s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LILIANA BELEN JALK BARRIOS
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia
ANGEL

Cada maana, al despertar,
siento tu cuerpo acariciando el mo,
pronunciando besos que me hielan
como un tierno y frgil roco.
Siento, a veces, sonrer con recuerdos
que como modistos tejen mi interior,
mi silencio,
con tus penetrantes ojos, con tus suaves besos...
Siento tantas cosas... hasta miedos,
cuando te alejas, cuando cerca no te siento,
cuando no me besas, cuando tu voz no tengo
y mi silencio calla lo mucho y poco que te quiero.
En las tardes,
cuando el tiempo se desliza,
ya un tanto, demasiado lento,
tu calor me penetra y me quema por dentro.
Siento volverme loca, pues, hasta en los sueos te encuentro.
Me persigues, te pretendo...
Ya en la noche acaricio tu recuerdo
tan clido, tan desierto.
La luna grande me besa el ombligo
Y la brisa fresca me estampa tus besos suaves y tercios,
como un tatuaje, cual gran bohemio, en lo mas profundo, en lo mas adentro del silencio que me invade cuando me dejas, cuando no te tengo.
Mi cintura fresca se contrae de deseos cuando ya el aura la rodea,
cuando ya lo siente dentro y en mis ventanas turbias parpadean
las gotas vrgenes humedecidas de tu cuerpo, cuntas halla en el tiempo, cuntas nos reparta el cielo.
Y entonces tu voz viene a m, te encuentro;
tus manos tibias me descubren
y como un nuevo ser en m se imprimen, te siento.
Junto a ti me llevan, tu y tus ojos negros.
Tus labios miel me penetran, me hacen serlo... y me hacen amarte an
cuando no te tengo, cuando me pierdo
porque tu como un ngel
me guardas, velas
mis sueos.

Julio 6/05

LIBRANOS DE TODO MAL

Lbranos seor de todo mal,
de sus angustiosas horas de labor,
del acento mal maraado de sus achaques,
del agita agrirancia emanada en su olor.
Lbranos, pues, del paso mnimo de su camino,
del gimnasio que la lengua ejecuta para producir variaciones lingsticas en su tenor
cuando jactndose de su infinito saber
remolcado, cae, entexturadamente entorpecido
en los morfeos de la villana vejez.
Lbranos. Lbranos del malabarismo de sus huesos
cuando lucha con el incesante calor
y bajo una orden profunda y reprimida intenta
negociar con el espacio un cambio de posicin.
Lbranos Oh Dios! Del mal ortogrfico de sus uas,
de la pestilencia ahogada en su voz,
del cansancio perdido de su sombra,
de la oscura sensacin al carbn.
Lbranos de su amarillento olimpo,
del reposado delirio de su dios,
de las ganas enturbecidas de su mirada
para parirnos dioses subyacentes
en las mazmorras reprimidas de los ovarios de su ya desgastada ilusin,
de un Zeusletras consagrado
en un Alzheimer o un mal de Parkinson;
cuando lo nico que hacen todas sus letras,
igual a lo que intento hacer yo con esta oracin,
es salir atnitamente despavoridas
en diferentes texturas y direccin.
Oh padre! Padre Dios!
Acude a tus llamados,
Concede pronto sta gran peticin.

Liloangelus, 16-01-07

'Hora maanera'

DELANTE DE TI.'

Te he observado ya por mucho tiempo;
Veo correr la ansiedad sobre tus odos
Y aunque los mos a distancia quieren decirlo,
Siento la impotencia que los aos te ha puesto, amigo.
A veces no puedo creer tu desafo:
Tus hebras ya se han vuelto desierto
Y tus huellas un tanto, mas que poco, imprevistos.
Es tal vez muy tarde pero algo ha sucedido:
Pareces escucharme, aunque te quedes dormido
y despiertes a vivir justo cuando ya no estoy contigo.
No entiendo. Me hablas distinto,
ya no me haces inventos,
ah, Y no me llamo Gloria Insisto!
Tus curvas talladas en la arena cuando desvas tu instinto
pelean contra la gravedad y contigo,
aunque termines igual, perdido.
Casi no ves aunque espernanques los ciros
ni tampoco me hablas, aun cuando mantengas largos ratos discursos ensordecidos.
Y tus manos. fibras de hombre, pedazos creativos de vivos,
bailan tanto al sealarme, al mismo tiempo en el que todo quieres devorarte.
Ya es tanto lo nuevo y lo viejo que te envuelve.
El silencio, es un gran estadio al que ejercitas alejndote de m,
desarrollando msculos del fonador que le irrumpen a las grasas-teoras su expresin.
Y el sombrero, cruz del recuerdo que emperegrinas da a da sobre los huesos
Gastndole los minutos al tiempo que te guardas en formas de monedas, en los bolsillos viejos que arropan tus desgastados cueros, y que arbitrarios se derraman cual si siguieran a una comparsa en carnaval de huesos.

Mas la mirada esa, larga, que enrollas en el vaco
y que al no dejarse las pepas rebosar sobre mi, ruedas
hasta sonrer con el Morfeo junto a ti.
Qu sucede? Te has quedado fro.
Te grito. Escuchas pero sigues dormido;
Todos te hablan y yo creo que ests otra vez en el olvido,
Has tomado formas lnguidas y quieres jugar al escondido;
Pero, por ocultarte no te has fijado que otra gente se lleva tu sitio.
Ahora con quien jugar? Puedo encerrarme contigo?
Escucho voces que me dicen Aprtate del cortejo hijo!
Pero no entiendo nada, adems, mam me dice que no puedo aguardar contigo.
Pero sabes, es que ella no sabe de nuestro pacto;
As que, al descuidarse me meter en tu cajoncito, que por cierto que gran idea has tenido pues a nadie se le ha ocurrido que ests jugando viejito,
Contar hasta el mil, no importa que como t quede fro.
No se si mam se dio cuenta pero que no se desespere ha dicho,
Pero al parecer es tu estrategia: meterte en eso oscuro, recto y medio sombro
Para disimularte la vida y conseguir de libertad el grito,
Entonces al tenerlo podr yo tambin jugar contigo.abuelito.

Agosto 18/07- Enero 31 de 2008

Lilo

biografia:
LILIANA BELEN JALK BARRIOS

Licenciada en lengua castellana

liloangelus@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s