s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Adolfo Pays
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia

América Nativa.

“Viejos terratenientes incrustados
en la tierra como huesos
de pavorosos animales,
supersticiosos herederos
de la encomienda, emperadores
de una tierra oscura, cerrada
con odio y cercados de púa.”


Pablo Neruda.

[Del libro Canto General de Pablo Neruda. Poema; Las tierras y los hombres]

Busco por toda América nativa
el rostro emancipado
de mi pueblo, de los indios,
de los negros, de las indias
de las negras, de los pobres,
de los más pequeños de este continente.

Busco por toda América Nativa
su identidad, su tiempo, su silencio
su historia, su lengua, sus enseñanzas.
Busco y solo busco a mi América Nativa.

Deambulo por las selvas,
por los montes, por los desiertos
por calles, por veredas, por pueblos
por ciudades y encuentro solamente
rostros curtidos por el tiempo
olvidados por el tiempo, ejecutados por el tiempo
por la historia, que no es su historia.

Deambulo desde el Sur al Norte de
toda mi América Nativa,
la nuestra, la de ellos,
la de los indios, de los negros,
la de las indias, la de las negras, la de de los pobres,
la de de los más pequeños de este continente.

Busco por mi América Nativa
los sueños, los versos, los cantos
la pintura, el silencio, los instrumentos
y solo encuentro, voces, lenguas,
miles de lenguas anónimas,
silentes aunque palpiten por las selvas,
por los montes, por los desiertos
por las calles, por las veredas,
por los pueblos, por ciudades.

Deambulo por mi América Nativa
Y encuentro brazos, hierros,
Voces, letras, hombres,
Mujeres, viento, mar, inti
Tierra, nuestra pacha mama.
Deambulo por mi América Nativa
Y encuentro exilio, dolor,
Historia, pero no la nuestra
La de los maquiavélicos

Seres enjutos e injustos.
Los que nos quieren imponer
sus normas, sus leyes de miseria
de hambre, de tortura, de dictadores
asesinos de inocentes,
de millones de vidas
que mueren lentamente
por culpa de sus efímeras riquezas.

Quiero encontrar mi historia
y la encuentro, silente
arropada con los brazos
de poetas, de cantos,
en cajones olvidados
por quien sabe que destino.

Busco mi historia y la encuentro en
los indios, los negros,
en las indias, en las negras, en los pobres,
en los más pequeños de este continente.
Y encuentro sueños
utopía, lucha, lucha, lucha.

Busco en mi América Nativa
y encuentro; derrotas, torturas,
desaparecidos, miles de desaparecidos.
Obreros, estudiantes, maestros
mujeres, campesinas, campesinos
niños, niñas anónimos y silentes
de nuestra América Nativa.

Y encuentro rostros,
rostros de hombres, mujeres,
con nombres y apellidos
Ernesto Guevara, Clara Elizabeth
Fidel, Romero, Helder Cámara
Camilo, el che, el che, el che….

Busco a mi América Nativa y
la veo naciendo, viviendo

Compartiendo futuro desde
el Sur al Norte de este continente
con obreros, estudiantes, maestros
mujeres, campesinas, campesinos
niños, niñas anónimos y silentes
indios, negros, indias, negras,
los pobres, lo más pequeños de este continente.

Se yerguen como un inmenso
mar, de vientos de voces
que gritan al unísonos
hoy es nuestro tiempo
hoy es nuestra historia.

De la tortura
Imagen pisoteada por al miseria
La injusticia genocida del capitalismo
Rostros que sufren
Lloran lágrimas de sangre
Que forman ríos por toda América nativa
La nuestra
La única y auténtica resistencia a lo que impuesto
Por aquellos que no quiero mencionar
Pues eso seria un insulto
A la memoria de todos los caídos

Busco el rostro
Aquel que me vio nacer
En la miseria
Que hoy más que nunca la tenemos que hacer digna
Pues el alma de la pobreza
Es solamente eso
Fuerza de vida por luchar y conquistar lo que nos falta
Todo
Absolutamente todo
Busco el rostro alegre
Tierno y dulce de la vida convertida en añicos
En estas siluetas que hoy caminan
Y nos palpitan por construir
Lo que hoy si esta iluminando por América nativa
La nuestra
Busco la mirada para darle con un beso
La ternura de la justicia
Convertida en pueblo
En millones de rostros de América nativa

Hagamos pues hoy de este verso
Una Mirada Hacia América Nativa

En el lecho acogedor de tu vientre

No soy la gota perdida
De la tormenta acumulada,
En el cielo cómplice de mi vida

No soy la brisa que acaricia mi destino
Ante las precipitaciones del diluvio pregonero
De mis versos, enjutados en mis venas
Torcidas por el camino laberinto de mis nervios

No soy la luz que penetra
Por las placenteras mañanas de primavera
Y desfilan millonarias de minúsculas caricias
Hacia el horizonte locuaz de tu cama

No quiere ser todo,
Simplemente al que amas
Por este camino estrecho de la vida
Aún después de nuestra partida al sosiego silencio eterno

Soy el que quiere acariciar el sol
Con el gesto más sublime
Del recién nacido
En el lecho acogedor de tu vientre

Esculpí la tristeza vida

Divagando por el asfalto silencio de la ciudad
Carcomido por el quehacer cotidiano
Ajetreos pasos colectivos
Perdido en los rostros marcados por el destino

Cruzo a mi derecha el viento fugaz del tiempo
Perdida ternura silencio como el mío
Tome su mano
Acaricie sus yemas de ternuras ancestrales
Escupiendo años con mis manos marginales
Pinturas derretidas en mis dedos pincel del tiempo
La acompañe silencio

Flor pisoteada por la sequía, larga de verano
Pétalos blancos agrupaban el capricho celaje
De la tormenta ausente diáspora del tiempo
Acumulada en su cuerpo frágil transparente
Alma esbelta con sus años de entrega a la vida

Acaricie su mano terciopelo añejo
Cruda y cruel monotonía de sus pasos
Lerdos con el choque furioso del viento en pleno rostro pisoteado
Empujando su diminuto cuerpo y avanzando con delicadeza
Milenaria de sus años
Y así seguimos andando en silencio cómplice de su secreto

Me entrego una sonrisa tierna cómplice del te quiero
Pálido y desconocido agradecimiento fiel
De su presencia marchita flor destinada al olvido
La vi partir, cabizbaja como la encontré
Fugaz viento celestial del destino

Se perdió entre la vida asfalto multitud
La anciana vida del destino
Que nunca volví a encontrar en mi camino

-Sensaciones infinitas del beso

Me sorprendió
Todo tu cuerpo
Aparecer en la luz
Silueta de la noche iluminada
Por la luna
Reflejo fiel de tus líneas
Camino con malicia
Al estruendo deseo de mi cuerpo
Cabello,
Piel de tus labios
Se precipitan a los míos
Encuentro infalible
Para deslizar la esencia del beso en tus piernas
Y dispararle al clítoris vigor energías
Lengua rapidez fluida
Que sorprenda tu cuerpo
Al ritmo placentero pasión
Tus sensaciones infinitas del beso
Cómplice
Antes de entregarnos a todo

-Con el silencio gesto de tu pasión

Un gesto de amor
Que tenga el sello de tus caricias
Que tenga el anhelo de tus secretos
Que tenga el sendero de tus caminos
Eso quiero solamente esta noche

Un gesto con el beso de tus labios
Que me bañe en la penumbra de la noche
Para saciar tu ausencia de este año
Y del otro que se aproxima

Un gesto de tus manos en mi cuerpo
Que dibuje y tatúe el placer en mi pecho
Y con tus cabellos deslices por mi erguido deseo
De sentir tus labios
Con el silencio gesto de tu pasión
Mezclados con el cómplice
Suspiro del abismo vientre de tu querer

Un gesto de amor
Que se quede en el cielo
Bailando con las estrellas y la luna al compás,
Pasos infinitos de nuestros cuerpos

Un solo gesto que pronuncie mi nombre
En el instante de hacerte mía
Dame el gesto del placer por esta noche

Pienso en tu gesto querida sensación del viento
Que vierte complicidad
El germen del amor que esta por venir

-De tus versos colores infinitos

Me llevo
Como el viento
Las tentaciones que nacen a solas,
En mi quietud permanente
Con los trazos carboncillo
Lienzo vida de mis locuras
Caricatura a veces de mis sentimientos
Que abrigan solo esperanzas
Esmeraldas virtudes
Conmovidas con los sueños que me abandonan
Cuando dicto pinceladas
En tu cuerpo torrencial de mis colores

Me llevo
Y elevo
Las llaves de mis oleos
En oleadas márgenes del reciproco capricho
Selectivo y colectivo
De tus versos colores infinitos
Al leerte y leerme
Verbo de tus deseo y tentaciones
Viajan con tu nombre disfrazado en arco iris
Brillo,
Labios seductores de mi deseo
Hálito de tu sed del beso compartido
Vierte
Mujer infinita de mis tentaciones
Los besos que hoy
Trituro con mis manos
Escritas en el cielo de tu boca
Con mi lengua
Carcomo tus delirios y los míos
Antes de poseer tus caricias en mi cuerpo
Erguido deseo eterno de tu vientre

biografia:

Adolfo Payés
nacido gemelo con su hermano, Salvador Payés. Adolfo pintor y escultor salvadoreño. Hijo de Carmen Payés y Joaquín Aguilar Guzmán, su padre uno de los pintores y escultores de nuestro país con prestigio, tanto nacional como internacional. Una de sus esculturas de medio cuerpo tallada en bronce macizo el indio Atlacalt que se encuentra en la entrada principal del Palacio Nacional, frente a catedral escultura que por su referente artístico es muy representativo para muchos escultores del país, de la calidad artística de su padre. Adolfo Payés en 1969 y a la muerte de su padre entra con otros cinco hermanos en la Casa Nacional del Niño ubicada en San Jacinto, ahí tiene la posibilidad de estudiar hasta el noveno grado, posibilidad que no todo niño de nuestro país tiene. Es ahí donde tiene contacto con las artes ya que el Bachillerato de Artes, llego hacer parte de unos de los edificios del Hogar del Niño. Conoce la pintura, la música, participa en colaboración con alumnos del CeNAR en todo lo que tiene que ver con el arte y el compromiso social de esta. El arte, con la realidad social y política del país es una mezcla precisa para comprometerse a cambiar esa realidad. Considera desde entonces que el arte tiene que ir siempre perfilando un futuro más humano y justo. Junto a su hermano a los 16 años se incorpora al Movimiento Estudiantil Revolucionario de Secundaria MERS. Prosigue sus estudios en el Centro Nacional de Artes - CeNAR forma parte de un grupo de teatro integrado por alumnos del Hogar del Niño bajo la dirección de Paco Flores Dramaturgo y uno de los mas destacados pioneros de Títeres de el Salvador con prestigio nacional en las Artes, especialmente en el Teatro. Esas inquietudes artísticas se mantienen hasta que la realidad social, económica política del país, mas su sensibilidad y lo que ella despierta para seguir haciendo esa mezcla solidarias de las artes y la realidad, esa inquietud le lleva, pues, a estudiar en el Centro Nacional de Artes. Por la sensibilidad que le despierta esa realidad y marcado por personas antónimas del pueblo salvadoreño, Rutilo Grande, Apolinario Serrano, Juan Chacón, Clara Elizabeth Ramírez, etc. entre muchos otros compañeros desaparecidos y asesinados por el régimen cuando solo eran unos niños, adolescentes de 14, 15 y 16 años que militaban en el movimiento estudiantil MERS, y sacerdotes como Rafael Palacios, Neto Barrera, Monseñor Romero entre otros, entiende que hay que dar otro paso, y que no solo debe de ser denuncia, que tiene que ir acompañada de una practica por erradicar esa realidad injusta que oprime, golpea y destruye . Aprende a no concebir el arte como mercado, el arte por el arte mas comprometido es, desde entonces, parte sustancial de su vida. Terminado sus estudios de Bachillerato en 1983, en 1985 entra en la Universidad de El Salvador, UES ahí continua como en el bachillerato, su compromiso toma otro cariz, y ese va a ser desde entonces su vida, el de luchar y comprometerse aun a costa de arriesgar su propia vida, por un pulgarcito mas equitativo y justo. La utopía social de futuro le lleva a entregarse de lleno por transformar una realidad injusta, típica de los países latinos americanos. En toda esa urdiembre social y política, cuando en 1989 por honestidad revolucionaria y su compromiso consecuente es capturado por los escuadrones de la muerte, torturado y vilipendiado por los cuerpos represivos de la antigua policía de hacienda. Es prisionero político, pero no por ello deja de pintar. Gana el primer y segundo lugar premio de pintura que organizan en las cárceles. En 1992 después de los acuerdos de paz no es amnistiado y continua con otros compañeros presos políticos su lucha por sus libertades, en Diciembre gracias a una huelga de hambre que lleva hasta las ultimas consecuencias, [de ello hay constancia en las hemerotecas de El Salvador] durante esta huelga de hambre, la continua con la huelga seca, sin ingerir la miel, ni agua, durante 42 días. Es hospitalizado y amenazado de muerte después de conquistar y arrancarles su libertad al régimen, la represión continua y se intensifica contra el y sus familiares, es obligado a salir del país exiliándose en Canadá. Ha realizado estudios de artes plásticas en la Universidad de Quebéc en Montréal - UQAM. Y exposiciones en El Salvador, Canadá y España. Participo en los dibujos que aparecen ilustrados en el libro de poesía de su hermano, Desde la Otra Orilla, editado en España por la editorial Luna de Bilbao, le han publicado en revistas canadienses algunos de sus cuadros, con reseña históricas de su vida y su compromiso social. Adolfo tiene muchas inquietudes y entrega por el arte. Su compromiso con la artes es en toda sus expresiones.

apayes@live.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s