s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Maria Riquelme
Nacionalidad:
Puerto Rico
E-mail:
Biografia

Este domingo

Este domingo vuelvo a mojar mis pies
sobre la arena aun nerviosa con el abrazo torpe
de la marea enardecida, culpable la luna.
En mi playa, desconocida por ti.
Mi escondite que solo Tiago conoce,
Cómplice en la búsqueda
de caracolas incoloras, y algas tiradas
a la desdicha
Hoy, a destiempo te recuerdo
en la maquina, frente a la ventana
que da a otra ventana, mientras a bocanadas
fumas una pipa cansada.
Te recuerdo
quisiera que estuvieras nuevamente,
rebuscando mis dos botones sonrojados
palpitando a la sorpresa de un mordisco
azucarado.
Si no fuera otro domingo triste
como el que no tuvimos
por la prisa, por el miedo
por la culpa que hoy hacemos nuestra,
por nuestros prejuicios
por nuestras costumbres pueblerinas,
en una ciudad de fantasmas que se abrazan.
Acaso seremos también ellos
pendientes en esta distancia.
Estuviste conmigo y pensé cuando hacia tuyo
este viaje a mi refugio de sal y ventarrón.
Pero no eras tú,
otro marino arribo a mi puerto cansado
de esperar al amarre de sueños
huérfanos.
Nadie respondió, fue una gaviota volantina
queriendo suspirar por tu amargura.
Te sigo, te pienso, tal vez algún dia
rebuscando entre las líneas breves
de una dedicatoria
te asaltaraa mi imagen entre las sombras
como aquella canción de no sé quien
pero de algún poeta despechado volcado
en un reproche
por un amor que no fue.

Este domingo que llegas
Este domingo tiene olores de bienvenida
esperando el primer vuelo
que salió de madrugada
desde aquella ciudad fría
que me acogió tantas veces para enseñarme
a ser más humano a fuerza de golpes
a sentir todos los amores con sus desgarres y sus profundidades
Sera hermoso verte llegar disimulando el encuentro
de nuestras miradas.
y que nadie sospeche que llevamos el pecho
próximo a estalla.
Pienso que no será necesario correr a ti
porque siempre estas con esa mirada tranquila
a sabiendas que mi corazón solo esta
para ti.

Esos veranos
A Sylvia Luis
240809


El otoño me da tristeza, melancolía
pero el verano
en sus domingos
cuando arde el sol sobre los hombros
y los labios saben a salitre
recogiendo las velas de la tarde
el está entre cada poro de mi aliento
cuando el verano es más caliente
para vivir cerca de su sombra.


Este domingo de cansancio
No estoy para esperar otro amante
el se fue temprano
la orgia llego a su limite cuando no supo descifrar
si la alegría era posible
o acariciar la esperanza de volver a amar.
Salte de madrugada para no ver sus ojos
cansados por los años
sin la frescura de una nueva ilusión
estoy empezando a amarme
mas.

Poemas y otros
deseos


Dedicados
A mi madre
quien admire ováricamente.
A mis tres hijas que
realizaron los sueños
que no pude.
A las jóvenes de mis talleres, con fe.
A las hermanas postizas que
saben cuánto las ame.
Y, a él, que conoció mi fibra mas intima y la respeto.

Tu dedicatoria
De un niño bueno a otro niño bueno
No los puedo ignorar pero allá un niño
israelí busca los ojos de un niño palestino, ¿de que hablaran
cuando se encuentren con el niñito de la frontera norteamericana?

A mi me cerraron el camino hacia la escuela
Pero te escoltan con metrallas y fusiles.
Cuando vayas al mercado, recuerda que a mí me está vedado
acompañar a mi madre a la tienda de los campos segregados.
Los alambrados tienen todavía hilachas de los que saltaron.
El abrazo esta libre como el viento
no tiene donde agarrarse.
La verja ahora esta doblemente reforzada.
Mis manos
podrían desmontarlas.
Por eso temen.
Pero en la Isla Nena no quieren juguetes bélicos.
Lo dicen en un festival.
3’09

Jamsin
Arroparas mi piel casi madura
Como preludio a la primavera que será incierta.

Biografía:
Maria Riquelme


mariapoeta2003@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s