s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

William Gonzles Prez
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
Biografia

SE DESLUMBRA UN CIELO ENSANGRENTADO

Una lagrima, la contestación del corazón
como el centro del cielo ensangrentado
por los años sin alimentos
con las condecoraciones frustradas
en la última sangrienta batalla

Las mentiras condenadas con sangre
libertad devorada con el puñal
el aire cortado con la rama de la flor marchita
en la respiración a medio caminar
y la historia pisoteado por el ir y venir
del papel que por primera vez paso la puerta
las vitaminas fueron escondidas bajo el río
la sed que velozmente cubre mi cuerpo

Mi pecho se va achicando temblorosamente
ya no caminante
parpados buscando la luz,
el morir del verso y su canción
veloz fuego que sube por las manos
gastados bajo el sol,
como describir la noche sin nombrarme
como repudiar sus labios fantasmales
ahora lejos de la orilla con infinito silencio
con el feroz clamor de la muerte
sin un perfume soñador o delicado
descansar queda de la estrella perdida
sin destino cerrando tus ojos
sin tocar tus años majestuosos
sin abrazos, ni cuentos ausentes.

GOLPEANDO LA ORILLA DE NUSTROS CUERPOS

La vida envuelta desordenada llena de cosas
despertamos con lagrimas que nunca soñamos,
el viento contesta nuestra enfurecida voz
y tiembla la tierra como contestando de manera
que desvela la siesta

Las paredes de una manera a este tiempo
escriben esa palabra extraviada
arrojada al aire
y se vuelve una amante
sin ley ni recuerdos.

Fantasmalmente la desolación se hace historia
en la almohada entre las sabanas
se preparan los desnudos acontecimientos
también de boca en boca
más de los treinta el camino se vuelve angosto
un espejo donde solamente se refleja la muerte
que se asoma con sus manos presurosa,
la vacía entrada diariamente recibe
a los inesperados ojos que vigilan
nuestro actuar
golpeando la orilla de nuestros cuerpos
para que nos movamos
y no quedarnos mutilados jamás.

PERDIDA LA NOCHE UNA VEZ MÁS

Ahora que he visitado el sufrimiento
soy testigo que a veces la vida cansa,
e intranquilamente observamos el horizonte
con su mar, con nuestra propia autodestrucción
comportándonos casi infantil,
buscando algún motivo
jugamos como un fuego desconocido
llena de ocultas consecuencias
hay puentes que se prestan para borrar la verdad
la verdadera angustia.

Y seguimos mirando en los parques un beso,
adornos que no duran para siempre
vivencias infortunitas que uno a de pasar
avisado o como una sorpresiva cachetada al corazón

Salir de esta prisión, de la tristeza que crece mis manos
del amargo silencio de los días en que se
agudiza estos pensamientos confusos y de furor

Perdida la noche una vez más,
observar como catastróficamente tu rostro
se hunde en la tumba de mis pensamientos
es tratar de crear un día de colores
e indiscutible presión de encontrar otra
sangre que corra por mis venas.

Biografía:
William Gonzáles Pérez
. [Lima, noviembre 1973] Cursó estudios de Educación en la Universidad. Nacional. Federico Villarreal y un Istituto Pedagogico, Participó en talleres de poesía en el Centro Cultural Federico Villarreal y San Marcos. Dirige la revista de poesía “Letra Suelta”. Tiene publicado el libro “Jamás tanto cariño doloroso”. Ha sido invitado y participado en diferentes encuentros de literatura. Sus trabajos han sido publicados en plaquetas y revistas de literatura. Antologado en el libro “Nostalgia a orillas del Rímac” [Chosica, 2006].

willy_1125g@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s