s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mario Aguilar Bentez
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia
Caballeros de Visita

Dedicado a R.T.

Hace 28 aos te vi por ltima vez y no habas cambiado
Esa maana que paseabas por los corredores spticos
Del hospital donde yaca tu hija, sueo y conciencia
Y parecas un Quijote de antao vestido para la visita.

Y los molinos te cimbreaban en la lontananza del pasado
Esa voz que habas escuchado antes y que te deca 'arrisgate'
Pues una hija es una hija y los que llegaron pitucos solo aire
Mientras que con todo tus desastres contemplabas a otro desastre.

Y ah estuvo la posibilidad, el de aos de poder saludarse ah
Y nunca pas pues los caballeros de visita se miraron solamente
Y claro el silencio rond hasta que t decidiste atacar la puerta
Y tomar la delantera seguido por el ms joven que iba hacia la popa.

Me pregunto si te diste cuenta que hacamos historia y desafo,
Me pregunto si te diste cuenta que al salir de tu historia ida
Entrabas hacia el tiempo del secreto, de la subversin, de quem,
De la partcula diminuta y de las posibilidades ecuacionales, s.

Y al dar la mano al pasado te conjuraste a la ronda transversa
En que los tres unicornios comenzaban a girar sobre un pasado
Que se converta en otro tiempo, otro espacio, otra guerra, una,
Quizs la ltima librada por los caballeros como t antes de poder.

Y as fue que me alegr de verte, que me emocion de tu voz,
As fue como las galaxias en conexin ya no fueron las mismas
Pues los caballeros del pensionado transaron su honra por ella
Y me temo que el futuro no ser igual, ser un tesoro misterioso.

Y al despedirnos fuiste al trfico urbano sin darte cuenta ya
Que el espacio no era y el tiempo se haba ido, salvo por algo,
Ya no haba una configuracin maligna salida del norte sin ton,
Habas llevado tu honra a tus palabras y finalmente tu hija sonrea.

A Mario Benedetti

17/05/09

Pastelones sudados y pisos carcomidos fueron all
Y mientras recorra el pavoroso lugar de la Grimaldi
Encontr tus versos en el mural, tus palabras llevadas all
Tu sentimiento por lo que pas tantos veces y no par.

Aunque lo quisieron, aunque lo pudieron, aunque no pas
Y con tu bigote grueso representaste la poesa del miedo
Esas gaviotas alzadas que como t debieron partir al exilio
Debieron partir como t a otra patria, a otra ciudad, all.

Y Mario, tocayo, me inspiraste, me diste la posibilidad
Dentro de la imposibilidad de recordar el palacio de la risa
Cuando te escuch y supe que los mundos estn llenos de memoria
Y las cabezas llenas de olvidos, sobre todo las de los no-poetas.

Y el golpe del 73' afect no solo tu vida, que sigui brava
Sino que estuviste 10 aos lejos de Luz por la persecucin
Y supiste reenviar los cos aliados que cercenaron asesinos
Pero que al final se llevaron la muerte de Luz, hacia el infinito.

Amaste poeta, amaste y sufriste, pero tu pasin por el ftbol
No te dej, y la melancola por tu amada te hizo trabajar la negacin
Aunque pudiste haber hecho otras cosas, y haberte dedicado a eso,
Evitar la negacin y vivir tranquilos, pero no lo hiciste, y te saludo.

Tiempo de muecas

6/09

No me digas que ya no sueas con ellas
Las muecas de todos colores que marcan
La vida, el paso del tiempo, los aos pasados,
Los presentes, los futuros, la subversin grande,
La cadencia, el oleaje emocional, las necesidades,
Los pololeos, los noviazgos, los matrimonios,
Separaciones, divorcios y crmenes pasionales.
S que lo haces, y que hay tres en tu vida,
Reflejando el pasado y el presente, el futuro
Y las imposibilidades de morir antes de eso,
Antes que te quieran matar y junto a l,
Mueco grande de papel, de fibra, de corazn,
Que te sonre y te entusiasma a tenerlas,
A conversarles, a quererlas, a amarlas,
Porque las muecas son parte se tu ser,
Mujer-nia, t y nadie ms, no las otras t.

Hay una sin calzones, que Dios nos perdone,
El escndalo para las otras, pues la segunda es
Dama y coqueta y ya pas el susto de un choque
Y no le pas nada, pues ella se abstuvo de moverse
Y un caballero galante la invit a subirse a un taxi
Que la llev a un hogar, no permanente, pues volver
Al coche elegante cuando ya se hayan arreglado asuntos,
Esos complicados, no de muecas, sino que de humanos.
Y est Minie la del norte que lleg en un avin hermoso
Y que no para de exudar color y calor a quien la ve
Y recuerda que es la favorita de un perodo triste
Que se acab con la llegada de la escocesa y de la pituca.
Acurdate de hablarles pues las muecas han visto todo
Y si no son tus aliadas pueden hablar, pero sobre todo acurdate
Que tu prncipe hablador y pelado te quiere a ti, solita,
S, pero con tus muecas, tu corte celestial, en que ellas
Son las damas de compaa y t la Reina, de mi corazn.

biografia:

Mario Aguilar Bentez
es un poeta y escritor que naci en Santiago de Chile. Estudi filosofa en Chile y luego teologa y antropologa en Londres donde se doctor en el School of Oriental and African Studies de la Universidad de Londres. Despus de muchos aos de auto-exilio reside en Chile pero contina su labor acadmica en la universidad de St. Andrews en Escocia. Autor de 22 libros sus escritos ms recientes se han relacionado con la historia y la memoria de la Villa Grimaldi, hoy Parque por la Paz, lugar de detencin y tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet.
En 2008 public su primer coleccin de poemas con el ttulo de A las puertas de la Villa Grimaldi [Santiago: Caliope Ediciones, 2008]. En su poesa Mario Aguilar ha tratado de experimentar con las caractersticas materialistas y estticas de la historia, la tortura y el amor iniciando un dilogo entre el poeta como actor y el espacio natural y material como interlocutor. En su contribucin esttica las formas del espacio no son neutras sino que adquieren importancia simblica e histrica que los marca como referentes del sufrimiento, la muerte y el amor no como estructuras semiticas sino que reales dentro de una poesa materialista y utpica que advoca la tica de la transformacin de los espacios a travs del amor y el odio. En su segunda coleccin de poesa Retorno de la Villa Grimaldi [2009] Aguilar incluye poemas relacionados con su propio retorno a la Villa Grimaldi y poemas de amor relacionados con el movimiento de las estructuras y espacios de tortura hacia el amor personal, colectivo y utpico. En su tercera coleccin de poesa Pausas: Poemas de Villa Grimaldi a India [2009], l conecta el pasado y la memoria con las experiencias de una residencia en la India en octubre del 2008.
Es miembro del grupo de Poetas del Mar [http://poetasdelmar.blogspot.com] y del grupo Poetas desde el desierto de Chile y prepara la publicacin de varias colecciones de poesa: Manifiesto, Sueos y cuerpos, Melancola y desafo, y Planetas desnudos.

marioaguilar@btinternet.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s