s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aquiles Mendoza Lemus
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia
La Tierra est Llorando

Por Aquiles Mendoza Lemus.

Por las heridas que a su vientre ocasionan las mineras,
Y la tala de sus bosques por las industrias de maderas.

La tierra llora de dolor por los qumicos sobre su piel,
Y porque se est quedando sin ros de agua que verter.

Porque se derrite en sus polos sus montaas de el hielo,
Derramando lgrimas de dolor ante las miradas del cielo.

La tierra llora porque su aire se est contaminando,
Porque al talar sus bosques su pulmn estn mutilando.

Porque su fauna se acaba, la tierra est llorando,
Y porque ya son pocas las aves en el cielo volando.

Su flora se marchita y muere por el fuego y la sequa,
Y la explosin demogrfica va en aumento cada da.

La tierra llora por los efectos nucleares y radioactivos,
Que conllevan destruccin y muerte a los seres vivos.

Debemos construir barreras contra esa calamidad,
Porque si se termina la tierra, se termina la humanidad.

Un Mundo Ideal

Por Aquiles Mendoza Lemus

Yo quiero,
Un mundo que tenga hermoso amanecer,
Un mundo sin tormentas borrascosas,
Un mundo con cielo bello al atardecer.

Yo quiero,
Un mundo dnde no exista lo inhumano,
Un mundo dnde no exista lo salvaje,
Dnde todos nos miremos como hermanos.

Yo quiero,
Un mundo dnde no exista el dolor,
Dnde no haya espacio para la miseria,
Un mundo dnde prevalezca el amor.

Yo quiero,
Un mundo siempre lleno de bienestar,
Dnde la siembra d bastante cosecha,
Y en dnde nunca falte un trozo de pan.

Yo quiero,
Un mundo dnde no existan las guerras,
Y Dnde no se d cabida a la envidia,
Yo quiero un mundo tranquilo, lleno de paz.

Un mundo,
Dnde el color de la piel nada tenga que ver,
Dnde no exista el trmino extranjero
Y no haya muros de fronteras que vencer.

Yo quiero,
Un mundo dnde la felicidad sea como miel,
Un mundo ideal para goce de todo mundo,
Dnde no existan enfermedades para nuestra piel.

Poema del Desempleado

Por Aquiles Mendoza L.

Hoy he amanecido como todos los das,
Mis parpados no se cerraron toda la noche,
No fue la noche que oscureci mi vida,
Y no me desvel por motivos de alegras.

Me embarg la tristeza de sentirme intil,
De enfrentar un nuevo da sin tener trabajo,
Sent recorrer mi cuerpo a la sangre fra,
Y se desvaneci mi sueo con esta agona.

No tuve otro pensamiento ms que Sin Trabajo,
No encontr otros caminos para distraer mi mente,
Busque horizontes claros y solo encontr tinieblas,
Saque fuerzas de flaquezas y puse en alto mi frente.

Ya no s qu pensar ante tanta inclemencia,
Siento que me vuelco loco y que no puedo ms,
Mis amigos del alma y buenos tiempos no estn,
Desaparecieron de mi vida, y ya no hay amistad.

Ms hoy, esos reveces de la vida dejo en el pasado
Y quiera Dios no se me cruce un mal pensamiento,
Hoy dejar Full mi tanque de energas ante la vida,
Para hacerle frente en la batalla a este mal tiempo.

biografia:
Aquiles Mendoza Lemus

Nacido en Santiago de Mar, Usulutan, El Salvador.

Libros Pendientes de Publicar

Petalos
Poemas de Amor
Arenas del Corazon.

aquilesmendoza@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s