s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Wilfredo Mrmol Amaya
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia

VIENTOS DE HEROES

Los héroes y heroínas nos vigilan,
no están muertos
hablan en las calles
sonríen en los espejos
sus manos siguen empuñando la verdad
la historia está en sus miradas levantadas
brisa que escupe propaganda de vida
éxodo de libertad,
las guindas sudan los caminos,
aun no recorridos.

El futuro, se viste de esperanza
nuestros héroes nos miran,
aunque no los veamos,
están ahí, en los suspiros cotidianos.

En cada nueva trinchera, perfumada,
con abono de pueblo; amor de justicia.
Los héroes nos vigilan.

Wilfredo Mármol Amaya
10/06/09. 7:50am


AMAR EL AMOR

“… a esta edad es difícil, pero la vida es bella y el amor también lo es…”
Sigmundo Freud.

Dicen que la vida es efímera,
efímero,
el universo en el tiempo de la existencia.
Tu y yo,
en el mar de seres vivientes,
en el espacio del aquí y ahora
alrededor de años luz;
una casualidad relativa del Absoluto
que el amar vale la pena si hay amor,
sin color, edad, cadenas;
en todo cielo, caben los arco iris.

Wilfredo Mármol Amaya
04/06/09. 6:10 p m


MUJER

Hoy fui inmensamente feliz, ahora fui imperfecta. Georgina Chinchilla.

Hay lunas en que la noche viste de sol
busca entre las sombras la verdad atrás de la puerta
desgarra la pista de la sin razón
expulsa escapularios de los ovarios,
deambula el deseo de ser auténticas.

Hay días en que la desnudez es la mejor de las honras
el deseo abraza la agonía,
descubre que la hombría
es el fraude de las cofradías;
encuentra la verdad en las sombras
vuela en alas de golondrina
regresa a ver el sol y la belleza de las estrellas,
pisotean navajas de ancestrales costillas
caminan por el mundo
el mundo camina por ellas,
ni siquiera vuelven la mirada
ni siquiera vuelven
ni siquiera

Wilfredo Mármol Amaya
1 de abril de 2009.


OFICIO SAGRADO,LA POESIA

Dame ese soplo imaginario
en la anchura de mis costados,
sacude el párpado de tus infinitas alas
en el abecedario de mis ideas,
comienza de nuevo el frenesí de la silabas,
olvida el silencio de las metáforas,
entierra la quimera de lo desconocido

y por favor denme la palabra exacta
que borre al traidor y el enemigo,
en el oficio sagrado de la poesía.

HUELLAS DE EQUINOCCIO.

El abismo sacude temores,
y el paso de las sombras
adelantan el viaje a las angustias.

Sus escorias asaltan en las calles,
y los ángeles ciegos, estrechan el apego
en la cuerda de la locura.

No hay sonrisas esperanzadoras,
el horizonte del miedo devora el día y la noche.
Y el mundo de la equidad con sus manos atadas,
desconoce la utopía.

Los abuelos muestran sus huesos al sol.
Los presentes entierran la memoria,
y las huellas del equinoccio
no encuentra las flores y primavera
.del entendimiento.

EL PLACIDO SILENCIO


La naturaleza es así,
adjunta, como los colores del arco iris,
sal y arena en el horizonte de lo prohibido
fuego y lluvia en el caos de la piel
placido silencio. en la pausa de la entrega.

biografia:
Wilfredo Mármol Amaya

Nació en Zacatecoluca el 5 de febrero del año de 1959. Miembro fundador del Circulo Literario Semilla de Justicia del Órgano Judicial en marzo de 2006; participante del Grupo de Escritores de La Paz. \'126 Haikús\' y \'Al final del Túnel\' en el género de novela, con un carácter testimonial de su ciudad natal. Su trabajo \'Círculos de esperanza: y la mujer se hizo voz\' es un ocasión para reflexionar el carácter reinvidicativo de la lucha feminista y de hombres nuevos en el marco del carácter patriarcal de una cultura sexista, como la sociedad salvadoreña, y, por qué no decirlo, mundial. Labora para la Dirección de Planificación Institucional de la Corte Suprema de Justicia. Trazos Culturales de Diario Colatino le ha publicado en diferentes oportunidades; ha sido partícipe de conversatorios poéticos impulsados por el Órgano Judicial en ciudades diferentes. Ha alternado en los Miércoles de Poesía de los Tacos de Paco y La Rayuela, como parte del Circulo Semilla de Justicia y del Grupo de Escritores de La Paz.; con éste último publicó, en 2006, Antología Literaria de los Nonualcos, a través de la Corte Suprema de Justicia.

Participa de la edición Antología La Primavera de los poetas, auspiciada por Alianza Francesa.
Su madre María del Carmen Mármol, vendedora del mercado, vive en la localidad viroleña; su padre, el profesor Gregorio Rigoberto Amaya Lovos, fue asesinado el mayo de 1986 mientras se desempeñaba como Alcalde Municipal de Santa Ana.

Wilfredo le canta a la vida, a la esperanza y en especial, a sus hijos. Hay ocasiones en que la justeza por un país soberano, libre, independiente y democrático le lleva a plasmar el grito de los de abajo, iluminado por el pensamiento de Monseñor Oscar Arnulfo Romero: \'Con este pueblo no cuesta ser buen pastor\', se atreve a poner el dedo en la llaga.

Iván Vladimir Montejo.
San Salvador, 1 de agosto de 2007


w.marmolamaya@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s