s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Leo Castillo
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia

Canciones

Tristes canciones que me visitan en el silencio. Persistentes, como fijaciones. No puedo con ellas. Desearía arrancarlas de mi alma, botarlas fuera del universo. Son mis lúgubres nanas. Me arrullan con noticias de la muerte.
No niego que pudiera haber una Ley de la compensación, un Karma. Lo que no logro establecer es dónde, en qué momento ni a quién he infligido ese mal por el que ahora se me pasa esta cuenta.
No tengo ningún reproche que formularte. Creo que la cosa rebasó tus fuerzas, está más allá de tus dominios. Has sufrido, por mi causa, indeciblemente. En cuanto a mí, se diría que sufro tu dolor más que el mío propio, y esto duele más.
Pero también son muchas cosas de un solo golpe. De hecho, pareciera que nada quedó en pie, y que no somos sino juguetes del mal.
Una de las cosas más duras es no tener reportes de tu estado de salud, y de tu ánimo. ¿Has enfermado, como yo, de cierta dolencia inubicable y ubicua? Preferiría escucharte decir que no te sientes bien a esto de no tener noticias tuyas. El silencio es tan hondo, que debo esforzarme por no perder el sentido de la realidad o la cordura. Lo que me parece irreal no es lo nuestro, sino lo que a lo nuestro está ocurriendo. No le hallo sentido, si bien los dioses seguramente saben lo que hacen. De modo que me rebelo. No soy capaz de aceptar y blasfemo, profundamente blasfemo.
Tengo sueños contigo. Te he visto en la calle Murillo, un teléfono en la mano. Entre los transeúntes te he entrevisto y tomado de la mano, atraído hacia mí. Estabas de incógnita en la ciudad con un propósito que podía involucrarme. Me vigilabas.
Este sueño tiene su origen en una llamada tuya en que el número en mi pantalla empezaba por 318. Entonces creí que estabas en Colombia, probablemente en Barranquilla. Luego me aclaras que eso depende de la tarjeta.
Otro sueño también es muy parecido a éste.
Todo parece haberse derrumbado, y es como si estuviera ante los enormes escombros de todo un imperio. Imposible removerlos. Adonde miro están las ruinas de mi vida.

Leo Castillo

Anido hacia la parte alta del mundo junto al puñado de los pocos de mi especie me place del día su música y su silencio súbito descuajado de la raíz del trueno. Vivo para remar en el azul color de esta región eminente y sólo me poso en un risco que es la última antena de la tierra. Estos parajes son alcanzados por escasas perturbaciones ocasionalmente el delgadísimo sonido del arco creciente de la luna que tañe el cordaje del crepúsculo. Potente láser mi pupila investigo tras las entretelas de la niebla hasta detectar al cobarde ratón que se refugia horrorizado al solo paso de mi sombra aerodinámica. Sólo puede seguirme el viento cuando desciendo hendiendo las nubes hacia la bandeja verde del campo tras una escogida presa sobrevolando la reverberación de manadas que pacen en lodazales floridos que pronto pudrirá el otoño otoño, perfumería en descomposición. Aquí el fuego de la estrella de la tardees ofrenda votiva arrimada a la luna de estreno mas una que otra vez mi grito coincide con el deslumbrante rayo que dispara su ágil dardo de oro al filo tenso de mis fuertes alas. ¡Águila!*

BIOGRAFÍA:
Leo Castillo


Poeta,narrador,traductor del francés y ensayista del Caribe colombiano.Ha publicado los siguientes libros:

El otro huésped [Poemas]
Convite [Cuentos]
Historia de un hombrecito que vendía palabras [Fábula ilustrada]
De la acera y sus aceros [Poesía]
A la altura de tus heridas [Poesía [En la Red]]
Libro de mal amor [Poesía [En la Red]]
Labor de taracea [Novela [En la red]]

Traducciones en:
http://lacasadeasterionB.homestead.com/v2n8hombr.html

http://imagineriabruja.blogspot.com

http://www.colombiaeventos.com/leocastillo/labordetaracea_leocastillo_1e.pdf

leosemata@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s