s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jose Gomez Agudelo
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia
LINDA

Que dices, linda
Nos vemos en el espacio cncavo de tu ombligo?
Entre sueos y realidades alteradas
Que ni son tuyas y mucho menos mas
Solamente aparecen, desaparecen,
Dejan espacios en blanco y algunas veces en verde.
Se desgaja una sonrisa consecuente de otra
Y te miro de reojo muchas veces.
Imagina, no un jardn de rosas rojas,
Tampoco un dulce beso prolongado. Olimpo concupiscencia
Si, la cumbre de una montaa
Donde nacen y mueren dioses
Que por dems no conocemos
Y sin embargo, moldean desprevenidos destinos,
Labios que se miran,
Ojos que se besan,
Y t, que sonres para m de vez en cuando
Debes saber,
Que en el Olimpo guardo mis tesoros,
En mis ojos tu reflejo, y en los labios otro beso,
Que espera, sobre el tejado tu regreso.


BUENOS DAS

Si un buenos das que hace eco en el viento
Quema tus desnudas mejillas,
no ocupes tu corazn en ello,
hazlo en el perdonar mi torpeza
en el aun infantil intento
de mandar mensajes envueltos en el viento.







PACHA MAMA

Te vi en la maana,
Un poco distrada con el ir y venir de la gente.
Tocaste mi mejilla, con suave brisa repetida.
Te robaste el enfoque de mi pupila,
Con tus puros e interminables atardeceres,
Rojos, azules, amarillos, en ocasiones verdes,
Como imagino son tus ojos.
Me encegueces de vez en cuando con tu mirada,
Solo tu silueta a contraluz he visto,
Y de ella he quedado preso.
Desde antes invadas de alegras mi alma,
Con el trinar de tus aves en las maanas.
Un soplo de vida
Me hizo abrir los ojos
Un soplo que de tus entraas
Sali como un ro
Y ba mis desvencijados huesos.

Despatriado

Este surco de preguntas sin respuesta
Justicia, paz, reparacin?
Lgrimas, muerte y la certeza del desaparecido
Que por dems nunca regres
Y eso que estaba en el campo
Labrando su pan con regocijo.

Porqu un poderoso ha de llevarse lo que plant
Acaso no es la tierra de quien
Antes de salir el sol ya acaricia su verde panza.

Marchen todos, engalanados de camisetas blancas
Que el asesino ha hecho para ustedes,
Griten, ciegos.
No en largas marchas se devuelve al pueblo sus muertos
Aserrados con maldad y avaricia,
Ni en largas caminatas, se sacia el hambre
Que juega por las calles con los nios de la guerra
Descalzos de sueos, de ojos moribundos.

Han muerto mis hermanos, unos a otros se han matado
Unos y otros por la patria han muerto
Patria, cuntos muertos vales
Ni un milln ha saciado las babosas bocas
De un presidente y un secretariado.
Cuantos ms entregaras en tu nombre para llenarlos?

Las fosas no pudieron ms retener las voces
Pero las noticias disfrazaron sus verdades.
Hoy, uno o tal vez muchos
Rindieron sus cuerpos menoscabados a la orilla del can,
En el circo, hicieron piruetas con la constitucin,
Ya la ley est en el bolsillo ms pesado,
Y los que la verdad dicen
Slo dicen que nada ha pasado.

Por: Jose Gmez Agudelo

Desde lejos

El alba se escabulle en mis odos con voz de ave temprana.
No llegan las musas, que desde temprano espero,
ya que tu regreso esta algo lejos.
Miro mi reflejo en el espejo y pienso
Sera fantstico, que por un momento se detuviera el mundo
Que tus pasos ligeros marcaran un camino
Directo a tus caderas.
Que los que mandan, manden inventar un nuevo mundo
Y tu sonrisa fuera ley de muchos,
Sin embargo placer de pocos.
Que tu cuerpo se enredara en los pliegues de mis labios
Eso sera fantstico.
Que las balas solo atravesaran palabras tristes, manos perezosas,
Y los ojos de los nios no tuvieran tanta hambre.
Que en mi ciudad hubiese una calle con tu nombre,
Y cancin en vez de polica, y amor en lugar de religin.
En esta calle tener un piso,
Al cual llegaras cada noche sin reparos,
Entre mis brazos conciliaras el sueo,
Y a la maana siguiente no hubiese solo un par de ojos frente al espejo.
La cama aun des tendida, y vos tan lejos
Espero al menos que no se agote el brillo en tus ojos
y por ley aun persista tu sonrisa.
Tambin eso sera fantstico.

NATALIA

Vi tus huellas en la arena,
Caminando hacia la playa
No es tan tan fcil te lo explico:

Tu cabello, como halado un poco por el viento
Destroza a cada paso el aliento,
De nosotros los mortales
Y de Dios por supuesto.

No mires ms mis ojos
Ya tu boca me ha contado todo
Hay alguien que te espera
En lejanas tierras
Con tus padres y tu vida

Dame un beso o solo un poco de tu aliento
que me diga sin palabras lo que t y yo ya sabemos
Sin querer, o tal vez queriendo
Has encallado en mi puerto

Y as, sin querer o tal vez queriendo
Te llevas con la risa los suspiros moribundos,
De quienes por llegar a tu arena naufragaron
Y de aquellos que aun llegando tuvieron que partir
Como yo por supuesto.

Biografa:
Jose Gomez Agudelo


jose_890701@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s