s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Valmore Muoz Arteaga
Nacionalidad:
Venezuela
E-mail:
Biografia

I
Sylvia, en el silencioso encanto de tu entrepierna fluctúa el boscoso laberinto húmedo donde se adormece mi lengua entre el fragor de la sangre sencilla como un rumor de espuma. Frente al vértice de tus piernas, subo a beberme tus signos incontrastables. Subo a saborear las secreciones que corren hacia el infinito entre esta fiebre extravagante de tu cuerpo y la muerte depositada al final del día cuando debo huir de las tormentas de tantas miradas borrachas y sin nombres.

Cierro mis ojos para perderme entre cada palpitación de tu sexo. Cierro mis ojos para existir entre las apariencias. Entre esta dolorosa existencia diaria. Entre tanta luz y tanto sol. Cierro los ojos y me aferro a tu cintura desnuda, abierta, solemne, agitada por el roce, por el sudor que se me escapa. Y vuelves a palpitar ansiosa, hambrienta de mi sangre, mientras bebo de la tuya en un pacto olvidado entre las sombras del tiempo.

Sylvia palpitante y sangrienta. Sylvia de piernas duras, de noches terribles, de largos insomnios, de demencias y alucinaciones, ábreme el laberinto de tu vientre para depositarme y esconderme, para beberte los ríos que te recorren, para saciarme de fantasmas y demonios. Sylvia, nuestra Sylvia. Dame, a través de tu cuerpo, tus rincones más íntimos. El eterno veneno de tu oscuridad infatigable.

II
Necesito libar de tu lengua, Sylvia, el pesado cansancio de esta muerte que me anula, el secreto deseo de deambular como demonio enloquecido por la sutileza resbaladiza de tu vientre. Murmurarle sombras a la dureza de tus senos desde el nudo en que se vuelve mi boca entre los vellos de tu cuerpo.

Ansío prensar el color de tu piel con mis dientes acostumbrados a morder la humedad de tu ausencia, desatar las furias como red sobre tu carne desnuda y profunda, donde me pierdo incansablemente entre mis sueños y los papeles en blanco que lleno y lleno con tu nombre espectral. Sylvia. Sylvia. Sylvia.

Codicio penetrar en el temblor de tu sangre. Beberme la líquida tensión dispuesta en tu vulva hambrienta que me traga de cuerpo entero. Te codicio Sylvia como lengua oscura, como recuerdo lejano, como sombra sin sol.

Ansío desnudarte, Sylvia, con los ojos abiertos y la diligencia de mis manos. Libarte. Prensarte. Penetrarte en el centro de la dulzura salobre de tu desnudez. Asirme. Fustigarme. Beberme confundido con la leche que te mana del deseo, confundido con las vidas que abandono sobre tu cuerpo, confundido con mis manos que te amasan hasta morirme en tu cansancio reposando entre tus pechos tibios definitivamente agitados.

III
Me besaste, Sylvia, y tu beso se abría en mi lengua como un follaje ensanchando mi tristeza y mi espanto.

Hundiste tu lengua profundamente hasta vaciarme el espejo enterrado en esta tierra baldía que voy siendo, hundiste tu lengua vaporosa para bautizarme lejos de la luz divina. Hundiste tu lengua y yo me hundía en ti, entre estertores desesperados, asfixiantes; entre un brote inclemente de fluidos.

Me diste a beber alcohol consagrado por la piel donde se multiplican los veranos. La llama me dejaba contemplarte tendida y dura sobre las piedras de la infancia. Me diste a beber tus líquidos desde tus pezones templados por el silencioso andar de mi lengua, tus pezones que se abren alegres a mi boca que los desgajan con la sutileza de la seda.

Me besaste Sylvia y estabas desnuda tumbada sobre la mesa, mientras me ofrecías la vasija de tu vientre. La inteligencia de tu desnudez regaba desde tu ombligo el vino dorado vaciado en las hebras de tu pubis para catarme como en una ceremonia antigua, el estampado sudor de tu cuerpo.

biografia:
Valmore Muñoz Arteaga

Nació en Maracaibo -Venezuela en 1973. Profesor de la Universidad Católica Cecilio Acosta y del Colegio Alemán de Maracaibo. Ha publicado varios libros, entre ellos dos poemarios Bajo la Caligrafía de la Noche [2004] y Sylvia [2008]

vmunozarteaga@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s