s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Walberto Jeovany Campos Morales
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia

Te estoy hablando poeta

Poeta… dices que eres poeta y no denuncias la opresión,
Y miras de reojo a la preñada, abandonada por el irresponsable…
Y te causa risa los pies descalzos de los niños pobres
y el polvo en sus plantas y el lodo en su carita…
Y dices que eres poeta,
pero quisieras imprimir un recibo de terremoto
a nuestros hermanos que lo han padecido…
Ojala poeta…no le pros a tu mujer,
bajarle las cincuenta estrellas de la bandera Yankee,
y que no pase por tu mente comprar en una subasta
un plato que ha usado George Bush,
para saber si la comida te sabe a niños y mujeres iraquíes.

Poesía obscura______________________


Simples iniciales son mi nombre;
una simple coma son mis noches.
y una pequeña pausa en mi párrafo,
mi pasado, un párrafo borrado;
versos son mis pasatiempos,
mi pasatiempo son prosas
y sonetos de amor profundo.
prosa es mi caminar en sí.
son un soneto catorce días de mis años vividos.
mi ser, un verbo marcado por las horas;
las horas, una abreviatura de mi ser.
un punto y seguido son mis días;
mis días, sintaxis de mis pensamientos.
o palabras yuxtapuestas a mi mente.
Mi voz es mi fonema y mi mejor prosodia.
Sustantivo es el sol que me alumbra,
en cada amanecer.
y un acento de un atardecer de verano.
Una diéresis soy en este planeta.
en un futuro seré quizá un prefijo,
o un sufijo de un simple papel.
Gerundio de una acción soy.
diptongo de una palabra sincera.
epigrama son mis enfados.
y mis enfados son sátiros.
y un punto y final todo lo que he dicho.
pero después de esto.
al morir, puntos suspensivos serán mi vida.
sí, ¡ahí sé que habrá puntos suspensivos!.
porque aún no termina todo al morir.
Pues, ¡quién sabe lo que me espera
en el más allá!...
¡ojalá sea un cielo!;
¡no quiero otra cosa!.
y punto y final, ahora sí,
punto y final a mis palabras.

Desafío______________________

No vengas hacia mí todavía,
que no quiero abandonar esta vida;
porque quiero algunas cuentas rendir,
porque te voltearía la espalda a la salida
de mi existencia, antes de mi partir.

No vengas que así estoy bien,
no quiero tu visita pálida y aterradora,
ni ver tu sombra que quizá de puros huesos se dibuja;
porque no quisiera exprimir limones en tu sien
para que huyas a un millón de millas por hora
a buscarte un lugar entre brujas.

Que te ordene Dios primero,
no vengas sin su previa autorización;
no vengas, que no deseo ver tu cuerpo esquelético,
no vengas, que a pesar de que este planeta sea tétrico
aquí quiero dejar todo mi ego
para después decir a este mundo \'adiós\'.

No vengas, no vengas todavía,
de ser posible.
¡Hazte por perdida
entre la sombra de las rocas más extrañas,
del inmenso océano más lejano!;
y no muestres tu imagen temible,
que no me agradaría
traspasar con mis ojos tus entrañas,
ni apretar tus heladas manos.

No vengas, porque ya hay un mar muerto
y una infinidad de difuntos flotando en él,
como algas en su profundidad;
no vengas, porque algún camino desierto
convertirá tus patas flacas en velas de papel,
para que no me puedas alcanzar.

California en llamas______________________
[Incendio octubre 2007]

Sin que nadie lo pudiese augurar,
allá por el mes de octubre,
cual aureola que a California cubre,
vino sin misiva a quemar
¡todo lo que pudo abarcar!;
y la lluvia que brilló por su ausencia;
¡ah, que ironía que su presencia
en tal necesidad faltase!;
como si la naturaleza mandase
una adelantada sentencia.

Qué contrariedad tan viva y natural
venir a arrancar lo que ella sembró;
y entre murmullos digo yo,
que la vida ya no será igual
para la gente que vivió ese mal;
y hasta el pueblo mustio asegura
que no fue laudable donosura
que al fuego alimentara el aire;
que más bien le faltó donaire
a esas horas de amargura.

Los edificios que se quemaron
¡¡pocilga ahora pueden ser!!.,
porque los hicieron desaparecer
las llamas que los alcanzaron
con su caliente y bravo abrazo
transformándolos en nimios pedazos;
¡ah!, y el cristal que no se funde;
¡entre nimbos de humo se confunde!
dislate de víctimas y abrazos.

¡Oh!, viento cual fiel lazarillo del fuego,
soplando fuerte en su camino;
¡¡fatal y fugaz paso de remolino!!
que en su cruel y zafio ego
caminase en su paso ciego
dejando gente en sordidez;
¡oh!; ¡lumbre que con atroz solidez
sin compasión en California destruyó
lo que en su cálido andar encontró
junto al seco estío a su vez!

biografia:
Walberto Jeovany Campos Morales
nació en la ciudad de San Jorge, departamento de San Miguel, El Salvador, el 27 de septiembre de 1982. Su inquietud por escribir empezó cuando tenía aproximadamente 12 años de edad; escribía cuentos y pequeñas composiciones sobre diversos temas.

Campos Morales hacía de la poesía uno de sus pasatiempos favoritos, pero al sentir al descubierto esa habilidad, mostró mucho más interés en la literatura, sobre todo en aquel género, por lo que desde entonces ha escrito una serie de poemas en los que principalmente se destaca lo romántico y lo sentimental. En el mes de diciembre del año 2002, se graduó de técnico en Ingeniería en Computación, en el Instituto Tecnológico de la ciudad de Usulután, en su país. Aunque su carrera estaba poco o nada relacionada con la literatura, no dejó de lado esa vocación y escribió varias poesías.

Ha participado en diversos concursos poéticos, en los cuales algunas de sus composiciones literarias han sido seleccionadas para ser publicadas en grandes antologías en España y Argentina.

No fue sino hasta el año 2007, teniendo como domicilio el estado de la Florida, Estados Unidos, que dio a conocer su primer libro, Escribiendo Con La Pluma Del Amor, bajo el seudónimo de Walber Tocampo [Editorial LibrosEnRed]

Sus obras:Escribiendo con la pluma del amor, año 2007, [Editorial LibrosEnRed]

Tiempos de niebla [inédito]

Poemario inédito \'HACIA EL ROMANCE DEL SIGLO\'

walmo_jc@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s