s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cristina Validakis
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
criskis17@hotmail.com.ar
Biografia

Cristina  Validakis

Cristina Validakis, escritora, poeta, gestora cultural, docente. Cursó estudios de profesora para la Enseñanza Primaria y de Psicología en la UNC, trabajando en el ámbito académico durante 29 años.

Recibió numerosos  premios en diferentes Concursos Literarios, nacionales e internacionales  como el Tercer premio en Novela de la Sociedad Cordobesa de Escritores 2001, Tercer premio de poesía Concurso Sala de Togas España 2013, Tercer Premio en el III Concurso de Poesía  2012  y finalista en el Certamen ADEPA Perú.  Diplomas de honor en diversas partes del mundo.   Publicó muchos de sus trabajos seleccionada por concurso para formar parte de más de más de 30 Antologías Fue distinguida junto a otras escritoras cordobesas por la Legislatura de Cba. y declarada Benefactora de la Cultura por la Legislatura  al participar como panelista en  la Semana del Libro y el Autor Cordobés 2005. En el año 2006 recibe mención otorgada por la Biblioteca Justo José de Urquiza de Río III en su Premio Bienal a los artistas de la ciudad en el rubro Literatura. Publicaciones en España e Italia 2009 a 2015. Membrecía en Eliluc Miami. 2013

Publicó el libro “De Raíces y Huellas” de Ed. De los Cuatro Vientos, Libro de novelas cortas- 2005 y el poemario “Entre Vuelos Mareas y Zozobras” Ed. Hesiodo 2015

Tiene dos poemarios, un libro de cuentos y tres novelas escritas aún inéditas  participando en estos momentos en diversos concursos literarios internacionales y otra novela en elaboración.

Como Gestora Cultural ha sido  Presidente de la filial de AMA ( AMÈRICA MADRE, Institución Cultural Internacional) en Río III desde el año 2010 al 2014 , recibiendo el Segundo Premio al Voluntariado Cultural otorgado por la UPF ( Federación para la Paz Universal) por el Proyecto cultural “Desde la Vida por la Paz” el cual también fue declarado de interés legislativo por la legislatura de Córdoba.– Cofundadora  del Café Literario en Río III “Entre Música y Palabras” 2011-2012 , recibiendo el mismo el Primer premio de la Biblioteca Justo José de Urquiza en el Premio Bienal rubro literatura.

Organizadora del I Encuentro de Escritores de Río III 2012  y del II Encuentro de Escritores de Río III 2013. Asistente a diversas ferias de libros, Encuentros de Escritores y disertante en el Congreso Educativo Río Cuarto 2005 con el proyecto “Novelando la historia” Charlas sobre la novela histórica.

Presentadora de libros de diversos autores: Cristina Bajo, Omar Martin entre otros.

Delegada Cultural y Moderadora de la UHE (Unión Hispanomundial de Escritores) 2012- 2015. Miembro de REMES y de SVAI. Embajadora de la Palabra 2015- Museo de la Palabra Madrid, España.

 

EN LA CIUDAD DEL EGO...


En la ciudad del Ego/ donde todos

 se calzan a diario / sus absurdas vanidades

y exponen en vitrinas / los maniquíes sordos

perfectamente ornamentados/ de disfrazadas angustias

                  y perpetuas soledades...

 

En la ciudad de los dilemas/ donde ya nadie sabe

otra razón  de su existencia/ más que el superfluo

acumular de bienes/ y triunfos materiales.

Donde la lisonja se paga / con las propias dignidades

y los diplomas se obtienen/ por la habilidad de construir

                                               mentiras y falsedades.

 

En esta Ciudad del Ego/ donde los sueños,

se diluyen de manera ineludible/ en necrosas ambigüedades

y los príncipes son sapos /con trajes dorados

desfilando a diario / sus novedosas vanidades.

 

En esta ciudad, del Ego/ donde se vende al prójimo

se olvida al niño/ y se discriminan

por considerarse inútiles / valiosas ancianidades

donde todo tiene el precio/ que alcances a pagar,              

y tu valor se mide/ por lo que abonas

                                con tus iniquidades.

 

En esta ciudad, en ésta... / de insensatas mortandades,

tengo miedo de mirar / y no encontrar,

mis  sueños y  mis verdades...

Tengo miedo de creer / que la magia se nos fue

y todo está del revés/ vestido de cinismo

                                   e inútiles crueldades.

Tengo miedo de morir / porque no superé

   mis mezquinas superficialidades.

 

En la  ciudad del Ego/ donde todos se calzan a diario

sus absurdas vanidades, no lo olvides:

de lunes a viernes/ no salgas sin tu máscara,

 tu disfraz de falso héroe / o tu cartel de victimario

para comprarte un espacio caro/

                          deambulando por las calles.

 

Nadie espera que te muestres/ tal como eres,

ni que expongas / lo que sientes

                               angustiado en soledades.

 Y al fin,  habrás ganado el derecho

de salir vestido/  con tu ropaje de sábado...

recorriendo con hipnótica codicia/ los lugares comunes,

 donde todos muestran / orgullosos y ufanos,

                             sus perpetuas iniquidades...

Sólo  el domingo puedes gritar, llorar, rezar...

hasta agotar tu voz/ hasta  quedar inmune/                        

                             y  libre de  tus dolores...

                                    deambulando por las calles.

Al fin y al cabo... /nadie lo escuchará

                         ni lo que grites /  ni lo que guardes.

     Hay silencio... todos duermen...

     Hasta el Ego necesita/ descansar sus miedos

                              sus ambiciones...

                                   Y sus  absurdas vanidades...

                                              

MIRADA DE POETA

 

Esto de caminar los sueños

con ojos de niño

y recorrer senderos nuevos

donde se despeñan las ansias

y se acurrucan los silencios.

Oyes la voz, vertiginosa de deseos

que pugnan por salir

y les abres la puerta

con forma de verso.

 

 

Entonces las hojas de los días

me dejan abrazar las palabras

y dibujarlas

en el arco iris del misterio.

Y debo susurrarla en los crepúsculos,

como si fuera un pecado

darles vida.

O anestesiarla en las noches

para sucumbir al sueño

de las utopías.

 

Eres tan necesaria, como inconstante…

También te tornas dura

voraz, e imprescindible.

Por eso te recorro, y te busco incansable

te apreso y te dibujo

en los renglones  de la vida.

Y algunas veces, cuando los árboles deshojan mis miedos

y el corazón me expone sus misterios

te encuentro, te adivino y te pinto

música de mi carne hecho desvelo.

Dejo que te atrapen, sigilosas

las tintas de mis dedos.

Porque eres de espuma

de sal , luz y  alegría.

Y cuando te dejo vivir…

Simplemente  ¡eres poesía!!!!

 

 

POR LA PAZ   

   

Voy...

navego en la marea disidente que aún cree,

más allá del temor y la impiedad

en esta selva de espantos donde la inocencia

sólo nos condena al destierro de los sueños

o al vacío de la soledad.

Aun así, deambulando… en esta selva de miedos

o en el desierto absurdo de las reglas para amar

extiendo mi mano ingenua y desnudo el alma en quiebra

en busca de la paz.

Dicen los silencios oscuros de las calles

que hay miles que sufren

mientras los poderes y las ambiciones

se vuelven impunes.

No hay reglas, ni leyes en el ruedo ilógico

de esta sociedad

donde amordazados, por propias condenas

tememos optar, por la ley de amar.

Entre mil naufragios y calles oscuras... voy.

Navegando… deambulando… en la marea disidente

del temor y la impiedad

pero aún me atrevo a tomar las manos,  

a diseñar sueños 

y a orar por la paz. 

 

CRISTINA VALIDAKIS

 

ENEMIGOS EL PASADO

' ... y el oscuro enemigo que nos roe el corazón
crece y se fortifica con nuestra propia sangre...'

[Baudelaire]

Hay enemigos... tan duros, tan persistentes...
tan imbatibles... bien lo sé
Enemigos tan imaginarios como reales
a los que el alma, a veces terca,
otras ingenua, se solaza sin razón.
Pasiones indomables, amores fallidos,
prejuicios absurdos, creencias inmunes...
amargas decepciones y recuerdos oscuros...
sentimientos impuros
pensamientos corrosivos...
bien, lo sé.
guerreros que dominan
-cebados y envanecidos-
con el engañoso arbitrio,
que les brindó el ayer.
Sin embargo, ese martirio aletargado
es como un río pestilente y oscuro
de aguas muertas y estancadas
donde, lo más seguro es que los sueños
sean nieblas evasivas....
y la vida... agote su sentido y extinga su fe.
¿Quién puede, me pregunto, seguir alimentando
con nada menos, que su propia sangre
ese río, venal y maquiavélico
que sólo puede anegar el corazón?
¿Quién puede entregarle sus certezas
a la decepción, o al miedo,
cederles, sin ninguna resistencia
el dominio, del propio timón?
Es más válido perderse en unos ojos
que navegar a la deriva
del descontento, o la aflicción.
Es más simple someterse
al designio desconocido de un ángel
que alimentar los antiguos demonios
de la propia desazón.
Hay enemigos, imbatibles, bien lo sé,
duros... resistentes...
inconmovibles...
solamente hasta que encuentras el amor.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s