s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hctor Miguel Torres
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

Tributo a Salvador Allende Gosen

Navegar en la dicha, es creer que es verdad lo que siento y vivo
Bajo el golpe, el dolor nos hace perder la conciencia pura
Las interrogantes me obligan a ponerme de pie frente a mi ser
Cuando logro desactivar mi desaliento, y asciendo a tu voz calma
Cuando irrumpo en tus días y trepo al escenario de tu historia
Busco en tus palabras solemnes, la honda flor de tu metáfora
Mi ser jubiloso estalla en la sonrisa del mundo, se alegra y canta

Tus sueños son mis sueños, ajuar en el oleaje trasmarino
Vuelo de cormoranes sobre ese mar que se agita de partos
y los elementos armonizan el corazón humano que palpita,
la fecundidad de anhelantes primaveras que se anuncian.
Me elevan a la optima cima de tu , desde tu palabra firme.

Disculpa compañero Allende. Pero yo no les creo que hayas muerto
Tu sigues vivo en mi ser adolescente, viajando al futuro de mi canto.
Cuando mis nietos me piden un cuento, yo les hablo de un ¡pequeño gigante!
Ellos también ya te conocen y quieren escucharte en la voz de sus hijos
Empujando la nave de los sueños por las altas primaveras de los pueblos
Los niños de la patria no olvidan el medio litro de leche, viajando al desayuno.

El campesino como abeja va polinizando las flores que semillan
El viento peina la cima de los trigales, que se mecen en el aura del canto
La dicha cargada de sueños no cabe en su alma plena de esperanzas.
Nadie puede decirme que no es cierto lo que digo, si no estuvo contigo
Yo adolescente de raíces campesinas y obrero escalador de andamios
Poetizo a golpes de martillos e interrogantes de echonas, el vaivén del trigo
Que como un ejercito de pobres sin nombres, camina al granero de la historia

Ya no me detiene ni la metralla ni las romboidales alambradas de ayer
Ni mimetizados soldaditos prepotentes, ni las amenazas del infierno
no me anclaré en el pasado, arrastraré hasta hoy el vivero de los sueños,
e injertaré con la certeza de tus manos, un horizonte de árboles sin fronteras
quiero verlos libres en un futuro de mañanas, como una selva indetenible
quiero ver al pueblo con sus manos en la fiesta de sus frutos, y sus obras

¡Que paradoja la de los cobardes!, querían silenciarte, borrarte de amaneceres
¿No te conocían,? no sabían que los hombre como tu, no mueren en su muerte
Tu desciendes de tu cuerpo, de tus estatuas, te multiplicas en los libros
Subes a los escenarios, hablas en muchos idiomas, dictas cátedras a estudiantes
Tu ética sacude N.U. recorres los continentes, enseñando a ser joven y altivo
En las autorrutas, en los parques y en las bibliotecas, en las calles y en las aulas
Está tu nombre inmenso diciendo presente por la vida, en el corazón de los sueños

Cuando la hora de la verdad se haga inevitable y la justicia suba a la balanza,
Con su fusta de equidad normalizando la luz de los iguales, en cada nacimiento
Cuando los asesinos oculten sus miradas, y otros no recuerden tus principios
La hipocresía llorará su carga de amnesia, como un mal insalvable de los días
Entonces se levantaran los caídos a escribir sus nombres con sus propias manos
A gritar en su silencio palpitante, ¡compañero Allende presente, ahora y siempre.!

Tu ejemplo heroico de combatiente inclaudicable, vivirá en la sangre joven.
Nos legaste tu memoria activa, como un horizonte que viaja por la historia.
En tu océano de sueños caben todas las voces de los que anhelamos tu canto
En mi memoria perdura tu grandeza, tu altivez y dignidad, ¡tus ultimas palabras!
Prometiste volver en el futuro, latiendo tu herencia en el corazón del pueblo
Con tus manos en las manos de tu gente, con las llaves y las claves de la hora vendrás
Para abrir de una vez por todas y para siempre, las aldabas de las grandes alamedas.

Héctor Torres Toro

Muchacha Americana

Muchacha americana sube hasta el pulso de la luz
orilla el ocre silencio de tus horas y revierte tu verdad
no me preguntes porqué el cardo suelta la espina
y mas tarde arroja la flor violeta, pujando violetas
una vibración de océanos golpea mi conciencia
al atardecer de aquel canto que nos hizo hermanos.

A veces casi lo olvido en el apuro por respirar la claridad
Cuando gorjeo a la luna bajo el ultimo charco de la inmensidad
Recuerdo tu nombre escrito en la arena esperanzada
Bajo un horizonte tibio de gaviotas rumorosas
Flotando en el ultimo sueño en el que fuimos felices
En que la dicha chorreaba del corazón y las manos enlazadas.

Talvez la risa de la infancia interrumpida por la muerte
Dibuje palomas en los cielos de Irak Afganistán y Palestina.
Quizás falten mundos que se adhieran a la esperanza
Imagino un flujo verde de sumo de limones refrescantes
Que sube recoger la sed infinita que corroe la garganta
Y sentir en nuevas voces la asonada de los justo.

Que vengan del fondo de la tierra, de las esquinas de América
De las voces vibrando en el canto, de la poesía subiendo a su reino,
Que vengan desde el aire como auroras a posarse en tu vientre
Que traigan bengalas naciendo en la luz de los días,
Que arrimen sueños, vinos aromáticos, y labios en racimos de besos
Serán tus hijos y mis nietos, será la lluvia y el viento y la risa. [....]?

Corretearan como deidades convocadas al caudal de la justicia
Serán tus hijos y los míos, naciendo en un jardín que florece en libertad,
Emergerán de su surcos imantado en el solar de la primavera
Llevaran el sello de tu latir potente y el timbre de tu voz serena
La identidad de tu A.D.N. Latinoamericano, nacido en las pradera de América
Escuchen..... será una tierra nueva sin empujones ni abortos.

¡No nacerán los hijos del mal,! beberán todos del fruto alcanzado
Serán dueños de su lactancia materna, sin medida restringida
Beberán todos de los libros del saber, de la santa liberación
Suprimiendo los últimos tiempos, atorados por la sequía imperial
Y la sangre temblara de amores, en la maternal primavera Americana.

Héctor Torres

ASI SE ETERNIZARON LOS AMANTES

Como dos niños jugaban a imaginar
Imaginaban el amanecer
El nuevo día, la nueva luz
El alba del tiempo.
Pero no el alba de todos los días, que caía sobre el rocío.

Imaginaban el alba de sus sueños, un alba con el alma al Rosado
Al rojo, al celeste y al azul, al blanco puro de la inocencia ancestral
Estaban bajo el influjo de un cielo sin nubes, frente a la inmensidad
Con un horizonte diáfano sin arrugas, sin cansancio.

Todo el mundo emergía en el espejo limpio de sus ojos inocentes
Afloraban mañanas con susurros de ríos, la brisa peinaba sus cabellos,
el suave fluir del viento, armonizaba el aletear de la hojas de la arboleda
Dulces melodías de flautas y violines cruzaban las paredes del silencio.

Cambiaban su soledad por horas plenas de dicha, olvidando quienes eran
En el cielo se extendían arcos multicolores, mientras sus manos gemelas
se trasmitían una sensación de dulzura infinita, reverdecían las praderas, los valles.
De la profundidad de la floresta, se elevaba el dulces canto de las aves
Todo era mágico, estaban hipnotizados por las horas mas intensas del instante.

Nada parecería perturbar o cambiar el curso de aquel idilio
De aquella embriaguez inacabable, de aquella gloria tan mansas tan de ellos
Todo era así, tan así, tan inmensa, tan eterna que no recordaban el pasado
Estaban dulcemente estacionados encantados en la gloria total del reposo,
encantados del estar y ser una sola identidad en la magia del amor total.

Nadie los quiso distraer, y mas tarde nadie los pudo despertar
y hoy están allí abrazados como una estatua eterna, latiendo a un solo corazón
respirando a dos pulmones, todo el flujo sanguíneo inflamándoles su sed
la sed de amarse hasta el fin de los tiempos, allí se quedaron los amantes
para siempre cautivos, presos en el mas hondo de los recuerdos, en la sed
de amarse por la eternidad .

Héctor Torres

biografia:
HECTOR MIGUEL TORRES


Biografía
Nacionalidad: Chileno
Profesión : Obrero de la construcción
Formación escolar: Autodidacta.
Formación filosófica: Humanista racionalista.
Fuente inspirativa: la propia vida.

Publicaciones.
Publicaciones: participación en una antología poética
Voces del sur. 2005.
Canto de Otoño. 2006
De varios libros que ya están escritos; Esperan turno para dentro de poco
Ser publicados, tres libros: dos de poesía y uno de cuentos, episodios y ensayos...

Revistas: Póster de la Universidad Fredericton [Canadá], Marinero del
alba, revista sur, revista helios de Montreal en español y Frances;
revista Italiana: el quaderno del poeta. Alter vox de Ottawa,
Reciente publicación de la [Ville de Montreal,un recueil], Montreal vu par ses poetes,
Montreal visto por sus poetas.
antología multicultural y en varios idiomas [especie de póster poético]

Periódicos: El Popular y El Chasqui latino. Reciente Argenpres de Argentina

Lecturas y entrevistas en radios diversas...
Radios de Vancouver, la Habana Cuba. Radio de la Universidad de Santiago Chile.
Radio de Curanilahue.......
Radio Rancagua, de la ciudad de Rancagua Chile.
TV Latino de Montreal. lecturas y entrevistas
TV en español [radio nuevo mundo 269 Mtl ] hablando de literatura con Harold Martinez
Lecturas, Sherbrooke, Ottawa y Montreal, Vancouver, santiago de Chile y Temuco
Miembro de Proyecto Cultural SUR-Montreal.

Coordinador de Proyecto Cultural SUR en Canadá.
Encargado de -POESIA ERES TU- Un programa mensual de Proyecto
Cultural SUR . Con asistencias que varían entre 60 y 300 personas: Poesía y Canto, en
francés y español.

Comisionado del pc sur int para la formación y coordinación de los pcsures en Latinoamérica

Héctor se define como, un poeta que tiene mas recuerdos familiares, del
vino, la vida y el AMOR, que del laberinto de las letras.
Su compromiso con los cambios sociales, está regido por la vida, el arte,
la ética y la solidaridad.

Nombre: Héctor Torres
correo electrónico:

poetatorres@yahoo.ca

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s