s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Iris Miranda
Nacionalidad:
Puerto Rico
E-mail:
liricanocturna@yahoo.com
Biografia

Iris Miranda 

Nace un 14 de diciembre de 1961 en la cuidad de Santurce. Desde sus primeros años sintió dentro de sí su vocación de poeta, pues su pasatiempo favorito era escribir mientras los otros niños de su edad jugaban. Fue así que su abuela, Doña Pepita, la descubrió una tarde y le preguntó qué estaba escribiendo y le contestó que se trataba de un poema de amor para ella. 

Iris Miranda cursó estudios universitarios hasta obtener su grado de Maestría en Artes en Humanidades. Publica sus primeros versos en la Revista Taller Literario de Carlos Esteban Cana; más adelante sus versos aparecen en la página virtual, Enlaorilla.net del también poeta Angel Matos; y, en la Cuarta edicicón de la revista electrónica Guajana.
Es autora del poemario: Noches de luna: embelesos y melismas [Orbis-2007].

liricanocturna@yahoo.com

 

'Tríptico con epílogo'

Ella

Venablo
de luz fresca
reflejo lejano de un cuerpo
inexistente
destinado al olvido de los tiempos.

Yo

Deseo
piel poesía
en tu puerta
que urge
la memoria
repetida de tus besos.



Fuego purificante
labio visionario
de eternidad
ardorosa
p
o
s
e
y
é
n
d
o
n
o
s.

Epílogo

Bajará la nube mágica para endulzar tu rostro, Amigo triste,
que lloras rítmico a latidos de corazón zaherido.
Erecto y vida, -te increpo, inserto en el trompo postmoderno.
Pisa fuerte el suelo que está y no te abandona. Amigo triste,
mi amigo, vienen con urgencia reclamando, tus versos.

'Sueño violeta'

Su voz gustada
sostenida por el torso en la noche oscura.
Destello desprendido.
¡Oh, frío blanco de las cosas apretadas!
...rumor de los ramilletes en fuga
Ese mar le quiere reventar en el párpado de roca
Los brazos cargan su quejido
El viento está colorizado.
...silencio festivo
se alejaba adentro.
Del reflejo a la titánica mudez
memoriándose futuro
subversa, fugaz,
volátil y abismal
violeta
que calla.

'Descubrimiento'

Al hombre de la Tierra
la luna, de repente,
se le hacía verso rojo en las orejas.
Y en el cuadro sencillo
de sus pechos de hembra,
sus manos fueron lluvia desbocada
que aún la piensa.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s