s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marian Jan Nadal
Nacionalidad:
España
E-mail:
Biografia
1.-reflejos

La mujer que fui no tiene nada
que ver con la que soy. Reflejos
opuesto de un espejo llamado
pasado. Y aunque lucho por sacarla
de su encierro, se que es una batalla
que perd hace ya tiempo; cuando
renunci a continuar cargando
las maletas de recuerdos, que me
rompieran el alma. An as
el corazn terco, cabezota, no
renuncia a la nia que fui, a esa
mujer triste que paseaba por las
calles de un mundo que me era
indiferente. Y lucho, combato
por sacarlas de su liquida
prisin, buscando un diminuto
resquicio en el espejo al que
me enfrento.

Pero es innecesario.

Todava espero encontrar el modo
de recatarla, de devolverle
la alegra que no conoci,
las ausencias que aor ;balda
quimera que se agarra a m
corazn con uas y dientes.
Negndose a desaparecer, a darse
por vencida. Mientras que la
mujer que soy busca su lugar en la
vida, hace las paces con los
recuerdos que todava le
acompaan, calma las heridas
que estos le causaron y trata de mirar
hacia delante con otros ojos.
Revestidos de una esperanza que
apenas ha probado, de un optimismo
que le es indito Alejndose de la
imagen que fue, para contemplar
el futuro con la mirada limpia del ayer.

2.-Paraisos perdidos

Arena blanca bajo mis pies
guan mis pasos. Suaves
rayos de un nuevo sol, acarician
mi piel, llenndome de una
calidez que no cre que existiera.
Mientras las olas de un
mar cristalino acunan
mi odo con su incesante
rumor.

Nunca pens que hubiera
un lugar as, pleno de una
paz tan pura que casi se torna
adictiva.

Atrs queda el pasado, mi vida
en otra ciudad, en otra jungla
mucho ms cruel; donde
el cielo es gris y los das se saturan
de una prisa que agobia el alma,
impidindome respirar y extender las
alas para volar en libertad.

Entierro mis pies en la
arena, dejando acariciar
mi cuerpo por la brisa de esa
inexplorada tierra; salvaje, luminosa,
flamante, diferente. Sintiendo
cmo al fin mis alas se
abren y puedo alzar el vuelo;
para sobrevolar ese pedazo de
paraso perdido que Dios
olvid en este mundo.

3.-El sabor del comienzo

Perfume a azahar que me retorna
a mis races; a la mujer que fui, a la
que muri aquella noche de otoo.
A aquella que un da decidi
dejar atrs su pasado para reinventar
un futuro en el que la sombra del
llanto y la enfermedad no fueran
mis nicas compaeras.

Lluvia clida de primavera moja
mi rostro, limpia mis lagrimas
y despeja mi camino de escollos

Olor a tierra mojada, a paz tras
la tormenta. Por fin puedo ir a
donde el viento me lleve. Al fin la
puerta se abre, mostrando un mundo
de probabilidades terrficas ante
mi; solo que el dolor, la falta de
esperanza, trabaron mis pies, borrando
de mi memoria el recuerdo de los pasos
dados. Retornndome a aquella primera
infancia en la que todo es nuevo.

Sabor a pimienta, la reina de las
especies, quemando mi lengua, despertando
mis sentidos. Desatando mi lengua y mis
pies de aquello que me paraliz durante aos.
Por primera vez emprendo el viaje, libre;
dando mis primeros pasos por una mundo distinto
al que dej en el momento en que mis alas se
quebraron, en el que volar, no era una opcin.
A lo mejor son toscos y vacilantes, quizs todava
no haya encontrado mi camino, pero
tengo toda la vida para hallarlo
y la esperanza de conseguirlo

biografia:
Marian Jan Nadal


Nacida el 18 de Enero de 1974 en Valencia, Espaa

1990
Revista Barricada
Colaboradora en la seccin de espectculos de la revista estudiantil del Instituto de Bachillerato de Quart de Poblet.

2007
Revista Lobby, [Panam]:
Colaboradora con reportajes.

2007/2008
News peruvian [Per]:
Columnista del portal Cultural News Peruvian.
[poemas y cuentos]

INVITACIONES ESPECIALES:

Museo de la poesa, San Luis, Argentina
Exposicin de poemas

lesan_mora@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s