s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Javier MONROY C.
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
Biografia
BREVE HISTORIA DEL PELIGRO [r]
.[a todos los infantes sobrevientes y a los que no lo lograron]

I

el peligro no esta en el maana
[nunca estuvo]

crecimos con el logotipo del hombre espantado por lo desconocido
que su riesgo mayor era el dia por venir
el futuro nebuloso
el destino insondable
que nada sabia que todo temia

no divisamos las grietas del pasado
esas que se tragan tus ganas tus ansias tus reservas
te aplastan los sesos lamen tu sangre
son ellas las que te clavan en el acantilado mientras golpea tu piel la brisa sadica
los minerales asesinos te arrancan las uas encarnadas
el viento arenoso hace mendrugos de tu alma
y esparce tus huesos en la orilla del vomito el orin la pena

si [sorry dear]

aun percibo el aroma neutro de los vinilos de los 60s
maanas que significaban solo el dia posterior
no un deseo perdido en la bruma abstracta
maanas cuando pensabamos que todo estaria bien
que si cerrabamos los ojos nos regalarian algodones de azucar impalpable como el cario
maanas que nos engaaban con que la noche anterior habia sido una pesadilla automata
un desbalance hormonal en la entraa de la bestia
apenas un desajuste fugaz en el plan de dios
pero las preguntas inutiles vagaban siempre como bumerans inutiles en medio de la mente inutil
y martillaban los despojos de yunques molidos y ruinosos oidos medios que no aprendieron nunca la leccion

II

por que siempre habriamos de tragar clavos y metralla en cada desayuno?
por que extenderiamos los brazos para que nos fusilaran desnudos?
por que hariamos de nuestra fe y de nuestra carne bonos del tesoro para los gigantes ciclopes?

no tenia sentido
no habia logica
no rimaba con los arrullos melosos del abuelo

es extrao ahora pero en verdad nunca se perdio la esperanza nunca se entendio la gracia
por lo menos nunca hasta saber de lacan o de marcel o de kierkegaard o del tio pepin
o de todos o de ninguno

durante esos aos acumulamos poblaciones de neuronas esteroides
de formulas oleaginosas
de exhortos prejudiciales
cada veinticuatro horas nos metian discos duros llenos de virus epifanicos eclesiales culposos
engordabamos el espiritu entre credos y alfajores
la vecinas ociosas nos volvian a peinar el cerquillo cada vez que nos cruzabamos en las veredas partidas

las ninfas adolescentes luchaban por adoptarnos cinco minutos
y nosotros queriamos que fueran ellas quienes nos amamantaran
minutos en la calle cuando repudiabamos el maana
[dentro de casa apurabamos los relojes
como entender]

inhalabamos la diaria anestesia fascinante y cruel
como un tonico casero para crecer
[hacia abajo hacia el hambriento eden subterraneo]

III

los maestros eran regimientos de dragones desorbitados malgenios alados
acribillaban nuestras almohadas con tareas inasibles
gritos taladrantes palzos agonicos
las mises cual valquirias contenidas en calzones baratos del mercado de pulgas
nos apostaban sonrisas nerviosas

las noviecitas de la cuadra las mucamas del piso superior nos reclamaban escuchar maravilladas
como eramos despellejados
por los parientes inocuos
los amigos anonimos
las falsas comadres
los tios queridos

soabamos con montar caballos lipizanos igual que en la television
cuando ella nos arrancaba los ojos y estrellaba nuestras diminutas cabezas contra su pantalla estelar
y se embriagaba con el aroma a sangre virgen
chorro deifico sublime salvador

IV

cada vez que regresaba el monstruo del pantano
con su paladar fetido como tufo de lagarto moribundo
debiamos cerrar la carpa de los ponis hiperactivos
y recibir con sonrisas de juguete a los perros sangrientos las mordidas las uas clavadas los desgarros carnosos la polvora en las paredes

solo nos quedaban las azoteas y los avisos luminosos para guarecer el miedo
para esconder el sudor
para enmascarar el dolor
para llamar a mama
para detestar a mama
amada mama

las correas con espinas de madrugada no eran peores que una mirada de desprecio
podiamos cargar con el llanto ajeno
maquillar el dolor compartido
falsear perdones abrazos promesas
hubieran sido mejor que la negacion publica

en la mesa siempre habia una ultima cena
ninguna certeza sobre el devenir de la madrugada
sobre si nuestras manitas se transformarian al alba en recuerdos lacerantes para los ogros impostores
si nuestras vidas pequeas serian pronto estofados malolientes y crujientes paradojas en la trastienda del vecindario

cada una de estas lineas formaria nuestro archivo adulto [por lo menos asi estaba escrito]
ese banco de datos inflados arsenal ficticio y sanas malicias que debia defendernos de las latitudes mundanas
de las consignas apatridas

V

empero los fracasos en los taxis
el barro en los zapatos
el hollin en los puos
se hicieron esculturas deformes y eternas
y seguiamos sin entender los dias idos fugados esquivados las balas perdidas los dientes apretados las lagrimas ausentes

viviamos preocupados porque se cumplieran debidamente las ordenes de los etereos comandantes prusianos
pendientes de si el yin estrangularia al yan
si con suerte podriamos evadir la viejas fatwas
si la yihad terminaria pronto
si los fallidos neandertales descansarian
para nosotros descansar
y asi acabar con el cansancio

pero los argumentos incendiarios seguian enhiestos como cuernos de caribu en espera del retoo
y debiamos jugar la partida pues la reina peligraba podia desaparecer y nosotros con ella

VI

las plaideras vestidas como novias de utileria alcanzarian apenas entradas de reventa para la funcion de medianoche de la 'gota fria'
mujeres abanicos extraos ilogicos incandescentes
nadie las busco nadie las pario nadie las comprendio
alli estaban como prueba carnal extrapetita de que era posible la generacion espontanea
y si alli estaban por que no fijar en sus faldas rodadas aquel borboton inaguantable de sensaciones extraas que se atropellaban por decadas desde el fondo del tronco seco [detras del esternon] nido de araas contritas falsarias inmundas

no parecia mala idea
fueron pedazos de cielo real toques de mundo falaz del que me hablaban aunque fuera por instantes torpes torcidos espejisticos
sentiame ungido ubu rey principe de las deshonras vindicadas
fabrique estufas de afecto en cada celula que aun palpitaba en el pericardio estrabico
todo para ellas [asi debia ser] mujeres que me umbilicaban con la tierra donde danzaban juntos arcangeles y anticristos jugando a la adivinanza final
las partes sin costras de mi escamosa anatomia las reservaba para ellas
con la idea espantosa y bella de seguir la corriente de los salmones suicidas y echar raices congeladas en medio del cemento
mujeres mujeres

VII

y asi seguimos peones cansados hasta que un dia pasada la media vida
un viejo gris del parque alado
nos dijo que en vano echabamos freneticas paladas de tierra yerma sobre nuestra memoria alquilada
que los olvidos las mentiras las frases de cafe eran antibioticos sin licencia
y que era mejor cancelar las sesiones hipnoticas
para cooperar con la hipertrofia del subconsciente

al final cuando le anunciabamos exaltados nuestra determinacion de cerrar las grietas del pasado controlando el porvenir
nos disparo una frase impia inequivoca limpiamente aberrante que desbordo las auriculas y nos bao con espesas sopas de rara e inesperada paz
'extraaras el olor a estiercol cuando huelas la muerte'

esa noche
cuando el peligro durmio
pude al fin dormir
descansar dormir
no pensar el futuro
no mas maana

DESCUIDO CONTRAFACTICO [R]

no recuerdo como me converti en asesino

recuerdo si una escalopa y medio huevo benedictino en el desayuno
antes de matar a la primera
recuerdo menos como planee olvidar gritos convulsiones miradas suplicantes
apenas recuerdo que daban en animal planet aquella madrugada previa al tour de morte

tuve exito en olvidar

recuperarlo ahora es tan inutil como pedir una contrasea para ir y volver de la muerte
tan impuro como una caricia entre generaciones
una frontera en medio de los oceanos es mas probable

habito aquel eter turbio e informe
me mareo en esa brisa de caoba mojada
soy autor de repetidas ausencias en el planeta
hice a mas de un alguien regalar memorias carcomidas a los parientes
a mas de uno llevarse mi ultima imagen sin semejanza
a mas de uno convertir sueos en moscas insomnes

aoro esos dias purpuras
los vacios nerviosos entre las horas
aquellos odios robustos como una decision suicida

aoro la infancia presente la espuma en la vereda
aoro el perfume de la sangre y el lodo
los cuchillos herrumbrosos el aroma acido del vomito
aoro el plastico y el miedo de los otros
de los otros
siempre

como un perro pavloviano babeo mientras imagino
por que no recuerdo
aoro esa gloria
siempre

biografia:
Javier MONROY C.

'SI QUIERES SABER DE MI VIDA, VETE A MIRAR AL MAR'

ARTUROV091@GMAIL.COM

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s