s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Adelfa Martin
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia
NIO DE LOS INFORTUNIOS

Por los caminos del reino
Vienen bajando los nios
Que abandonaron sus padres
Porque se fueron al cielo

Son los hijos de los muertos
Que cayeron, con las bombas
Que tiraron, los soberbios
Con caoneros lejanos

Esos que se ren tanto,
Cuando salen en video,
Contando de sus hazaas:

Un solo tiro bast
Para vaciar sus entraas

Los nios vienen bajando
Vestiditos de pesares
Caminando de la mano
Llorando ros y mares

Caminan por la alambrada
Que separa los afanes
Del de all, estn los buenos
Del de ac los animales

Que bien merecen morir
Por pretender que son dueos
De una tierra milenaria
Que les dejaron sus padres

Nio de los infortunios
Que sobreviviste apenas,
Que el ejrcito no vea
Que respiras, pues te queman

A ti nio palestino,
A ti nio de otros Lares,
Si lloran los inocentes
Debemos llorar los grandes

Demos fin al atropello
Que se aplaque la codicia,
Gritemos a viva voz
Restauremos la justicia

LOCURA

Amor de amar, inmenso, despiadadado,
de no olvidar, de exprimir intensamente.
Amor feliz, triste y desesperado,
amor de angustias y pasiones vehementes.
Compartimos los extremos mas ardientes,
y es en ellos que se funden nuestras almas.
En tus brazos toco el cielo, e inconciente,
quiero amarte con pasin, con mil palabras...
Eres calor, dolor, mi dulce calma,
armona de mis sueos; mi romance,
sin mi mano en la tuya no soy nada,
morir de amor o no ser, ese es mi lance!
...mis lgrimas y las tuya, abrazarte!
...tocar tu cara, oir tu voz, besarte!
...querer gritar, desear llorar, estrecharte!
...estar all y sentir tu cuerpo, adorarte!

LA GUERRA INTERMINABLE

Aferrados a las alambradas
que circundan su mundo,
y con los ojos secos,
observan el mar que otrora
disfrutaron en libertad

Las caoneras disparan
amenazantes a sus padres,
pescadores, que intentan
sin lograrlo,
ganar su diario sustento

Qu tan rpido un nio
se vuelve hombre?
Cuanto dolor se necesita
para desafiar al mundo
con una mirada de odio?

La primera leccin:
reconocer al enemigo,
aprender a enfrentarlo,
evadir al francotirador

Memorizar los escondites

desconfiar de los amigos,
aferrarse a una vida
sin lgica, sin futuro,
sin esperanzas, sin maana

Mira los rostros de esos nios
que les horroriza la noche,
que le temen a las pesadillas,
que duermen entre sobresaltos

Los hurfanos, los mutilados,
los quemados, los ciegos

abrzalos a todos,
fndelos en tu pecho,
bsalos en la frente

Uno por uno, hblales,
sonreles, diles al oido
que perdonen, que olviden,
que no guarden rencor...

Reflexiones del Alma

Llueve en el alma
y est fra la noche;
Tocamos los silencios

Desdibujadas siluetas
reflejan los espejos
plidamente iluminados,
por la suave luz que atraviesa
dolorosamente, las cortinas cerradas.

Miro fijamente una luna
plida y solitaria,
asomando tmidamente
entre las nubes color de invierno.

Ya no somos, fuimos
como las flores que tristemente
marchita la soledad
en el jarrn de la estancia.

Cierren puertas y ventanas,
callen corredores y jardines,
dormid vosotras tambin
avecillas primaverales

No es hora de algarabas.
Tristeza y melancola,
han llegado para aposentarse;
guardad silencio

Sigan su camino,
continen su viaje!
al otro lado de la pgina
el sol brilla alegremente

TIEMPO SIN TIEMPO

Veo hacia adentro de la obscuridad.
De mi interior nacen los gritos que escucho a lo lejos,
porque vienen de las voces que no me pertenecen.
La tristeza no emana de mi,
viene de aqullas aves que no saben cantar
porque les arrancaron los ojos.
Su canciin es muda y sorda.
Las flautas que suenan lejanas,
atormentan a mi alma que descansa.
Oh paz interior que ya no te recuerdo!
...siento los pasos de los hombres
que me acechan da y noche...
Mis ropajes naranjas son una mueca de alegra;
una burla cruel...
cuantos aos aqu?
que sucedi que no puedo recordar?.
el tiempo se detuvo sobre las nubes de aqulla montaa
que no ha cambiado en aos...
Canta ave, canta...
y prometo reponer tus ojos
que me miran desde la profundidad
del alma de las aves...
La soledad es un mito que me acompaa.
La alegra, una sombra igual
al sonido del tren lejano y cercano.
Resuenan nuevamente los pasos
de los hombres solos
que no duermen nunca...

La sangre se sec, y no puedo seguir escribiendo...

ARMIDA MARTIN
junio 6, 2008


VIVOS

Vivos como la arena blanca que se desliza entre los dedos...
Vivos como el agua tibia de mar
que cae sobre las caracolas abiertas
que nos miran con sus ojos sin pupilas.
Vivos porque eso creemos,
porque es lo que ansiamos y necesitamos.

...No mires atrs, tus huellas habrn desaparecido
al dar el siguiente paso...

Vivos como la aurora y el arcoiris
que tocamos en nuestros sueos vivos.
Vivos antes y despus de la creacin,
porque somos una de sus clulas originales.

Vivos en la fragancia de unas sbanas blancas...
Vivos en la mirada que nos traspasa sin vernos.
Vivos en la pasin, en el odio y en el rencor.
Vivos en las creencias y en las negaciones.

Vivos en la flor marchita, en la hierba seca,
en el rbol deshojado...
Vivos en los que dejamos y en los que se fueron...
Vivos siempre, vivos siglos, vivos en esencia,
en pensamiento y sentimiento.
Vivos en el amor fugaz, y en la ternura,

VIVOS... EN EL INSTANTE EN QUE ESTAMOS VIVOS...

23 de septiembre, 2008

S O L E D A D

Que temprano se oscurece.
La puesta de sol llega tan aprisa,
que ni tiempo me da de percibirla.
Cierro los ojos,
y la noche llena por completo
la soledad de mi habitacin,
que puedo tocar de tan cercana
y apretada a mi cuerpo.
La soledad es tangible.
No haba podido darme cuenta
de ello hasta ahora.
Es la amiga entraable
que te da total libertad,
para sumergirte en los sueos
siempre pospuestos.
Visualizas pasados y futuros
en hilera interminable.
Eres tu propio dios;
eres creacin sin compromisos.
No quieres dar vuelta a la pgina,
para no perder el hilo
del torrente que se ha iniciado.
Agua abundante que cae sin medida;
sin hacer dao.
No deseas controlar su suave ira.
La vida vuelve a fluir,
a correr por tus venas
ansiosa de libertad.
Vuelas por lo alto,
giras, te deslizas...
regresas a la real irrealidad
que tu soledad crea para ti.
Como angel libertario
te transformas,
y tus alas
ya completamente desplegadas,
refulgen en el cielo estrellado,
que no puede ocultar su brillo.
Por fin eres t, lo has logrado.
No des explicaciones, no pienses...
Esta es tu verdad,
la que no te habas atrevido a descubrir.
Te reconoces sin necesidad de ver
el reflejo de tu imagen.
No es posible opacar este momento,
tu momento,ansiosa
y silenciosamente anhelado.
Abre tus ojos despacio,
no permitas que la realidad
golpee tu rostro.
Ahora, entrecerrados, recrate...
recuerda, atesora, da gracias .

Bendita soledad, benditos sueos...
....

armida martn
30.11.08


biografia:
ADELFA MARTIN
Mxico.

Mujer libre, pensante, solidaria, amiga, ocupada, preocupada, jams habitante de una casa de cristal, cuyas calificaciones son las dadas por la experiencia y el sentimiento de saber que se tiene algo que decir, ms que los adornos acadmicos...

esiropajo@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s