s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Csar Muoz Gmez
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

I
Yo provengo de la lengua blanda. De aquella que se hizo para desvanecer el pánico en las noches del certero tacto. La que se corta a pedazos por sucumbir ante la perfección de tu rostro cielo; ¡El llanto perdido entre las sábanas, el mapa de las constelaciones de tu cuerpo! Soy el trozo contagioso del alma, la lanza del corazón al fuego, la uva envenenada que nada entre los pliegues más profundos de tu sueño. ¡Soy fácil! Tan fácil como la estela delgada del incienso; La consciencia abandonada sobre las paredes de los refugios públicos; y el instinto que justifica concebirte entre los pensamientos más obscuros. Me siento amenazante como un colmillo de marfil hambriento; la sangre caliente que se vierte sobre montañas y tus muslos; ¡Líquido del reposo incompleto! Capricho de mis labios y final irremediable de mis besos.

Soy como un altar que le reza a tu imagen y que se jacta al contemplarse desnudo frente al espejo. Hecho estoy del barro más caliente, y de las manos que en litigio permanente lo transforman. Formo las treinta gotas de vino que han escurrido por tu cuello, y una centena de miradas envidiosas que se asombran cuando te beso. Soy y seré aquel que por ti destruya su mundo y abandone el fin y el origen de todos sus secretos. Seré con toda certeza aquel que preferirá una muerte solemne si viera amenazado perder tu respeto... Yo tengo las manos del artista, las mismas que convierten en palabras al polvo y las caricias en alabanzas tatuadas sobre tu cuerpo. Yo, yo provengo de la lengua blanda; La misma que mira entre dientes como te derrites entre mis labios cuando la noche nos atrapa.

II

Niña de mis ojos, subsistes, tu encanto.
Ángel de la corta espera
alguien que no aguarda su propio ocaso.
Amor de la vida, del néctar del cuerpo
de los pensamientos más extraños;
Eres parte de los sueños eternos
que acontecen en los caminos largos.
Te formaste
junto a los demonios que no duermen sin
noche;
sin la luna mentirosa
y sin los mandatos que corrompen.
No engañas ni el galope, ni el paso,
ni la jornada.
Floreces como la luz de un ciego
y caes como la esquirla sin penumbra
que encarna.
Fuiste concebida un día incinerado
sin aceite y sin fuego;
un corazón encendido que deslumbra
el más oscuro cielo.
En la mañana apagada amaneces;
sin canto, sin lagrima, sin mal postura;
eres una garganta alargada que llama y
detiene el péndulo que se mece
sobre el reloj escarlata que le canta
a los ojos de diamante que te crecen.

III

Hace falta tanto.
La noche, la calma,
la luna acostada en mi cama.
- Tierna virgen -
Haces falta tanto.
El encuentro, la mano,
tu pecho con su sonrisa perfecta.
Hace falta tanto
que siempre un sueño parecería
todo aquello que no se alcanza.
Hace falta tanto,
las horas, los días, esta mañana
que a gotas pasa.
Hace falta tanto
y tu que aún no eres nada
y yo que solo invento caricias
que perturban la calma.
El sexo son buenas intenciones
en palabras no siempre claras.
Hace falta tanto,
la mirada vacía al cielo,
mi mano que hurga sobre
tu cuerpo,
y ese ojo, él que mira sólo las
cosas que pasan dentro.
Hace falta tanto
y siento que no llego y me esfumo,
y me convierto en un gato
o en mi perro.
Salgo de la oscuridad
y grito:
¡Que termine la noche!
¡Que los trenes se vayan!
¡Que la penumbra se haga clara!
y que llegues tú
a ocupar este espacio
que me hace tanta falta.
Hace falta tanto,
la muerte, la vida que está
dormida, los años sabios,
los mares, la nariz fría,
la nostalgia y el buen canto.
Quiero dejarme;
Abandonarme de mí.
Tirado dentro de un bote
o roto en alguna esquina;
pues nadie sabe lo que viene
detrás de cada mentira.
Hace falta tanto,
la noche, tus brazos, el llanto.
Hace falta tanto,
una sonrisa que no pida nada,
la caricia que no confunda
el deseo y esa ilusión ingrata
que me deja creer que si llego.

biografia:

César Muñoz Gómez
, nació en la provincia de Hidalgo en México. Estudió en la Universidad en la Capital de México y trabaja actualmente para el Gobierno de su país en el mismo lugar. Su máxima pasión es escribir su vida en poesía para toda su vida y para todos los demás. Lleva doce años escribiendo poesía y toda clase de arte expresado sobre papel. Las cosas que me tienen vivo, -dice- son las cosas en las que creo, y son esas cosas las que me inspiran a escribir. Tiene un libro publicado, \'Mis demonios y yo\' y está en proceso el segundo.

mugc745870@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s