s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enrique Antonio Sanchez Liranzo
Nacionalidad:
Rep. Dominicana
E-mail:
fundacionfedelist@yahoo.es
Biografia

Enrique Antonio Sanchez Liranzo

Nació en Santo Domingo, República Dominicana, 1958.
Poeta, Escritor, Ensayista, Abogado.

Bibliografía:

Apreciación Cinematográfica, [Historia del Cine], 1991, Versos de Primaveras, [poesía], 1991, Jardín de Amor, [poesía], 1992, Poemas con el Mar, [poesía],1993, Primavera 88, [1994]. Novela 'ubeda de amor' en preparación, Ensayo Histórico entre Haiti y la República Dominicana en preparación. Finalista en el concurso de poesía del Centro Poético Español, 'Estrella Fugaz', 2003; figura en el Diccionario de Autores de la República Dominicana, 2003, del escritor Candido Gerón. 

Enrique A. Sánchez L. 

fundacionfedelist@yahoo.es

CONFIESO.
[A PABLO NERUDA].

Confieso que he vivido
no sólo una memoria.
Confieso con mi escrito
poético y descripto.

Que aquello que escribí
no fueron mis memorias,
sino sólo recuerdo
del mundo que
me acoja..

La poesía es amor,
también es sentimiento,
mediante estos escritos
así yo me confieso.

Recuerdo que el poeta
como el declamador
alagan mis memorias
que tanto amé yo.

El escribir es arte
con algo de recuerdo,
el escribir en versos,
en prosas y con misterio.

Así yo me recuerdo
al ruedo de mi obra.
Así yo me recuerdo
con versos y en misterio.

LA VEJEZ.

Nuestra juventud es una cámara nupcial,
llena de luces, de perfumes y flores;
en ella esperamos la visita de la vida.
Y ella llega y la desfloramos con frenesí,
la gozamos con violencia,
ajamos todas sus flores,
apuramos todos sus encantos,
agotamos sus besos;
Nos embriagamos de sus caricias,
la coronamos con todas las rosas de la lujuria
y la ilusión.

La envilecemos y nos envilecemos a nosotros mismos,
con ella...
Nos dormimos sobre sus senos martirizados
por nuestras manos.
Sí... Y despertamos hastiados de ella,
sobre los restos del festín encantador,
preguntando con fastidio. ¿ Cuánto se irá?...
Nuestra vejez,
es una cámara de enfermo, ataviada para recibir
en ella la visita de la muerte. No hay música,
no hay amor, no hay flores, no hay perfumes.

Grandes silencios que vienen de los jardines
cercanos de ultratumba.
Y preparados para esa cita con la última querida,
aquella que no falta nunca,
nos impacientamos diciendo:¡ Cuánto tarda!...
¿ Por qué no viene ?
Alguien llega;
Es ella,
la engullimos de un sorbo y caemos en sus brazos.
la sentimos , pero no podemos verla,
sus besos nos hacen ciegos y sordos para siempre...

Bendita edad esta, en que sentado en lo alto
de la colina que divide y domina las dos vertientes
de la vida, vemos abajo de la ya perdida, en el límite
de muchas lejanías; los soles de medio siglo,
ya extinguidos y acumulados sobre ella,
le hacen una gamatización astral, que resplandece
en la soledad.
¡ Que bueno es hablar de la muerte!...
¡ Que bueno!... Cuando las flores de los jardines
de la vida se han marchitado.



EXTERMINIO.

¿ Qué cosas se grabaron en tus pupilas yertas
cuando al morir quedaron terriblemente abiertas ?
¿ Qué cosa le pediste con pasión anhelan-te
al Dios de las alturas, en el último instante?
¿ Para quien fue tu último pensamiento profundo
y cuándo rendiste a la altura para dejar el mundo?



JESÚS.

Jesús en las alturas quizás yerra
por siempre,
para así imponernos el dolor y
la duda;
Jesús hijo tierno de toda
la verdad que es el Dios verdadero de quien no puedo
dudar;
Jesús por siempre hijo del Padre Celestial
padeció por nosotros en una cruz mortal,
para enseñarnos siempre
la furia del dolor,
y en la vida final el don de perdonar.

Enrique A. Sánchez L.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s