s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pedro Enrique Perales Garca
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
Biografia

Tromba de ceniza
Otra vez tú perdida, tú tan lejos

Gerardo Diego

Pensé que llegarías con el peso de la tarde a la una
Y treinta.
Pensé treinta minutos después que vendrías atada de
Floresta y sorprendida por las aves
A encontrarme bajo este puente de columnas y
De niebla tormentosa.
Pensé cuarenta minutos después
Que una marejada de extenuación y de memoria
Te había extraviado.
Pensé que un sueño apabullante te había
Elevado a los altares del corazón
y que todo había sido un sueño.
Pensé en recorrer acalorado los caminos
Presentidos a tu lado para rescatar
Tu imagen y salvarme.
Pensé indefinible en la restauración de la sombra
Y quise entre estas mismas sombras abrazarte.
Pensé en una llameante guirnalda de flores
Y de hiedras que venían enredando
Tu cintura y tus brazos.
Pensé arrodillarme en dirección a donde solías llegar
Y orar aturdido hasta el amanecer
De un nuevo día.
Pensé en lapidarme de recuerdos. Extraviarme,
Aturdirme, evadirme, concluir con una serenata
De cantos de nostalgia.
Pensé en convertirme en un atado de fuego.
Acabar arrastrando p0or aguas infinitas.
Pensé árbol bendito ser nube, agua, carbón y hierba.
Quise como fuerza torrencial inundar todos los parques
Todos los patios de arena.
Pensé en ser devorado por milenarias aves de rapiña.
Trotar como caballo bronco en pos de una inusitada
Pradera.

Pensé en desaparecer en medio de las aguas
Y reaparecer como una tromba de ceniza.
Publicado por Pedro en 8:24 0 comentarios
I Epílogo de luna
Te persigo, como se persigue la mañana, descendiendo por
Escalones
De lumbre, así llegar a través del día
Cruzando rauda y prominente las piedras,
Llegar insondable e incipiente, mas una lágrima de sol callada,
Lindero de tierra alejada, cercando las ruinas del hombre.

Llegar primeriza, anhelada a caminar por los imperios de sol
De estos estancados caminos de pensamiento.
Bella, temperamentalmente bella
Cruzando todas las variantes del año, con la ruda aprehensión
Del
Ave matutina que nace pertinaz por sobre las corolas del tiempo.
Oh, viento nacarado, el olvido no existe ahora
Que existes tú sobreponiéndote
A la lluvia Oh, lluvia, eflorescencia de tiempos extraños ¿Perseguiremos
Como años anhelados las briznas del amor y la memoria
Y finalmente persiguiendo la mañana estarás tú recogida entre
Aves recurrentes
Abriéndote a la explosión del sol, cayendo rauda como un viento
Infinito,
Aplacando como nunca antes se hizo, la noche. Esa noche calla-
Da de tiempo,
En donde el presentimiento parece amainar para que
Cargada se cumplan esas
Lejanas historias que se cantan demudando la mañana. Y estoy
Así persiguiendo y al estar tu perseguida, arrobas el único
Emblema de dicha que parecemos entender
Y descifrar.

En: El Libro del Amor y los Encuentros
Publicado por Pedro en 8:24 0 comentarios


FE
A Piero, un hombre por venir.

Cuando todo ha culminado te decides a cruzar esa cuesta
Después de haber negado del silencio y las falsas bondades,
Apretar ese puñado de arena y pronunciar las exactas
Verdades para dar la vuelta a la página
Y poblar el mundo de estos páramos,
Y sentenciar de nuevo por el hijo,
La extraña piedra, que no nos abandona,
Y reconstruir,
Como ya te dije, joven sabio,
Que no existen aunque quieras, más verdades en este mundo
Que las que tengo en mi mano,
Todos sabrán entonces que has sido el vencedor
De la palabra,
Esa palabra con la cual los hombres dejan de serlo,
Para convertirse en estatuas
En aquel mundo que construimos a fuerza de de palabras,
Y del que ahora intentas huir para solo apagarte entre la árida lluvia,
La que te moja, la que unta nuestra horrible apariencia
Con ese piélago parecido a la inocencia,
Y decir que estamos, que somos, que seguimos siendo
A pesar de cumbres de pensamientos inútiles,
Años estirados bajo cañamazo de ilusión
Por esa fe parecida a la inconsciencia
Que se define más densa que tu rostro.

Más no importa,
Destino y forma se tejen de iguales emblemas,
Más importa este vacío que rellena la miseria, que ahora sentimos.

Nombres de hombres del pasado
Tejidos de árboles y furiosas manifestaciones de decencia
El sol que nos inunda y ese algo que ya no cesa.

biografia:

Datos personales
Pedro Enrique Perales García
[Lima, 1961].Estudió Lengua y Literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Fundador de la agrupación poética Noble Katerba con la que se inicia una propuesta estética en la poesía peruana de finales del siglo XX.

Participó a inicios de los 90 de lecturas en el Museo de la Nación, PUCP, La Cantuta, El Instituto Peruano Ruso, Museo del BCR.

Publicó en 1996 Edades, en el 2001 El libro del amor y los encuentros y en el 2007 Antología Persistencia Vital Noble Katerba.

Actualmente dirige talleres de Creación literaria, Creatividad vivencial para adultos y desarrollo personal los cuales alterna con su labor en la Biblioteca Nacional del Perú como Promotor cultural y de lectura de este centro realizando actividades de gran éxito como el Café literario y organizando las diversas actividades culturales dirigidas a la Comunidad.

Tiene por publicar los poemarios: Máscara de Jade, Sólo respetando a los ídolos y una Antología de cuentos.

pedroperales26@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s