s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Khalid Kaki
Nacionalidad:
Irak
E-mail:
Biografia

UN ARCO IRIS GRIS

Ocultad a vuestros hijos.
El buldózer de la muerte asoma,
allanando los puentes con la carne fresca
y llenando los tinteros con la sangre.

* * *

Achicad a vuestros hijos
Escondedlos en los frascos.
Enterradlos en los jardines, en las plazas ..
mil años después,
un torrente les arrastrará
con los residuos, hacia la luz ..

* * *

morfoseadlos en palomas blancas ,
tal vez se conviertan ,
muertos ya los brujos ,
en hombres sin nombre.

* * *

Secad a vuestros niños,
rellenadlos de sal,
evitando su putrefacción,
y tendedlos
en las cuerdas de los patios.

* * *

Dobladlos en los cuadernos
cual mariposas,
y metedlos, dos noches,
debajo de las almohadas ..
se diluirán en vuestros sueños
y ondearan como banderas.

* * *
Colocadlos
como piedras talladas de un collar,
que las madres llevan,
y tras las fronteras,
d i s p e r s a d l o s ..
para que se mezclen
con los cantos y las conchas.

* * *

Llevadlos a otra tierra
para que balbuceen
con las letras de los forasteros ..
crezcan y se marchiten
solos,
sin compañeros.

* * *

Llevadlos a otro cielo
más despejado,
donde no habiten los cazas
ni los fantasmas.
ni sean perturbadas sus lluvias,
por el vomito de las incursiones.

* * *
Hela aquí acercándose,
Hambrienta cual el fuego,
Que le habéis preparado
a su señoría Muerte ?
Instalad a vuestros hijos
espantapájaros en los campos,
que se callen para salvarse
si el trigo es saqueado.

* * *

Devolved a vuestros hijos
a lo incognoscible,
las manillas de los relojes
a sus escondites,
las cunas y los juguetes
a los vendedores
recuperad la noche de la fecundación ..
y dormid temprano,
solos.

Madrid 1999

PRONTO VOLVEREMOS

Pronto volveremos..
apacigua tu pesar madre
y ata el pájaro del anhelo
a la ventana
te veo desde el balcón de mi corazón
contando palomas ahogadas con su gorjeo.

***

apacigua tu tristeza
te veo recorriendo
en el patio de la vida
yendo y gimiendo.

***

te veo,
hablándole al otoño del dolor
de un sol
que arroja el camión de la noche
hacia un precipicio

***
te veo,
enseñando a los mirlos
nuestros nombres grises
y, con un tiro,
espantándote
junto a ellos.

***

te veo velando
hasta cuando los ladrones duermen,
inquiriendo a las estrellas
por nosotros
y afilando con los cuernos de la luna creciente
el recuerdo de nuestra partida
para que chispee , entre tus manos,
el fuego del llanto.

***
te veo,
amasando el pan
“cada horno”
y escondiendo del lobo
nuestra parte
para guardarla en una despensa
ajena al tiempo

***

te veo,
cuando el cartero esta embarrado
nos hechas una mano secreta
que saluda
nuestros sueños en las venas.

***

te veo,
ya averiada la vida
y mojada la pólvora de las promesas,
ahuyentas los pájaros enemigos
de la flor del alba
y la riegas con tu cantar

***

te veo,
agotados los sueños
y perdiéndonos
en las órbitas
de la nostalgia,
llamas – con la delicadeza de un ángel –
a nuestra puerta
llevándonos a ti.

***
apacigua tu dolor, madre..
que la vida de los tiranos
no es más larga
que la de una vela
a cuya llama
hemos entrelazado
nuestros “ayes”
en estrofas..

que las cadenas de sus tanques
no aplasten
nuestras ilusiones,
y que los disparos no acallen a los ruiseñores..

y que sus botas
no pisen los paraísos de las palabras..

contaremos nuestros muertos
y contaran los suyos..

apacigua tu tristeza, madre..
pronto volveremos
y desataremos el pájaro del anhelo
de la ventana.

-----------

Madrid ‏2003

La maleta

El relato empieza
con el suicidio del protagonista
y diferencias entre los narradores
sobre darle o no
otra oportunidad de vida.

* * *

Las horas y los años contados,
se acumulan en la papelera..
- ¡es un relato imposible!
dice uno de los personajes,
y se retira del cuento
por la puerta de emergencia..

* * *

El caballero, de cara descubierta,
vencedor de los molinos,
y rescatador de las doncellas..
entierra su espada de papel
en la cintura de las palabras,
y aplaza lo que iba a decir
a un capítulo anterior..

* * *

Los narradores,
uno tras otro,
Dejan los sucesos
en manos de la tempestad..
temblando
de lo que ellos mismos trazaron..
la hilera, pierde el hilo de los acontecimientos
y el paso de tractores,
arrastrando el cadáver de las preguntas,
arroya la calma.

* * *

Las ollas del tiempo hierven,
los paréntesis abiertos,
son bocas que devoran narradores..
el monótono pulso del protagonista,
momifica al resto de los personajes,
y los envuelve con aromas y maldiciones.

* * *

¡El relato termina
con la muerte los narradores!
el protagonista,
sentado en una taberna,
pule uno a uno, sus “finales felices”..
¡y los devuelve a su elegante maleta!

Madrid 1999
Khalid Kaki


Biografía:
Khalid Kaki


khalidkaki@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s