s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Eugenio Poveda Valenzuela
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia
I
Lamento de Bosque


Las maanas son siempre iguales aqu en el bosque
los pjaros abren el visillo de la maana
con su canto jolgoriento y los viejos vecinos,
frondosos y raicientos,
aplauden con sus brazos de ramas y sus dedos de hojas.

Abajo, en la quebrada,
sangre transparente corre por las venas de la tierra.
A medioda,
el sol invade la espesura, con sus agujas claras y ardientes.

La mitad del silencio se rompe,
con el lamento quejumbroso de una hoja que se quiebra,
por huellas humanas que devoran todo,
con su insaciable hambre civilizadora.

II
A LOS POETAS GUARDIANES


La vejez de la tarde
la infancia del cielo
la cruz doliente de noches sin estrellas.
el pan inmaduro del sexo virgen
la voz no hablada del silencio
donde bailar y rer sean el nico rito permitido
danzarn y cantarn los nios del amanecer.
Volveremos a ser como en el Principio
cuando Dios era el guardin de nuestro Edn.
Pureza, pureza de niebla entre los bosques,
claridad de medioda, frescura de una tarde cenicienta.
La tierra de mi Padre volver a ser de quienes la aman
los hijos del rbol frondoso reconstruirn la casa del Hombre.

Ya no ms tragedias, ya nunca ms una luna partida en dos
dnde est la msica que haca bailar a los puros?.
Haced que la Tierra hable hasta girar al revs
Sacad voz de las piedras o himnos de los puercos si es necesario
No dejis que el silencio cierre el puo con el Universo dentro
Lo que cantis tiene que venir muy de dentro
como el agua de los pozos campesinos.

Cuidad de ser perros falderos o guardianes de mansiones ricas

somos la ampolleta encendida del nuevo milenio
que nada nos apague, que nada nos silencie.
Estamos en el mundo para rebautizar la Belleza injuriada
de nuestros labios cantores emerge el volcn del futuro.

Somos el mar lejano
desde donde se oyen cantar sirenas.
Nuevas trizaduras, nuevos embarques, nuevas lagunas tibias
En el camino que nunca es hecho
dejamos la huella de nuestra voz.

III

La Nueva Trova Potica


La poesa no nace, se hace
Una buena imagen potica, cuando es tal,
Duele ms que parir un hijo crudo.
El esfnter potico es incontrolable
El caballo del verso corre sin que lo paren
No se detiene la espada de la luz con un vidrio transparente.
A poesa revuelta, ganancia de lectores.
Diluvio de poetas en Chile:
Haca tiempo no se oan voces con tantos ecos.

biografia:
Eugenio Poveda Valenzuela

Nacido en el invierno de 1958, criado a la deriva en la calle. Con tres hermanos y cientos de amigos de barrio, decid escribir para matar el tiempo y el tiempo termin incrustndose en mis cabellos con su blanco color de canas.

eupova@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s