s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lil Muoz
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia

Lilí Muñoz, Poemario: El cardo azul.

El cardo azul


Cerril de mismidad
pedregal y desierto
fuiste no en la fragancia sin fin de tus palabras
certeridad del caos
en tules de ilusiones.

De la colina hurtaste
el cardo que aun me mira
y me hiciste una niña
por retretas y siestas.

¿Cómo construir murallas que rechacen olvidos?
¿Con retazos de sangre, alma y tripas afuera?

mi lluvia
a la intemperie
quiso amasar la tierra

de pie crucé la puerta
de blanco
consunciones
de blanco
entre hogueras
de blanco


fiel
tu fuga
fiel
amortajó en acequias
el cardo fulgurante.

Victoria, E.R., noviembre del 2007.

[Carlos Fuentealba, siempre presente].

En la pequeña lucha
del trébol parpadeante
reconozco tu senda y te imagino
aquí estuviste
en la presencia ínfima
recurrente huellar de algún cabello
paquete a medio abrir en la alacena
miraste mar y luna en plenilunio
amaneciste arena
te sentaste en la playa
la vertiente habrá bebido tu risa en las restingas

en ardor de verano habías escrito
el sueño más recurrente está en Las Grutas
los dos
con el Atlántico testigo

aquí puedo sentirte
por este azul abril desoled@des
con el mar que ha llegado y se retira
en los dones que borra sin respiro
el lucero que mengua acantilados.

soy vos en soledad este domingo
incertidumbre y más
perplejidades
zumban nombres-recuerdo por las rutas
y la tiza con sangre
atiza grana.

hoy somos todos sur
sudacas entre sales.

Las Grutas, Río Negro, abril del 2007

Rocío entre colinas
A Victoria o La Matanza, según quien cuente la historia.

Llega la primavera al sur.
El año dio la vuelta.
A las tres de la tarde el sol agostará la tierra.
Los vientos
por nuestro sur al sur
en el país azul
hablarán de tu cuerpo.

En noviembre
¿recuerdas?
dormía apenas un aire atardecido
y entre los riachos
el rocío chaná
arracimaba las primeras estrellas.

Bordeé duros terrones
y traté de encontrarte
había grietas
en la patria de esperas
la de oblicuos olvidos
la de siempre partidas.

¿Otra patria en mi patria
desde tantos afueras?

Amanecen los nombres
tu nombre entre colinas.

De: Puro limón y azúcar, Edit. Tierra Firme, Bs.As., 2006.

MUJER GRUTAL

La cresta azul de vértebras
descentrada en las grutas
la voz de carne de tus muslos
bebedores
mujer a gritos super cine
no porno tal vez
pero sí en video
textura mística de calas
que no darán a luz
ya no
no habrá suceso.

Lame la aurora
con pausas
huecos de tornasol y orina
en rosados
espejuelos de álamos batientes
se mezclan
silabeantes en marea
entre la arena rústica
minimal
hecha pubis.

Escultura de nácar,
saliva
desperdicios, amor,
de mar en celo
ni el hueco
ni la sombra
ni la risa
salitre espuma
esperma
rumor de la mujer que se deshace
sin preludios.

Algas que olvidan formas por venir
Antigua y grutal al sur
interminable inicio
mujer.

.

Dos veces el amor

Pasabas. Rítmicamente, pasabas.
Tu cabeza oteaba a uno y otro lado como buscando un punto entre el cielo y la tierra.
Rodeado de abrazos, cuerpo y pies seguían el sintético y ancestral remolino de la murga.
Desde la catedral de pinares, yo te miraba.
Primero se desprendió tu cabeza. Luego, los retazos multicolores de tu estructura.
Cuando fuiste sólo un montón de brillantes despojos, bajé las escaleras y aplaudí.
Dos veces el amor

Hacer dos veces el amor
en una hora
no es cualquier cosa
y menos a los cincuenta
te lo dije
amor,
pero usted, nada
mejor dicho,
usted todo
y más
sin cansancio
ni heridas de trabajo
ni mujer que se ha ido
por un rato.

Usted sí y sí
en el despeje
tal vez
sólo pensó en usted
o en los dos
siquiera un poco
entonces
yo le doy las gracias.

Cuando crucé la esquina
a contrapelo del adiós que no dijimos
un hombre joven me pidió monedas.

Supe que habíamos hecho pedazos cualquier quantum:
cuatro eran dos
y por instantes uno
el cuadrado rodaba
refutando la síntesis
... y sin embargo
la realidad virtual
venía de agonizar
usted lo sabe
aquí
en noviembre
el hambre
y el aroma de los tilos.

Biografía:
Lili Muñoz:


Lilí Muñoz, [lidiar@arnet.com.ar ; liliobeid@gmail.com] Nació en Victoria, E.Ríos. Vive en la ciudad de Neuquén, Patagonia Argentina. Ha publicado dentro y fuera del país. Entre otros, en narrativa, Cueva de la Barda y otros relatos, 1997; Clara de Huevo, 2001; Pupilas del desierto, relatos, 2003. En poesía: Catedral de Pinares, 1999 y Puro limón y azúcar, 2006. En ensayo, Mitos y leyendas de la comarca: ¿hijos de un dios menor?, 2004 y Formas del discurso, [en coautoría], 2004, con reedición para el 2008, por Edit. Miño y Dávila. En dramática, De vino, mujeres y poesía, [en coautoría], 2001; adaptación [en coautoría] de El Gigante Amapolas de Juan B.Alberdi, 2005 y Pasto Verde, Argentores, 2007. Inéditas: Homero al Sur, De espaldas y Desoled@des [esta última en coautoría].
Es Maestra Normal, egresada de la Escuela Normal de Victoria y Profesora en Castellano, Literatura y Latín, por el Instituto Nacional del Profesorado de Paraná; Profesora en Letras y Especialista en Literatura Hispanoamericana del Siglo XX, por la Univ.Nac.Comahue [UNCo] y Especialista y Magíster en Didáctica por la Univ.Nac.Bs.As. [UBA].
Desarrolla en forma privada emprendimientos culturales y talleres de Literatura. Es docente en el Dpto. de Arte Dramático del Instituto Universitario Patagónico de Arte, IUPA, Ciudad de las Artes, Gral.Roca, Río Negro, Patagonia Argentina.

liliobeid@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s