s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Esteban Castao Osorio
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia

Los Jardines de Helena

Enamorando tristezas con un beso
bajo la fría caricia del olvido,
donde la lluvia ya no cae si no reza;
la noche es compañía de este vino.

Bailando los compases del ayer sin lirios
hechos desnudez profunda, sin sentido
van los pasos al abismo vagabundo,
esperando la llegada de un último segundo.

Desdibujando la vida en mil y un puntos
lloran los jardines del sueño invernal,
ocultando las espinas en medio de la copa...
Perenne en el auxilio del cristal.

Helena ya no existe en tristes versos
mientras canta al absoluto vacío,
entregando suspiros de mar y Luna
a primaveras en otoño consumido.

Deshojando la piel en libertad,
creando grietas y camino,
rompiendo del violín su arco
en ríos de tiempo no vivido.

Marchitando soles en noche solitaria,
vuela un arpa sin notas de sonrisa,
sembrando nostalgias; blanca melancolía.

Espacios de silencio, huertos ya perdidos,
los jardines de Helena...
Dulces gritos de un adiós.

Más allá del Mar

En el horizonte, cuando el sol va muriendo
se muestra el infinito hecho sombras
los cuervos anuncian la llegada de la noche
y los ciegos hechizados cantan a las estrellas

Más allá de la noche donde reside el dolor
se oculta el sello, para romper con la maldición.
Más allá del infinito se encuentra el elixir
que adormece las almas, para revivir el amor.

- Escucha la sinfonía, es hermosa y sublime
- ¿Porqué no la puedo alcanzar?
- Aún no estás lista, deberás esperar
- ¿Esperar para qué?
- Para ir más allá del Mar.

Recogiendo poesías que sangran
otra alma, cosecha su redención...
Aún no lo ve, su alma es ciega,
su corazón mortal es la salvación.

- Recorre el camino, navega los mares
- Es un viaje a la eternidad de los sueños...
- Deberás hacerlo
- ¿Por qué morir en el intento?
- Para encontrar los secretos.
- ¿Secretos de quién?
- El mar a tí, revelará sus deseos.

Más allá del mar, aguarda el tesoro
un arcano secreto, por todos buscado...
por ninguno, aún conquistado...
- Abre el cofre, libera tus sueños.

Más allá de si mismo, busca el camino
el caminante sin rumbo, de los días sombríos
llevan sus manos un corazón, en su pecho sangre...
- Cuida de tus heridas, éstas vivirán contigo.

Va a la costa del vacío, quien en triste día
su vida entregara a la plenitud de sus penas...
Va al abismo de las gaviotas, a seguir su vuelo.
- Ve con ellas, vuela al infinito de los tormentos.

Moribundo va un reo, esclavo a sus pensamientos
desea enterrarlos, y dejarlos en el pasado...
volverán a él, no podrá escapar de ellos
- Perdónate, más no olvides quien eres... libéralos

Llega el alba, y la estela del mar se levanta
un nuevo día comienza, el Sol ya se asoma
la llave en su mano sostiene y al amanecer clama
- Ve con la Luna, sumérgete en el mar de los sueños.

- Oltre il mare aspetterò, oltre il mare troverò
[Más allá del mar esperaré, más allá del mar encontraré]
la pace che cerco, la speranza la mia anima
[la paz a mi corazón, la esperanza de mi alma]
ha atteso così brami... Oltre il mare aspetterò.
[que tanto he buscado... más allá del mar esperaré]

Ilusión

Tintas que se besan sin presagio
empuñando duelos de un amor,
escurriendo tiempo como cielos.

Cuervos en la habitación desierta,
copas en la esquina obsoleta.

- ¡Grita! mientras te cierren el alma -
- Llueven los cuando de nuestra ausencia -

Tres días de camino al infinito,
pasos van atrás... Caen las auroras.

- Busca en tus ojos un ayer -
- Duerme en mis silencios -

Palpitan calles entre nubes,
se estrechan manos y cristal.
Luces que se apagan y se esconden,
rostros consumados a la pared.

- ¿Ves mi reflejo en tu café? -
- Soy sólo humo en tu cigarro -

Mares de aposento inerte en trizas,
letras que se huyen con sigilo;
teclas de piano que enloquecen...
Peces como sal entre la arena.

- Acaricia cada una de mis esquinas -
- Las sombras no podré abrazar -

Partes del exilio en manuscrito perenne,
vientos que se chocan tras las puertas.

- Ve a la mariposa renacer entre rosas -
- La belleza nunca nace, sólo se marchita -

Lunas que aúllan entre líneas,
el arpa embelesada, ríos hace surgir.
Conciencia colapsa al medio día,
tristeza venera sus pies.

- ¿Plantarías una sonrisa entre mis lágrimas? -
- Te dedicaría mi vida, el resto es ilusión -

biografia:
Esteban Castaño Osorio


esteban20031@msn.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s