s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Daisy Valeska Alcaino Jaramillo
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

A Joaquin.

Cuando era niña, no sabía el significado de la palabra ciudadano, suponía entonces, que aquello implicaba las mismas obligaciones que tenían las hormigas, esconderse durante el invierno, pero salir en verano, para mi nunca fue antónimo la palabra \'ser humano\'.

A veces celebrábamos las fiestas patrias, los natalicios y cuando papa tenía dinero, hasta podíamos compartir un plato de lentejas con Cristóbal mi hermano, mama pensaba que las lentejas traían suerte y que de comerlas en navidad, podríamos algún día, cenar cordero.

Papa trabajaba de forma esporádica como barrendero en alguna desolada plaza de cerrillos, y nunca permitió que le llamaran barrendero, el se consideraba un artista, una especie de artesano de hojas de otoño, y siempre nos decía que el otoño era la promesa de mañana. Han pasado casi veinte años desde entonces, y aun cuando camino por Santiago veo a mi padre reflejado en los rostros de los miles de ancianos que pueblan las calles de la urbe, para mi todos artistas, me acostumbre a contar las ojas de los árboles y hasta aprendí de memoria la cantidad exacta de ojas que caerían de mis nogales.

Cuando yo era niña, fui testigo de la insolente pobreza de los anónimos de mi patria, me convertí en enemiga del sufrimiento ajeno y me repetí una y mil veces; duro el corazón, duro el corazón, y entonces comencé a escribir, a escribir acerca de todo, acerca de la vida que teníamos y de las vidas que hubiésemos querido tener, me pasaba horas observando a las hormigas, por que creía firmemente que las hormigas eran las viudas de las cucarachas, eternamente olvidadas por los humanos, desconocían el coraje de sus vidas y las suplicas de sus espacios vacíos, las envidiaba en invierno, cuando el agua nos mojaba hasta el cogote , las buscaba en otoño, pero las sorprendía en primavera, husmeando entre mis dulces y los tarritos de Nutela de mama. Tenia en ese tiempo un amigo, le decían el Martín Vargas, pero su nombre era Joaquín, un poeta pequeño que no tuvo tiempo de escribir su obra maestra, pues el hambre hizo estragos y las bestias se lo devoraron, con Joaquín nos dedicamos a perseguir hormigas en los patios de la escuela Regina Mundi, quizás el Martín Vargas fue mi primer amor, no podría saberlo, cuatro semanas después que descubriéramos la civilización desdeñada de las hormigas sin casa, fue hallada su valija destrozada, cuyo único tesoro era un soldadito de plomo, una lupa para detectar hormigas , y una carta para su madre que decía; \'si todavía me recuerdas, me dicen Martín Vargas.\', nunca mas supe de el, sino hasta quince años después, me entere que lo habían asesinado, que golpeo fuerte, que se retorció hasta los huesos y que lucho por aferrarse a la vida, y que como un hombre, jamás desistió.

\'Querido Joaquín, se que no me escuchas y que las bestias te devoraron, que me demore años en escribirte esta carta, quizás por temor, por vergüenza o falta de coraje, preferiría que fueses tu, con tu sabiduría que todo lo puede, quien me juzgase a mi ahora.

Quiero contarte la historia de las mil y una noches de los niños de mi tierra, quiero decir que no he cesado mi lucha indomable, en busca de las hormigas que un día descubrimos, que he decidido ser escritora y que no me importa cuan dichosos sean mis años venideros, no olvidare que cuando yo escudriñaba secretos bajo la tierra, tu descubrías los tuyos para no sentir hambre, por que ambos recorrimos la misma senda y compartimos el mismo cielo, no cesare mi lucha, aunque parezca utópica y sea yo
la única en este mundo interesada en las hormigas y las cucarachas, prometo regar con sudor y fuego cada pagina de mi vida y eso, es irrevocable.\'

biografia:
Daisy Valeska Alcaino Jaramillo

soy una joven estudiante de Periodismo de la Universidad Uniacc, que goza de unos dichosos 21 años, que ademas sueña con un mundo mejor, aunque utopico paresca sonar,
mi biografia no es muy extensa, mi biografia la escribo y la reescribo, la leo y la corrijo tal y como diria Sabela: a fuego,la escribo con las tripas y en llmas.

daisy.alcaino@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s