s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Alberto Silva Cotrina
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
asilvacotrina@gmail.com
Biografia

Alberto Silva Cotrina

Bambamarca, 1982] Profesional en Ciencias Económicas y Comerciales, especialista en Formulación y Evaluación de Proyectos de Inversión por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), en Simplificación Administrativa por la Universidad San Martin de Porres (USMP), en Desarrollo Humano Integral por el Centro Latinoamericano para el Desarrollo, Integración y Cooperación (CELADIC) y en Metodologías Internacionales de Gestión Empresarial por la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

E-Mail: asilvacotrina@gmail.com

 

VIENTOS DE LIBERTAD

Asonada de errantes golondrinas,
tornado de cometas heridas,
dientes de hielo de serpientes minerales,
voces desplumadas.
ººº
Aires hirientes de hierro,
estrellas luminosas de acero,
uñas rapaces enredadas,
manantial de libertad desmadejada.
ººº
Rosa de piedra de la vena de pirca,
Bambamarca flor de penca enfurecida.
Ventana de nubes, apenas
la bruma del trono se queda dormida.
ººº
Muralla de zarza ante el volcán de manos,
cuidad de los pensamientos de águilas perdidas,
historia dorsal de una patria de hermanos,

de ojos de agua y plagas de oro que mata con heridas.

 


A FLOR DE LENGUAJE

…Yo aquí,
figura inerte en las ruinas del recuerdo,
hoja seca
entre el bosque de la duda,
manantial de
deseos sometidos
al acróbata recuerdo
en el abismo de tu piel.
ººº
…Yo aquí,
donde rasguñan
los polvos de frío
siento despojarme
de mí y
del olvido
y aunque por error
me hayas querido
contigo deseo volver a nacer.
ººº
Es en tu ausencia
donde veo

que asecha afanosa
las sensualidad de las noches;
en tanto agrias despiertan por mis venas
las vagabundas y desatinadas hipocresías,
que en paz descansan con cadenas
en las impacientes libertades 
que nos funden en pasiones prohibidas.

DÉJAME

Déjame contaminar mi cuerpo con tu cuerpo
déjame ser carne en tu cama
y pan en tu mesa
la sal que falta en tu cocina
el orégano que falta en tu plato frío

ººº

Déjame fornicar,
mi hueso con tu hueso
unir mi numen con el tuyo,
morir entre tus sábanas que dibujan tu cuerpo;
sentirte en cada vértebra,
hueso de mi hueso.

ººº

Déjame beber el sudor de tu agonía,
sólo déjame
vivir entre tus alvéolos nocturnos,
expirar en tu pecho hendido.

ººº

Déjame vivir a expensas de tu mirada ciega,
ser torrente de mares secos
que golpean tu sombra
junto a la lumbre de tus encantos
Insomnio de ciudad muerta.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s