s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marcela Ines Jacqueline Vidal Melo
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia
Contertulios me preguntan qu es la poesa.

La poesa es una puta de labios rojos.
La nariz de un borracho bajo un farol de la esquina.
Los besos mudos.
La forma ms digna de decir mentiras.
Las musas escondidas.
El rbol de mi casa de nia.
La mierda de vida.
Un pecho lleno de leche.
La muerte bajo una sbana blanca y fra.
El sudor de una flor.
La pupila de la luna.
El cenicero del que come cncer.
El lecho de dos amantes.
La carne tibia sobre la ma fra.
Un perro que llora por la noche vaca.
Un.
Las.
Los.
Todos.
Nadas.
Cuntos y Cmos.
Por y Para.

Qu es la poesa, pregunt a
uno que se dice poeta,
con sus grandes ojos
me busc para decir
con vos grave de
sabelotodo, t te crees poetisa?
sin pensarlo siquiera
le dije con mi tono
ronco y firme,
soy una puta queriendo parecer dama.
l re y no me responde nada.

Me levant orgullosa y grit;
No me vengan con payasadas,
que la poesa es todo,
es todo y no es nada!

Trayenko.

Dnde.

Dnde andar el hombre
que tanto quiero.
No pasa siquiera pisando
mis versos.

Dnde estar el hombre
que cubra de calor mi cuerpo.
No despierta el insomnio
de mis deseos.

Dnde plantar flores el hombre
que yo espero.
Cortando margaritas
en otros suelos.

Dnde descansar el hombre
que tanto anhelo.
Besando qu boca
recostado en qu lecho.

Dnde estar el hombre
de mis sueos.
Quizs en otra vida,
en la que nos encontraremos.

Trayenko.

Todos los das te extrao,
no habr un da hasta mi muerte
en que no sienta la necesidad
de besar tu frente.

Un da ms.

Un da ms triste,
mojado, acurrucando
esperanzas desesperanzadas
de sentir tu calor, tu beso, tu abrazo.

En esta soledad inmensa
hundo mi rostro en
la almohada tratando de
sentir tu aliento dulce,
fresco como los pinos recin
baados por el cielo.

Acarici celestes sbanas y
te recuerdo recostado en ellas,
enredando entre tus dedos mi
largo cabello y no siento,
no siento el latir de tu corazn,
las arranco con rabia,
s que no ests y no entrars
por esta puerta gritando
tu insolente juventud.

Hoy he llorado como cada noche,
por tus manos,
tus sueos buenos,
tus tiernos mimos que me ayudaban
a seguir creyendo en la justicia,
la verdad bien dicha,
la compaa incondicional,
lo til que era mi valiente sonrisa.

Cunto siento no sentir tu risa,
el sonido bello de tu guitarra,
las horas de insomnio porque no llegabas.

Hoy te ha llorado el cielo y mi alma.

Recorro con los ojos nublados
como maana fra de invierno sureo,
las cosas que dejaste olvidadas
y revivo sin fuerzas de tanta
nostalgia los momentos en que nunca
pens que te perdera.

Cunto siento no sentir tu risa
tu pena, tu alegra.

Desde lo ms hondo de mi vientre
mi tero duele y este dolor
cae como lgrimas por las yemas
de mis manos tristes,
para escribirte porque es la nica
forma digna que tengo
de decirte que la vida,
la vida hijo amado,
desde tu partida ya no tiene
el color que t le dabas
con slo estar cerca,
con tu ruido y tu silencio.

Cunto siento no sentir tu aroma,
se va lentamente perdiendo en tu cama,
que desde tu partida,
es a quien beso,
al llegar cada noche
a esta casa tan vaca,
tan vaca porque no est
lo mejor que he tenido
en mi vida.
T, t mi amado Matas.

Trayenko.

biografia:
Marcela Ines Jacqueline Vidal Melo

Trayenko soy.
La que escribe de lo que en el alma de una mujer florece
en una mesa de campo o en un escritorio pulcro.

Cada da corro a mirar los rostros abiertos de los nios,
vivo con la cancin de una campana y
la tiza que agrieta mis manos.

Mis ojos se encantan con la simpleza de una margarita silvestre.

Desde hace aos amanezco en la tierra donde
dej sus huellas de versos lricos el poeta Jorge Teillier
paseo mi cuerpo por los paisajes donde luch el joven Leftraro..

He sido madre de mil hijos de otras madres
y madre y padre de uno solo parido de mis entraas.

Escribo y leo de todo para no morir de hambre,
porque hay alimentos que no se compran
con el salario de mil das en una sala de risas y libros.

He ganado algunos reconocimientos,
de todos ellos el que ms cuido y cuelgo
en mi alma es la dicha del desahogo de escribir
porque de lo contrario muero.

Trayenko.
Marcela Ines Jacqueline Vidal Melo
, nacida en Santiago de Chile , en el ao 1968, escribe poesa y cuentos desde muy nia, actriz, poetisa y profesora.

marmativg@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s