s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Modesto Herrera Gonzlez
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

Alicia y el espejo

Los caminos de la luz como contraparte
oscura de los sueños
son los pergaminos en que el tablero
se refugia de los números.
Alicia se pierde en el espejo que refleja
el futuro de un tiempo impredecible,
baja por las escaleras del laberinto
y sube a la eternidad por un instante;
es el mundo al revés,
nadie muere ni emerge de la nada,
solo el lado oscuro de la luna
contempla la otra parte del cielo
en que el techo del silencio es tapizado
con la esencia del éter y el misterio:
lo que es abajo entonces es arriba
en un sinfín de escalones invertidos.

¿No es verdad que lo que aquí sucede
perturba en el rincón mas lejano del planeta?
los conceptos de la lógica hacen añicos las alas del intento,
pero la magia tiene a la ciencia como imagen
y el espejo es el oráculo del brujo
Alicia viaja en el tiempo del conejo
y su reloj sin segunderos.

El infinito apenas se vislumbra
entre los bordes de la noche,
es el precipicio de la nada.

Luz y sombra es la ecuación de la existencia,
luz que se curva en la trayectoria del co,
sombra proyectada en el camino
para el cultivo de los sueños.
Alicia es transformada en reina
y siempre joven se inmola en el altar de las alianzas;
sabe que el caos es la esencia de la música,
el cuaderno pautado de las hadas,
la sinfonía planetaria del vacío,
el ruido cósmico de las hazañas muertas,
los fantasmas de un ayer lejano y vivo:
Lo que entonces sucedió ya no es el tiempo,
lo que ahora sucede
entonces ya existió
y el futuro no es promesa eterna
sino el pasado de algo que en gerundio nos devora.

Alicia, el pasaje del espejo,
la magia a secas
la ciencia y su misterio mágico
el caos como el orden de las cosas
la orilla del universo
el techo de silencios y sus puntos negros,
el hueco inexistente del vacío,
el pergamino en que está escrito el principio
y atesora el final como punto de partida:
el origen de la nada como expresión del cosmos,
la ecuación sin resolver de la metáfora,
los mundos perdidos,
el monólogo de dios,
la dialéctica y el miedo,
la sensación de ser un punto imaginario,
la contra parte de un mundo real,
el sueño de Hilbert y Don Juan,
el intento de Einstein,
la muerte
[dicho así es solo una parte más del juego]

todo ello nos acerca al
jardín de las flores de la ausencia;
la luz es la otra parte de la orilla
en que el cielo se desploma en el vacío
y nosotros somos
la parte recursiva del poema.

Ausencia de ti

Sobre tu cuerpo desconocido escribo,
mientras el se dibuja a sí mismo
otros momentos que fueron de un tiempo
no vivido en este cuerpo mío que desconozco
al sentirse así, como te siento, en un amor físico,
cuando al nacer, nosotros los de entonces, nos reconocimos.

Beso tus dedos en el estar de regresarte a mi memoria
húmedos de nada evocan el dulce aroma de tu cuerpo
suave es el recorrido de mis pensamientos por tu talle
lento y doloroso el viaje de la ausencia por tus senos
triste es el placer solitario de pensarte en mis recuerdos.

La ansiedad es vestido del quebranto que tu deseo provoca.
soledad y llanto es un sinónimo que congela el tiempo
vacío es el medio en que nuestros silencios se confunden
la sala de espera en el hospital de sentimientos y abandonos.

Eres un recuerdo sin memoria en el valle de olvidos planetarios
hay en mí un momento inmaculado en los ritos de tus muslos
una oración de olores mágicos cuando fui rescatado por tu sexo
conjunción copulativa de lamentos, coda sin final, complemento.

Sobre tu cuerpo desconocido escribo, el se dibuja a sí mismo,
y en sí mismo se desboca en un río caudaloso de metáforas
como nuestro el pan es verbo y la oleada de pronombres agua
y lluvia de ciudades se bautizan en el pronunciamiento de tu nombre.

El intento

Despierto en el umbral de un sentimiento
carcome el sueño la mañana desolada
las ideas requeridas para ubicar el alma
se suman a las partes silenciosas de la nada

Un coro de ángeles anuncia la partida del viento
en esta parte de mi ser escudriñado por los pájaros
solo queda el esqueleto de los peces despojados;
pájaros y peces abandonan el hogar de las palabras

Se repite el incesante olor a flor de tumba
el crisantemo antes rociado por las lágrimas
es un manojo adormecido de pétalos podridos
hay soledad sin repetidas letanías de tristezas

Es recorrido mi ser por tus repentinos caminares
como si fuera un universo público y gratuito
fui el espejo que rescató tu esencia fragmentada
el intento cosmogónico de tus constantes viajes.

Un vaso de agua es transformado en energía
cambia de color, enciende mi mirada, limpia mi cuerpo
vacía pensamientos pegados a los sueños
lentamente el agua transparente se adormece.

Ahora se que la palabra es un ente desplazado,
un albatros que anuncia la sorpresa de la vida
el conjuro que resuelve en parte los misterios
del eterno tránsito de ese fluir hacia la muerte.

Las células que construyen los tejidos de mi cuerpo,
son los puntos suspensivos del instante abandonado
hay oraciones que conducen a la sangre por mis venas
acentos inflexivos y párrafos de sal por mis costados

Es el cerebro en el que anida la fábrica de espejos
y se refleja un sentimiento hecho palabra
una frase en el punto angular de la memoria:
el orgullo de ser yo, se ve reflejado en el origen.

Y de esta forma, dentro de las galerías de mi cuerpo
mi ser se mira constantemente repetido en otros,
los mismos que dentro de mí se observan reflejados
en el infinito cortejo de pronombres enlazados.

Es mi cuerpo, mi existencia y todo pensamiento,
un discurso solitario de palabras y de símbolos,
versos líquidos por las arterias, escriben el relato
y así también ponen el punto final hacia la muerte,

Y bañan en esa sensación de astro con luz propia
las historias que se han sumado a este viaje sin destino
y que el destino mismo que determina que así fue escrito,
se escurre del vacío por algún orificio entre dos cuerpos.

El mundo es comprensible cuando no pensamos
es un perfecto acontecer en que los ciclos nos definen
nacemos y morimos y en el transcurso solo vivimos
crecemos con las palabras de otros y nos reproducimos.

Y así volvemos a nacer con el destino de los otros
tenemos que ser igual a ellos o en otros casos
resignarnos que así tiene que ser el mundo de nosotros
y entonces jugamos a ser reyes del instante por instantes.

Construimos, el cielo, la tierra, el paraíso y en ocasiones
es con la nada lo que alguna vez con terror nos enfrentamos,
algunos se percatan y visten a la nada de sueños fantasiosos,
otros se enfrentan sin temor al símbolo, y así nace el Intento.

biografia:
Modesto Herrera González

Estudios universitarios de Física y Sociología, profesorde matemáticas y Física , analista de sistemas en Petroléos Mexicanos, Trabajé como editor en una revista electrónica, publiqué un libro de poemas: \'La ciudad de los soles nocturnos\', actualmente mi segundo libro inédito \'En un país lejano\', en revisión y a la esper de un editor.

modestoh@yahoo.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s