s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marcelo MAININI
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia
MORIR Y RENACER

Mi cuerpo,
imgenes y carne,
memoria y olvido,
se ofrece
al instante ritual de un no tiempo sublime.
A una ceremonia
que nos pretende desnudos.
De ropas,
De almas desnudas.
Desnudos.
Me recibes,
en ese altar desprolijo de sudarios arremolinados.
Y traicionamos al da
para morir pequeos,
pero definitivamente.
Sacerdotisa misteriosa e improvisada
te abres generosa,
y es imposible ver el pual
que sellar mi ltimo respiro,
respiro entrecortado,
agitado,
que se pierde en un final anunciado.
Me invitas al sacrificio,
te entrego los latidos de un corazn mezquino.
Y no es posible pensar.
Morir tantas veces
y tantas veces renacer,
desdeando recuerdos
para poder vivir la ilusin del tiempo.
Para recordar algo
del sabor de la ltima muerte,
ltimos alientos de tantos sacrificios robados a la locura del mundo.
Tantas veces como quieras,
me encontrars manso,
olvidado de m,
a los pies de tu ternura despiadada.
Esa que invita a caer otra vez,
en el dulce y profundo sueo de los mortales,
a suspender la culpa y la pena,
a ahogarse en el vino de nuestros fluidos.
De una vez para siempre,
solo hoy otra vez.
Como si nada hubiera sucedido.

Ulises

Ulises.... ?
Me escuchas Ulises ?
Dnde est tu gloria,
tu escena de hroe.
Tu esmoquin?
Tu estmago lleno de sal,
tus manos crispadas,
tu mirada perdida.
Dnde est tu muerte?
Buscaste la playa
o el mar te expuls a ella?
Cuntame del mar,
del cuerpo arrastrado,
del silencio imposible,
del cuerpo que se hace agua,
del silencio absoluto.
Del resistir al ahogo,
del entregarse.
De la deriva.
La playa la conozco,
tiene algo de seno,
de huellas, de voces de nios,
de llanto alumbrado.
Estira tu mano Ulises
siempre se vuelve ?

Ahora que ests bien muerto,
estira tu mano Ulises
siempre se vuelve ?.
Ahora que ests bien muerto,
estira tu mano,
que la arena muerda tus uas.
Que la boda se acerca
y es inadecuado
llevar sal en las entraas.

Responde Ulises,
buscaste la playa
o el mar te expuls ?

SE VINO ABAJO, PERO NO TANTO
[para Marcelo mi amigo de tantas vidas]

De pronto se vino abajo,
con toda su tremenda humanidad.
Y su voluminoso corazn dijo hasta ac llegu.
Corazn que como tantos otros se gast de postergaciones,
de tanto volver a empezar.
De tanta cada.
De tanta cada se cay,
se desplom,
se despe,
se desmoron.
Y se parti en sangre, la misma sangre que bulle ante lo injusto,
que se alborota con los precios de la vida.
Que calla para adentro con tanto dolor.
Se vino abajo pero alguien cont nada ms hasta nueve.
Y como un toro que an guarda sangre para corridas,
para fiestas y banderas,
para trofeos,
se levant con nuevos soplidos,
con nueva furia,
con nueva embestida.
Ese corazn.
El que tantas veces volvi a inventarse,
el que se repar en los descansos del trajn,
en los banquillos de vaya a saber que cuadriltero.
Hoy son otros tiempos,
Tiempos para el reposo del guerrero,
para el corazn, los corazones dctiles y profundos.
Tiempos del maravilloso mientras tanto,
de la mirada descansada.
De la paz sin culpa.

Y nos volveremos a encontrar.
En nuestro repetido ritual del caf,
para hablar de nada.
Y tal vez, quin sabe, en algn momento para emborracharnos,
y mirar las horas con cierta sorna.
Y entre el comentario inoportuno del dolor de las articulaciones
y los sueos capitulados,
hablaremos de los bueyes recuperados
y de la temida sexualidad de los ngeles terrestres.
Y haremos magia.
De eso se trata.
De engaar a los das, a las horas,
a los minutos.
Mientras tanto.

biografia:
Marcelo MAININI

Nac en Rosario, Argentina.
Amante perpetuo de la lectura me acerqu a la poesa desde la adolescencia. Estudie para maestro y luego me form como Educador en la Uiversidad. Desarrollo actividades de edcacin y creacin artstica en salud. Amante del teatro, enseo a los futuros profesores y escribo teatro, dirijo y acto.

marcelmaina@gmail.com

http://www.ciudadesdelaimaginacion.blogspot.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s