s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ramiro Lagos
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia
Caupolicn, titn mapuche de la resistencia. Vase apostilla final.

CAUPOLICAN

Por Ramiro Lagos


Caupolicn! Caupolicn!. Macana
de Amrica, columna de granito.
Roble abrindose paso al infinito,
hroe de accin y resistencia ufana.

Titn de nervatura americana.
gladiador colosal, soberbio mito,
superhombre mapuche en lid del hito
epopyico en bronce : La Araucana.

A prueba de martirio, sin intriga,
Triunfa como caudillo al levantar la viga
Contra el cruel invasor y sin empacho,

Poniendo en alto el peso de su raza.
Si para jefe le sobr coraza,
pudo ponerse el mundo por penacho.

APOSTILLA : Caupolicn es el nombre del hroe colosal de los indios en regiones de Chile colindantes con Argentina y, habitada por los mapuches, llamados tambin araucanos.Caupolicn es es el caudillo central herico de La Araucana, primera epopeya indo-americana cantada por el poeta espaol Alfonso de Ercilla, ferviente admirador de su raza de bronce,quien reivindica su lucha en pocas del primer colonialismo en que se usurpan

sus tierras ancestrales . Ruben Dario es el primer poeta paradigmtico que le canta al gran caudillo mapuche, introduciendo desde el siglo XIX en su libro Azul, el perfil del indigenismo indo-americano en la poesa modernista. Caupolican, como smbolo de la resistencia contra la usurpacin de sus tierras y contra el nuevo colonialismo y opresin del sistema, se actualiza hoy cuando el gobierno acusa a los mapuches de activistas y de criminales por lanzas sus antrochas incendiaras contra las haciendas de los terratenientes que invadieron nuevamente su tierras. Se les llama por ahora activistas.Hay temor de que se les llame terroristas o comunistas, palabras de trunco inventadas por la oligarqua oficial para justificar su accin represiva.

El soneto 'Caupulian' de Ramiro Lagos, ahora actulizado, aparecio por primera vez publicado en su libro 'Testimonial de las horas grisis', publicado en

Epana en el 1964 y,luego premiado de vates santandereanos por poetas en jurado, de la talla de Aurelio Arturo y Jorge Rojas.

Apstol laico liberador
[Hacia una pica cristiana liberadora]

Teologa del hito americano
por lo testimonial del cristal visto
con las llagas de Amrica y su Cristo,
es predicar la fe de ser cristiano.
Dios est con nosotros: en lo humano
y en el divino est del cuerpo mixto,
Y cual hijos del Dios de la justicia,
somos hijos tambin de su milicia.

La justicia es bandera blanca o roja
sin que Marx intervenga en sus colores,
es de paz, es de amor, con los fulgores
que el Cristo de los rayos nos arroja.
La justicia sin Cristo es coja, coja
si son falsarios los predicadores,
pero con Cristo es marcha misionera
y del padre de Las Casas fue bandera.

Desde Las Casas la leyenda oscura
es la noche del indio ya oprimido
por los encomenderos, y abatido.
Mas predicando el fraile la Escritura
del Nuevo Testamento es la figura
del Cristo Redentor al pueblo unido
con su voz misional, lo sabe Roma
que recoge sus ecos Guamn Poma.

Pionero de la vera teologa
justiciera de Cristo en su desande,
es Guamn Poma, Inca. En l se expande
del indio con fervor su teogona
unida al Cristo roto en su agona,
el Cristo misional de ande en ande
que lleva en el Per sus llantos rojos
con la sangre de Cristo entre sus ojos.

Nueva Cornica y Buen Gobierno
es palabra textual y la pintura
de imgenes terribles. Su lectura
es infernal visin, es el infierno
que vivan los indios, y del averno
se levantan espectros que pavura
produjo al universo, y testimonio
lo dio Guamn ya viendo al demonio.

La conquista con crmenes sin Guerra
que a Atahualpa mat y a Tupac mata,
que reduce a los indios y los ata,
los vuelve parias y les roba tierra,
no fue del Nuevo Dios, pero si aterra
ver la Biblia con manchas de escarlata.
Si no matar es quinto testamento,
no se tragan los indios ese cuento.

Proeza colonial, que mal se enhebra
a travs de la Historia pecadora
es matar al infiel porque l adora
al sol como a su Dios y a la culebra.
Con la sierpe emplumada se celebra
la adoracin ritual que se deplora,
mas hay cultos cristianos con afiches
de imgenes sagradas, cual fetiches.

Con la imagen de un dios resplandeciente
de rayos de justicia, poderoso,
Dios trigal, pan del cielo, bondadoso,
el indio adora al sol hincadamente,
lo adoraron los incas, y en su mente
era adorar la imagen de lo hermoso,
de la csmica luz del Universo
en que crey el amauta con su verso.

Es la imagen de Dios, lo luminoso
del cosmos con sus lampos, sol divino
con sus rayos que abrazan el destino.
En l crey Tupac, mas fue cristiano
por conversin de fe, sin ser pagano.
Y sin embargo fue fatal su sino
que a nombre de la cruz y con qu saa
perpetr el crimen el Virrey de Espaa.

A nombre de la cruz del virreinato
a Tupac Amaru lo descuartiza
la furia colonial y canta misa
quien bendijo con crimen su curato,
mas con orgullo justo en su alegato
el inca Guamn Poma bien precisa
que el crimen virreinal con su prelado
deja al viento del cielo sublevado.

Fue instigador Francisco de Toledo,
el virrey del Per del genocidio.
Lo acusa Poma de aplastar al indio,
de matar a Tupac, y apunta el dedo
acusador a quien importa un bledo
que se cumpla el histrico homicidio,
acusando al virrey y a su excelencia,
el cmplice prelado por su anuencia.

A Tupac Amaru se le venera
en la Iglesia de Cuzco, donde yace.
cantado el requiem,el requescat in pace
y empiezan a adorarle cual si fuera
el santo de los indios en su era,
mas no quiere el virrey que al culto pase,
para evitar mistificar al Inca,
pero ante el mrtir la piedad se hinca.

Nombrando el cruel virrey a sus prelados,
a cristazos rein con cristos rotos
con esa teocracia de devotos
del dios del oro y de lingotes, dados
a crear el imperio con cruzados
y militares rdenes con votos
y aquesa teocracia que se alaba
ha imperado en la Amrica, la esclava.

El va crucis del indio y su pobreza,
con la mita esclavista del tirano,
lo denuncia Guamn por ser cristiano,
y conlleva la cruz con entereza,
la de pobre oprimido, y as empieza
su misin, cual lo hace el franciscano
y el jesuita con su luz y acciones,
cual si fuesen de Cristo sus misiones

Apstol laico del Per con fama
de ser prncipe all con alto mando
entre su tribu incaica y en comando,
prende Guamn la fe del pobre en llama
para luchar por l y antorcha inflama
ante el rey espaol, fiel, abogando
porque se haga justicia y que se obre
para reivindicar al indio, al pobre.

Cual si fuera Guamn de Dios profeta
siente que Dios le inspira su mensaje,
su fervorosa fe, le da coraje
y la luz que ilumina su alta $3>,
levantando su voz y su corneta
y as su santa lid tom el viraje
de ser liberador del indio, y toma
como la Biblia suya, Guamn Poma.

Sobre la Biblia escribe, pinta, traza
configurando textos, dando al arte
su pico relieve en toda parte,
donde el mensaje llega y se acoraza,
ante el rey, ante Roma, ante su raza.
Su voz en sacra lid fue el estandarte
de un prncipe indio que con Suma
Teolgica, real, arma su pluma.

Ha pintado Guamn en su bestiario
lo que son animales de su tema:
la zorra, que es doctrina del sistema,
con la sierpe y el tigre sanguinario.
Y el len de encomiendas y el sicario,
ratn cacique del gobierno emblema
y el escribano gato; que l escriba
lo que quieran la curia y los de arriba.

Trabajando sus noches en la mita,
slo se paga al indio con tortura,
se le cuelga de pies con saa dura
y si tiene terruca se la quita
el fiel encomendero. Guamn cita
como testigo a Cristo en la figura
del pueblo indio, e iracundo
le grita la verdad al sordo mundo.

El defensor del pobre, al indio enmarca
entre los animales y se aterra
sufriendo pesadillas en la tierra
donde al indio tatuaje se le marca
como esclavo, y Guamn su ceja enarca
contra el tirano y santa ira encierra,
y al cielo clama y al tirano grita
por oprimir al indio con su mita.

Siendo prncipe inca no presume
de su regia presea y va marchante
entre pobres metido a mendicante
y es caudillo del pueblo que consume
su energa a luchar sin que se esfume
el odio del virrey, y que se cante
que fue un hroe luchando con su pluma
y con sus clara voz, libre de bruma.

En su Nueva crnica se pinta
con su diseo de crueldad la afrenta
de encadenados indios y presenta
la sangrante opresin que fiel sucinta
un memorial de agravios, y la tinta
del apstol del pueblo, no de imprenta:
es la sangre del indio, es escarlata
del corazn del inca a quien se mata.

Mas, sus gentes, testigo Guamn Poma,
al ver que descuartizan al caudillo,
comienzan a dudar de tanto brillo
que se le da al sermn aqu y en Roma
a esa teocracia que se toma
a la cruz cual fetiche del Castillo.
Y al dudar ya la tribu traicionada,
tiende a Peripatambo su mirada

Edific, con todo, la esperanza
en la fe y la justicia, mas pregunta:
dnde est el Dios del cielo, apunta
el apstol Guamn y avanza, avanza
armado de la fe y no de lanza,
y vuelve a preguntar con pluma adjunta:
dnde est el rey Felipe de gran misa,
mientras sufre la mi tribu y agoniza?

No es la Iglesia de Roma la que ataca
Felipe Guamn Poma ni a romanos,
es al Csar teocrtico que manos
se lava, y palaciego se destaca
cubrindose de oro cual su capa
con la pompa imperial de los paganos
mientras se entrega a Cristo maniatado,
como el indio harapiento y azotado.

La pica cristiana en pie de Historia
tiene mrtires, hroes en la indiada.
Fue Tupac Amaru en la Cristiada
de los indios de Amrica una Gloria,
y aunque fuera truncada su memoria,
la pluma de Guamn, no con la espada,
rompe el falso evangelio, y devoto
clama a los cielos con su Cristo roto.

Apostilla: Este poema est inspirado en la obra titulada Guamn Poma de Ayala, Pionero de la Teologa de la Liberacin cuyo autor es Manuel G. Castilln [editorial Pliegos, Madrid]. El doctor Castilln curs estudios teolgicos y actualmente dicta cursos de literatura colonial hispanoamericana en el Departamentos de lenguas romances en University of New Orleans, EEUU. El autor cubre varios captulos comentando las fuentes y textos de la teologa de la liberacin. Al tocar los textos de la Nueva Crnica y buen gobierno del indio-hispano Guamn Poma de Ayala, establece las diferencias de la conquista espaola: la negativa de la lanza manchada con sangre de indio, y la positiva de la cruz iluminada por el evangelio puro. Toca la etapa colonial del Virrey Toledo, caracterizada por su crueldad con la complicidad del clero alto asociado a los encomenderos y a las reducciones de indios, para quitarles las tierra y enriquecerse en tiempo del dominio de Lucifer, enemigo de Dios y de los cristianos[Sic.]. Pero la parte positiva que en que enfatiza Manuel Garca Castelln, citando a Guamn Poma de Ayala, es la que se refiere a la verdadera misin apostlica de los franciscanos y jesuitas. De stos dice: maestros de artes y latines, laguaraces de la lengua ynga, quichua, aymara, chinchaysuyo, [quienes] con su amor y caridad vence a todo el mundo y con temor de Dios trae a los pobres para su salvacin de sus nimas con una palabra: a los hombres dice hermanos y a las mujeres hermanas. No tiene cosa suya; todo da limosna a los pobres como los frailes franciscanos La Compaa de Jess [diferencia de otro clero, esto lo comenta Guamn, que no quiere ir a Castilla rico ni quiere tener hacienda, sino su riquesa que es nimas [490]. Cita de acuerdo con el habla primitiva de la poca, de Manuel G. Castilln de su libro en mencin, p.104.
Tomado del Libro de Ramiro Lagos, Rimado del Cristo Roto, Edic. Sic,Bucaramanga,Colombia,2008

SONETO AZUL
por Ramiro Lagos

Azul, azul, se reza y se matiza
como color del cielo; all est toda
la tradicin celeste, el alma goda
que canta sus latines de alta misa.

Azul, azul, color que simboliza
una ilusin de gloria y es la oda
del convivir en paz, cantar de moda
y !oh gloria inmarcesible en paz sumisa.

Torren del celeste firmamento,
levanta su estandarte contra el viento
bajo el color del cielo, y tan devoto

el gran partido que de azul decora
su oriflama feudal, ferviente ora
para ganar su salvacin con voto.


SONETO ROJO

Ser rojo al estilo colombiano
es ser liberal que prende mecha
votando con pasin por la derecha
que se tine de azul de mano a mano.

Votar a rojo, no se vota en vano
por esa izquierda de la vida estrecha
sangrante en roja entrana y no pelecha
bajo la bendicin del Vaticano.

Ser rojo al estilo en que se diga
es dar su voto por la eterna miga
o por el rico pan que se subasta.

Y aunque la masa se vista de colores,
votar a rojo, si calma con fervores
el hambre popular, el voto basta.

SONETO TRICOLOR

Amarillo es color de todo oro
con que la patria el hambre menoscaba
y azul es el color que ms se alaba,
es del cielo la franja del decoro.

Y el rojo de esta patria donde moro,
es la pasin armada que no acaba
de desarmar su idea y lucha traba
entre las dos cornetas de su coro.

La tricolor bandera dividida
emtre los tres matices, deja herida
la patria en dos mitades,y su $3>$3>$3>

es la paz justiciera, y se proclama
que tanto oro y sangre prende llama
y tanto azul es cielo de poeta.


Poemas del libro inedito HUELLAS DEL CANTO

Biografa:
Ramiro Lagos


Ramiro Lagos, escritor colombiano, nacido en 1922. Autor de 26 libros de poesia,ensayo y textos antologicos. Entre sus obras poeticas se desatcan la siguientes: Testimonio de las horas grises, Cantos de la epopeya de America, Cantar de otros cantares, Frutologia de Eros,poesia y pintura y Rimado del Cristo Roto. De sus obras ensayisticas sobresalen: Ensayos surgentes e insurgentes, Vanguardia de Pluma errante. Las antologias mas conocidas internacionalmente son: Mester de Rebeldia de la Poesia Hispanoamericana, Voces Femeninas del Mundo Hispanico y Poetas sin ronteras. Ha sido profesor de la Universidad de Notre Dame, Indiana, y de la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro. Actualmente se le distingue como Profesor emeritus de esta Universidad. Datos bio-bliograficos mas completos se emplian en el libro de la escritoras chilena Alicia Galaz-Vivar Welden, titulado 'Ramiro Lagos, voz epica de America-sagas biograficas de su poesia, Editorial Sic, Bucaramanga, Colombia,2007.

r_lagos45@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s