impensable?

¿Quién deja en la luna el sortilegio
que el amor enciende en los amantes,
haciendo estremecer sus fibras todas,
viviendo el paraíso unos instantes?.

¿Qué impulsa a la furia del combate
las almas de los hombres en la guerra,
a unos dando el triunfo y la victoria
y a otros devenir, que los aterra?.

¿No eres Tú Mi Señor?; ¿O es acaso,
ese Demonio azul, inexistente?
Si Tú eres el Creador ¿quien más pudiera,
Ser dador de la vida y de la muerte?.

Más con todo, no obstante a Ti yo adoro
y eres dueño de mi alma y de mis sueños,
de mis cantos de amor y mis angustias,
de mis risas, mi llanto y mis desvelos.

Y si eres la razón de mi existencia
y tu mismo el destino haz proyectado,
¿Cómo podré Demiurgo a ti cantarte,
con este corazón atormentado?

Recuerda, cuantas veces en mi vida
me he dirigido a Ti lleno de gozo,
o sufriendo también, o anonadado,
o elevando mis manos, clamoroso.

Y aún siendo quien sois, incomprensible,
me siento arrebatado a contemplarte
y si a través de mi Tú te conoces
me inspira el corazón glorificarte.

Y te elevo mi canto candoroso
cruzando dimensiones en mi senda
para llegar a Ti, no importa como,
y darte el corazón en una ofrenda.

Gurú Pedro Enciso Ruvalcaba 
PPAERR





EL CANTAR DE MI SER
¿TE VOLVERE A VER? 

¿Te volveré a ver?
Quizá te vuelva a ver
O quizá nunca,
Después de tanta unión
En nuestras vidas,
El destino así fué,
Yo no lo hice
Solo instrumento fui 
De su designio.

¿Por qué tuve sufrir
Hasta la muerte,
A cambio de los dones 
y caricias,
Que de ti recibí?,
Cuando la vida
Gentil me regaló
Feliz fué el tiempo.

Todo pasa fugaz,
Solo el recuerdo
Se guarda para siempre
En la memoria,
El alma se estremece
Y anhelante
Se queda con los brazos
Esperando…

Olvidar yo no puedo,
Es imposible
Y quedo en el sinfín
Crucificado,
Sangrando desde el alma
Agonizante,
Esperando un jamás
Que va llegando.
Sin tener ni siquiera
Una esperanza…

Aceptar el destino
Es doloroso
Es la muerte de un sueño
Acariciado,
De juntos realizar
Tantos anhelos.

¿Otra vida quizás?
¿Solo fué un sueño?
Que mientras que duró
Fue muy hermoso.

Mil saetas mi cuerpo
Traspasaron
Y aunque inerte quedaba
Y moribundo,
Tus manos a mis dolos
Suavizaban,
Curando tanta herida
Que sufriera.

¿Se presagia un final,
O es mi mente
La que cubre de dudas
Sus espacios?
Cuantas veces he oído
Tus promesas
Que me inspiran
Vivir y realizarme.

Paso la primavera
Y el verano
Y el invierno ha llegado
Sin sentirlo
Los años han pasado,
Ya mi rostro
De marcas se ha llenado.
Y mis cabellos
En blanco se han tornado
Y comprendo
Que mi ocaso ha llegado
Inevitable.

Mi página de vida,
Ya se ha escrito
Con sangre que brota
Desde el alma
Y me siento morir,
Un frió intenso
Congelado ha mi alma
Y a mi cuerpo.

El sol se va ocultando
En el Ocaso,
Pintando con sus sangre
El horizonte.
Se aproxima la noche,
Así la vida,
Desciende hacia la nada
Con sus ruegos.

¿Por qué no pudo ser?
Tantos ensueños,
Se ocultan como el sol
Y se disuelven.
Sueños que hubieran sido
Y que no fueron
Y en ayes de dolor
Se convirtieron.

Que se cumpla Tu voluntad,
Pues todo pasa
Como luz que fulgura
Unos instantes,
Quedando solo chispa
Que agoniza…

¿Hacia donde se irán
Tantos anhelos?
Quizá se precipiten
A la nada
Y ni tan solo exista
Ni el recuerdo.

Todo pasa me dije
Esta mañana
Presintiendo un final
Que va llegando
Un lamento
Anidase en mi pecho,
Destruyendo muy lento
Lo que queda
De mi vida Imposible, 
y azarosa

No se decir adiós,
Solo me quedo
Con la mente perdida
En lo infinito.

Tus voces y tu amor,
Todas tus risas
Estallan como fuegos
De artificio,
Cayendo hacia la nada
Silenciosos,
Aceptando el destino
Malogrado…
En espera de ser,
Sin haber sido. 

Me pierdo en la espesura
De la noche,
Y cuando en ella te asomes
Hacia el cielo,
Ahí me encontrarás
En el Lucero,
Más lejano que brille
En los espacios. . .

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s