s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Andrs Casanova
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
casanova@tunet.cult.cu
Biografia

Andrés  Casanova

BREVE BIOGRAFIA COMO ESCRITOR
Andrés Casanova
 [Las Tunas, Cuba, 1949]. Narrador, poeta y crítico literario. Escritor de guiones radiales y cinematográficos. Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba [UNEAC]. Fue seleccionado al premio artístico-literario Catania Duomo 1995 auspiciado por la Academia Ferdinandea de Ciencias, Letras y Artes con sede en Italia. Aparece reseñado en el Diccionario Biográfico Internacional de Cambridge, Inglaterra. Es miembro del Consejo de Consultores del Instituto Biográfico Americano [ABI] con sede en Carolina del Norte, Estados Unidos. Obtuvo Mención en el concurso internacional de poesía Rosa de Primavera, Baleares, España, 1994; Accésit en el III Concurso Internacional de Poesía sobre la Paz 2002 que convocan la Asociación Hispana de Escritores en Baleares y el Grupo Arboleda; premiado en poesía en el concurso del ayuntamiento de Benferri, España, en 2006. Finalista en el Primer Certamen Narrativa Universal 2008 [Madrid, España].
Su obra impresa abarca diversos géneros y han sido varias las editoriales que las han publicado como libros unitarios, tanto dentro de Cuba como en el extranjero. Sus novelas publicadas son: Hoy es lunes, Letras Cubanas, 1995; Tormenta tropical de verano [Sanlope, 2000 y Coyoacán, México, 2003]; Las trágicas pasiones de Cándida Moreno, Sanlope, 2001; La jaula de los goces, Oriente, 2001, Las nubes de algodón, Sanlope, 2005; La fiebre del atún, Oriente, 2005; No somos aquellos niños, Sanlope, 2007.
Reside en Las Tunas, Cuba.

casanova@tunet.cult.cu

 

ODA AL TORNILLO
Vuelta y más vueltas de los tornillos que nacen como dedos
en las maneras donde los fogones son lentos
y
cuidado con el tigre o estamos en la bajada de la cruz
porque nos pierde la tristeza
y las campanas vuelven a la izquierda
perdidas en las puertas.
Solamente el tornillo vence en la redada.

TIGRES O LÁMPARAS
Tigres o lámparas
que sueltan las amarras
en las campanas heridas sin justicia
ni las paredes cambian de verdad.
Pared contra pared
los gallos cantan como tigres
o lámparas
que alumbran las amarras de la lluvia.
Sin mirar hacia atrás
y sin tigres ni lámparas.

LA NIEVE
Si cae la nieve en medio de la noche
tendré el alma tan llena de frío y de nostagia
para encontrarme
y volver hacia el fondo.
Tendré otras maneras de mirar la nieve
de irme hacia mí mismo
sin permitir que el frío me oxide las venas.
Vendré muy tarde
cuando la noche se parezca al día
y ya no tenga nieve en mi memoria
o mejor dicho
cuando las noticias comiencen a secarme las lágrimas
y me digan
se han perdido los documentos
nadie puede encontrarlos
las firmas no aparecen;
también te han dicho
no te ayudamos
ya no es posible publicar tus libros
el cemento se ha vuelto como piedra.
La nieve arrastra la memoria
hacia los tiempos
cuando la vida pasaba sonriente sin mirarme.
Adiós en estos días
cuando no me quedé solo
sino que me dejaron
fuera de una nieve sin nieve.

COMO UN REGALO
Me pusieron a estirar las nubes como si fueran estrellas
me pusieron a escribir la palabra amor, la palabra sangre, la palabra adiós,
me pusieron a secar las sentinas de mi vida
me pusieron a extraer la raíz cuadrada de las nubes
me pusieron
a secar de una forma tan mojada
que ya ni el sol exprimía mi alma.
Me pusieron
entre dos raíles a rodar de infinito hacia las minas
me pusieron un clavo en la cruz y me dijeron
véte ahora a solear entre las tumbas de otros muertos.
Me pusieron a cantar corridos mexicanos mientras me decían
ese es tu folklor
apréndelo para que ganes mil concursos.
Me pusieron a abrir un agujero en el centro del mundo
me pusieron a sacar agua de los pozos con un martillo sin cabo
me pusieron a andar de sitio en sitio
de flor en flor
de arena en arena
me pusieron sin voz para decirlo
y me dijeron
allí está la cruz que te quitamos.
Me pusieron de red en red
a que mirara en el espejo sin azogue
me pusieron entre la espada y la esperanza
entre la fe y el hambre
me pusieron como guarda de un tren
que nunca llegaba a su destino
y me advirtieron
solo tienes que cuidarte de los halcones.
Me pusieron a decirte que te amaba
me pusieron en medio de tu corazón que ya no era capaz de amar
y me dijeron ella te amará por siempre
y así la eternidad se me licuó en tus brazos.
Me pusieron.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s