s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rosa Cecilia Abril Guzmn
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
Biografia
PERLA PRPURA

El msilenccio, el
Silencio mi delirio.
Su me es hondonada.

El silencio mi agona.
Yo:necio, contumaz.
Me importa, la preez de la ola,
La morada del sol sea campo de la golondrina.

A m, qu si tiene la lluvia historia,
Enfoque merecido de mirlo,
Si hay o no facha en los pinares,
Si errtiles distancia,
Si errtiles distancias taen.

Duleme el trote en que se deslizan,
Ese despapel, que al campanario acoge.

Es el silencio.
Es, el sielncio
Dulemeque, en el atardecer harte o amaine,
Ese momento que herida o dejo,
Que dejo o herida hace a los caminos.

Me importa sus yemas doloridas,
El fro que extiende en su falda.

Es el silencio,
Es el silencio
Y su desquicio.

Me importa que, d, en gozo. Me importa
Ese trance que hace silencio,
Que hace silencio el color,
El color y,
la antigedad,
la antigedad de las aves.

EN QU TAPIZ
CALZA ESTA LLUVIA


Mi herencia es ningn abril:
morir, cuando estn en fin las rosas,
cuando en tristeza vista.
si hay rocos.

Morir, cuando de lgrima harten los calendarios,
en soledad retoen los otoos.

Morir cuando, la herida est en oracin,
agarre el silencio tejado,
d en ngel triste: el eco,
el eco, la arcilla, las gaviotas.

Ser, cuando la queja se encuentre en su sudario;
momento que en escarcha reboten los nidos.

Cierto:
hombro a hombro con la tarde
sin medida, en mi,
en mi cruz.
Cuando, no d pulso la raz,
busquen campo las campanas,
momento que daten,
que daten en muletas las mejillas.

He de morir
en ese angular de ciervos oscuros,
en ese rezo solitario,
solitario, incolor, que,
que d asiento,
que d asiento, y fro

constancia de esas alondras,
de esas alondras bisel de cripta.

He, de morir, en herida
de esas liblulas en morir.

DE QU COLOR SON
ESTAS GOLONDRINAS


Ruego que
en silicio no encalle el viento
funesto, traza que, quireme imprimir
su sombra, su tristeza.

Temo, en los campanarios amaine el atardecer
ministerio de la espina;
la noche gane mella,
mella y carmn.

Temo, que la niebla en las campanadas se vea,
se vea en tormento, en anochecer, en
penumbra y luto; que, calce piel.

Ruego, en bruma no den los trinos,
de brizna pinten sus ecos;
edad de sangre no coja la ventana,
la ventana ni el trigo.

Miedo, que, el silencio encalle en hosca flor,
que, sollozo lento sea la talla
del cntaro:
la hierba tullida,
los muros descalzo-desnudos se muestren.

Ruego que no,
que no coja pretil y arte el suplicio,
que, no venga traspi ni pregunta en el viento.

Miedo que, traicionado el verano,
muerta la azucena en su brisa, d
d su leccin el ocaso,
baje. ltimo,
en ltimo verso baje el colibr.

biografia:

Escritora y maestra. Lic. Lengua y Literatura. Lic. Admistracin y Supervisin Educativas. Doctora en Investigacin Social y Educativa. Autora de varios libros publicados, poesa infantil, poesa juvenil, poesa de temtica variada.
escritora de cuentos.

cecilia_abril@hotmail.com, lulisuco@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s