s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mara Dolores Pliego Domnguez
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

María Dolores Pliego Domínguez

María Dolores Pliego Domínguez Toluca Méx. 1968. Licenciada en Letras Latinoamericanas [UAEM], Maestrante en Estudios Latinoamericanos [UNAM]. Maestrante en Administración de la Educación [ENCH]. Mención especial en el 1er Concurso Internacional de Poesía Alma Fuerte, Madre Teresa [Argentina], Escritora seleccionada en los Primeros Juegos Florales del S XXI, de Montevideo Uruguay. Forma parte de la antologías poéticas: Antología Escritores hispanoamericanos en el mundo “Juana de América” [Argentina] Antología Poética “Nueva Poesía Hispanoamericana, edición a cargo de Leo Zelada [Perú] y recientemente Círculo de poesía 6 Uruguay . Tiene publicado parte del poemario “Fragmentos para Pablo” en el portal brasileño de poesía Palavreiros. Profesora en nivel medio superior técnico, difusora y promotora cultural donde labora y de su propia localidad

 

Descubrí peces en el cielo

El barro de la noche
cubrió todo tu cuerpo.

Tu rodilla se unió
al cosquilleo
de los astros

Despertaste cada luna de mi cuello
mientras mi boca
se mojaba
en el aura de tus besos

El fuego de tu hielo
me quemaba

Abriste las entrañas
de mi gozo
hasta desnudar
el calor de mi vientre

.

ll

Quedaste suspendido
En el armario de nuestros cuerpos

La fugacidad de tu mirada
Se coló por la rendija de la puerta

El aire de otros tiempos
Se metió por las venas
Callé los años
que se fugaron de mi rostro

Lejos
deshecho en la luna
del pasado
Amas a distancia
Vives otro cuerpo
Sudas la agonía
de otra muerte

Y yo toda de ti
Metida en este nicho
Nunca más te pronuncié.

.

lll

Miré las migajas del vino
mezclarse con la hierba de tus labios.

Tu cuerpo, metido en mis pestañas,
puliendo cada sombra de mi alma,
se movió en espirales

Te nombré
con mis manos pegadas en la boca,
con el aire metido en mis oídos,
volando como pájaro inquieto.

Toqué los huesos de tu nombre.
Escuché los ecos de tu alma

La suavidad de los durazno
me llevó hasta tu pecho

Fuiste sueño que no termina.
Distancia que no acaba.
Retoño de luz
sembrado en la tierra
Aroma que nunca olvidaré.

Hoy Dios si quiso verme.
Saetas sobre mi cuerpo
me enraizaron al piso.

Mis plantas aún sedientas
gritaban angustiosas
el regreso de tu nombre.

No bastaron mis súplicas
Ni las tantas lágrimas
Que vertí sobre sus palmas.

Vacía de sonidos.
Negada de origen .
Hueca de sentidos,
dejé que me partieras

Espinas enraizaron
cada arteria de mi alma.

Los días se hicieron largos,
más largos que la noche.
Más fríos que la muerte.

Bañada de silencios,
Quedé a la intemperie
de tus salados besos,
que no me permitieron
odiarte para siempre.

Excluida, en esta tierra,
donde se me niega el calor
de los brazos amorosos,
todavía espero, el regreso
del Dios que no quiso verme.

.
.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s