s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pedro F. Bez
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
Biografia

Poema negro

Mi poema negro
no tiene color:
tiene tintes abismados
de silencio.

Mi poema triste
no tiene llantos:
sólo dádivas ahogadas
de desvelo.

Mi poema sordo
no tiene palabras:
sólo músicas marchitas
-sólo eso-.

Mi poema
maltratado
incoloro
se desgarra.

La noche
cómplice
y yo
presenciando
su fuga
de galopado pavor.

Triste poema
sacrificado
al olvido de inauditas esterilidades
-denso y dulce
como semen de argonauta-.

Venga a ver, luna.
Venga, silencio.
Venga, noche
disfrazada de horas
-amordazada-.

Viejo viento, venga.
Venga
la estrella opaca
de tanto brillar.

Venga
la calma rala,
el valle hollado,
el arlequín
hecho fragmentos...

Venga, ídolo muerto
[más peligroso por muerto].

Venga, mano fina
[polvorienta ave de rapiña de los basureros].

Venga, espiga viril de los gozos.
Venga, imperio destrozado
[cabizbajo y vencido imperio].

Venga, virgen.
Venga, loba.
Venga, niño
con máscara de mocos
huérfanos...

[Mi poema negro
se va
desvaneciendo;
caliente la sangre afónica
de su vena
marina y rota:
se lo traga el olvido...

Se lo traga].

Poema para dos

- Silencio...
- La hoja se desmaya
suspendida del miedo.
- Silencio.
- A esta hora
la medianoche clara
traza un círculo de presagios.
- Y los peces beben el deshielo
de las almas solitarias...
-Y los pájaros lloran otoño
en la quietud terrosa de su rama...
-Y el glaciar de tus ojos
se viene en olas de escarcha...
- Ahora que todo es perfecto
despertamos al olvido
del insomnio
rodando hojarasca abajo
asidos a las crines de la muerte...
- Caballo cansado.
- Caballo sin fuerzas.
- Caballo que huele
a yerba de los cementerios...
- Caballo.
- ¡Silencio!
- La hoja se desmaya.
- Temerosa.
- Suspendida del miedo.
- Hojarasca abajo
en la hojarasca de la muerte.
- ...
- ...

Sideral

[Se sugiere Los mareados, de Ástor Piazzolla como complemento musical del poema]

La hora escasa
invadida.

Soles muertos.
Lunas suicidas
me rodean.

Atrapado
en el vestigio del tiempo
extinto
-donde no marcan
relojes
inútiles-
sólo
la cadencia de mis párpados
ahuyenta
tranquilidades.

El año es
un ave que arrastra
sus plumas de polvo
preguntando a las estrellas
si existen descansos
en los cielos venusinos
de sus vuelos sin regresos...
[y me voy con él
como se va mi edad].

biografia:
Pedro F. Báez

Nacido en La Habana, Cuba. Emigrado a los EE.UU. en 1980 donde reside actualmente, en la ciudad de Los Ángeles. Autor del poemario \'Insomnia\' [Ediciones Universal, 1988]. Colaborador en numerosas revistas y periódicos en español de los EE.UU. Actualmente publica diariamente en su bitácora [blog] bilingüe Pedro\'s Island [www.pedrosuniqueblog.com].

pfbaez@earthlink.net

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s