s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jos Manuel Sol
Nacionalidad:
Puerto Rico
E-mail:
jose.m.sola.44@gmail.com
Biografia

José Manuel Solá

Embajador de Poetas del Mundo - Puerto Rico

José Manuel Solá [Caguas, Puerto Rico, 1944]. Poeta y narrador. Hasta su jubilación en el año 2005, trabajó como Maestro de Escuela Secundaria. Embajador en Puerto Rico del Movimiento Poetas del Mundo. Ha publicado poemas y narraciones en revistas y periódicos de Puerto Rico y del extranjero. Tiene publicados los siguientes libros: Poemas [poesía, Edición de autor, 1994]; Hay luz en esa casa que fue mía [poesía, Editorial Cemí, 1996]; Los nombres en la piedra [poesía, Casa del Poeta Peruano, 2001; Ya vienen a buscarme [cuentos, Editorial Bairoa, 2001]; Milagro bajo la estrella del Oriente [novela, Editorial Cordillera, 2001]; Incandescentes pájaros del alba y otros poemas en libertad [poesía, Ediciones Bianchi, Uruguay, 2004]. Entre otros reconocimientos recibidos por su obra, están los siguientes: Primer Premio en cuento y Segundo Premio en poesía en el 7mo. Certamen Nacional de Literatura F. M. P. R., 2001; se le dedica la Feria del Libro, Universidad de P. R. en Cayey, 2001; Certificado concedido por la Casa del Poeta Peruano declarándolo “Poeta de Excelencia”; Premio aBrace 2003, otorgado por el Movimiento Literario aBrace, Montevideo, Uruguay, abril de 2004.

 

Pero verme en tus ojos era como morirme
de alegría o de llanto
era como escaparme de las cosas
y estar en cada cosa y verme en ti
era sentir el pulso de mis venas
así que comprendí que en la mirada tuya
en tus cabellos hervidos
se me anunciaba un ángel de exterminio...

.

A lo lejos un perro con ojos de gaviota
ladra su voz de luna
a los barcos fenicios hundidos en la noche
a viejos galeones
tal vez a un mástil roto que regresa en el tiempo
a lo lejos un perro me mira con tristeza
y el mar se encaracola de violeta profundo
y estoy solo...

.

En esta casa habitan todos los recuerdos
y cada cosa tiene su ventana
habita el canto el vino las trsitezas
y los días de lucha
la habita aquel amor que ahora evoco
como una sombra azul en el espejo
como una lluvia intemporal de voces
como un gorrión herido en una rama...



***

Del Libro
Poemas para leer una tarde de octubre

Du livre
Poèmes à lire un après midi d’octobre



1
Eras como una tarde de montañas,
como una hoguera virgen entibiando las manos,
como un hogar a donde regresar
después de la jornada, así eras;
eras tú tan ausente y tan cercana
tal como esas frases que se dicen
cuando se acaba el llanto
y tan solo nos queda mirar por la ventana.
Y tenías entonces una forma muy tuya
de descansar la cara entre las manos,
de desatarte el pelo,
de morderte los labios,
de arrebujarte toda en la butaca,
de dormirte en mis brazos…
Eras tan suave como la tristeza
de una tarde de montañas
y eras la soledad de un árbol en otoño
y desde ti volaban
las olas del crepúsculo y los pájaros…

**********

1
Tu étais pareille à un après-midi de montagnes,
comme un feu de veillée vierge refroidissant les mains,
comme un foyer où revenir
après la journée, tu étais ainsi ;
tu étais si absente et si proche à la fois,
comme toutes ces phrases prononcées
lorsque se terminent les pleurs
et qu’il ne reste plus qu’à regarder par la fenêtre.
Tu avais alors une manière bien à toi
de reposer ton visage entre tes mains,
de dénouer tes cheveux,
de te mordre les lèvres,
de te recroqueviller dans le fauteuil,
de dormir dans mes bras…
Tu étais aussi douce que la tristesse
d’un après-midi de montagnes,
tu étais la solitude d’un arbre d’automne
et depuis toi s’envolaient
les vagues du crépuscule et les oiseaux…

***********

2
Yo venía naciendo
cuando ya tú eras pétalo,
cuando ya tú eras tierra amanecida,
cuando ya tú eras surco de piel madura y virgen,
cuando ya en ti latían todos los resplandores;
yo venía naciendo y traía la lluvia tierna y recia
de mi fuerza de niño,
de mi primer momento,
de aquel abrir los ojos a tu aurora…
¡pomarrosa de amargos dulzores de tu cuerpo,
gajo de miel dorada,
alborozo dolido de caricia en los dedos…
ahora me hace daño recordarte
y tú no estás conmigo y te recuerdo…!

**********

2
Je venais de naître
alors que tu étais déjà pétale,
alors que tu étais déjà terre nouvelle,
que tu étais une ride sur une peau mature et vierge,
en toi battaient déjà toutes les splendeurs ;
moi, je naissais et apportais la pluie douce et vive
de ma force d’enfant,
de ma première heure,
de cet émerveillement sur ton aurore…
«Pomarrosa» aux douceurs surettes de ton corps,
bouchée de miel doré,
extase attristé de caresses sur les doigts…
Aujourd’hui ton souvenir me fait mal
tu n’es pas avec moi et je me souviens de toi…!

**************

3
Hoy han vuelto las lluvias
y la casa está sola y silenciosa
y nuevamente gris es la ventana
y nuevamente grises los caminos;
la luz sobre la mesa
duerme un sereno resplandor dorado…
Recostado a la puerta,
una mano al bolsillo,
el cigarrillo aburrido en la otra mano,
contemplo el correntón del aguacero
cayendo calle abajo, entre los árboles.
Y no hay con quién hablar
y estoy tan triste,
triste por tu recuerdo y por tu ausencia,
triste por esta lluvia y esta hora
y se pierde tu voz
y estoy pensando…

************

3
Aujourd’hui les pluies sont revenues
et la maison est seule et silencieuse
la vitre est de nouveau grise
et de nouveau les chemins sont gris ;
la lumière sur la table
renvoie un serein éclat doré…
Adossé à la porte,
une main dans la poche,
la cigarette oubliée dans l’autre main,
je contemple les bourrasques d’une averse
ruisselant vers le bas de la rue, entre les arbres.
Et je n’ai personne à qui parler,
je suis si triste,
triste de ton souvenir et de ton absence,
triste de cette pluie et de cette heure
ta voix se perd
et je pense…


jose.m.sola.44@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s