s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Odaliz De Len
Nacionalidad:
Estados Unidos
E-mail:
Biografia

Del Libro: La ternura es el único animal que me conduce.

I.-


Me llamarán quimera,
y seguiré siendo mariposa,
abismo insondable,
no soldable y manso y hasta laico
que te con-vida e incita
a dejarte caer,
abajo está pudriéndose el olvido...
abajo está pudriéndose el olvido...
y el agua brota de los senos
del abismo o de ti misma
que te caes de golpe y de sueño
dentro de mi abismo que no es más
que mi in cordura
para hacerte resbalar, resbalarrrr
y pisar el palito de entrada y salida
a este embudo mágico
que te alarga ciento y tantos Kms por sueño
y te desfasa de la ruleta haciéndote
caer de rodillas para que le lamas
las piernas a la noche.
Gacela, noche, ojos de turquesa viva,
Y !ay, pobre de mi! que ya no sé si
estoy dentro de este abismo o de este embudo,
o dentro de la línea de combate,
donde la luna se ha convertido
en el blanco de las balas
y mis escaramuzas no podrán salvarla
!y qué haremos los románticos sin la luna,
qué haremos los piadosos sin su cara,
qué encanto tendrá la noche y sus revuelos
y a quién demonio le cantaran
entonces los poetas!

II.-

Pido a la vida que me abrace fuerte
y me arranque a tirones la nostalgia,
quiero limpiar las calles de lamentos,
dormir al lado del mendigo aquel
que se cubre con periódicos el frío,
dejar mi piel en los percheros
de las eclécticas vitrinas
de los Down Tonw del mundo.
Quién comprará mi piel?
Mi piel ya mustia y maltratada,
como el perro viejo que se pudre en el olvido,
como perra es la vida para el niño sin zapatos
o sin el abrazo de su madre que es igual,
como igual le son a Dios y a todos los santos
las plegarias que el niño eleva al cielo
para que le de hoy un pedazo de pan,
el nuestro de cada día,
el que por derecho le pertenece,
pero Dios está ciego, torpe, mudo,
casi sordo y testarudo…
parafraseando una canción de moda
y los santos se embriagan con el vino
o con la sangre de Cristo violándoles
el cuerpo a puñetazos vivo,
como a puñetazos logran
con miles de argumentos baratos
que los fieles les engrosen las arcas.
Lástima que el mendigo tirite de frío
y a los fieles no le sobren los abrigos,
por suerte el mendigo se alimenta
con toda la comida que sobra en los periódicos
y el niño se calza la inocencia
con sandalias de sueños,
pensando que el día es un helado.
Lamento no ser yo un bolsillo
repleto de argumentos harto convincentes,
unos lentes que solo miren hacia adentro
para que solo yo recuerde
que no existo, que no existen,
la compasión, la rabia, las limosnas,
que tampoco existen los trenes subterráneos
esos que noche a noche se descarrilan
muy adentro de mis venas
y el río hondo y revuelto que me surca
vomita el cadáver que soy
y que arrastra la corriente
hacia la aurora, una aurora boreal tan desolada,
como los pasillos de algunos hospitales
donde el enemigo rumor se las ingenia
para reportar que en el quirófano
están extirpándole la memoria
a los perros, al niño, al mendigo,
al cadáver que soy, a la Vida,
a los Down Tonw del Mundo
y a Dios.

Esbozo en Sombras

“la esperanza es el hombre”

Nazin Hikmet

Sigue sembrando, forastero,
el reparto no siempre ha sido justo,
ese epitafio perseguirá a los hombres,
los hombres piedras, los hombres niños,
los niños rojos,
la esperanza no tiene dueño,
se reparte
-creo-
entre todos.
l, casa, agua,
son un mismo animal,
aunque un animal no siempre rastrea
a su dueño.
Crucigramas ángeles tocan a mi puerta,
ingenuos y simples crucigramas,
despiertan ácidas enredaderas
de compresas puestas sobre la frente de los murciélagos
y sacan a la luz las telarañas,
las tiran
en balcones,
plazas,
basureros.
Los hombres duermen,
sólo la tierra recibe la señal
y los surcos guardan bien adentro las semillas.
La herida no cicatriza,
las píldoras no entienden ya de burocracias.
El retoño pide altura, cielo, cobijas blancas,
con pedazos de tiempo remiendan su inocencia,

incrédula mortaja ataca a los retoños,
mustios, indóciles retoños.
¡Sigue
sembrando,
forastero,
tú conoces el camino!
La Muerte es un señora perfumada
y en tus bártulos sólo encontrará
sucias semillas.
La Muerte es haragana
y no consciente rivales,
por ello siembra con certeza.
No desmayes,
no trueques nunca tus harapos, forastero,
tu verdad sólo está en el reparto de la tierra
y ella no vive de limosnas.

Un abedul asiste a tu concierto.
No aplaude, porque él no quiere ser recomendado
y tú le insultas
porque de timocracias no entiende la muerte
y la realidad parece otro fantasma
coagulando oquedades disímiles,
con nuestra puritana adolescencia
asaltamos a la noche en un co.
La tierra lo cubre todo con su manto de esquimal,
Forastero, levanta tu tienda,
envuelve tus misterios, vuelve a cabalgar sobre el tigre,
lamido animal que siempre nos acecha…
nos a c e c h a en la madrugada,
la madrugada a c e c h a a los fantasmas,
los fantasmas a c e c h a n los andenes,
y los andenes
no siempre
traen de vuelta

“A la inocencia”

El hombre va al polvo sin remedio

El silencio me acompaña a todas partes
y ya no sé que hacer para ahuyentarlo.
Yo tan llena de ruidos y sinsontes, de voces y palabras altas
a dónde me conduce esta sed insaciable
esta marcha tortuosa por ciudades desconocidas
estoy ya tan lejos del verde, de la luz y de las olas,
del abrazo inconfundible de mis árboles, en realidad
estoy tan lejos de mí misma que ya no puedo hallarme.
Las noticias de catástrofes corren despavoridas por los parques
el miedo se agolpa en mi garganta, quebranta mi esperanza
la esperanza huye moribunda hacia la aurora,
nadie ya puede curarla, qué será de los muertos y su pompas
se aprestaran a defender con furia sus dominios
donde no hay espacio para el hombre portador
de plagas, xenofobias, deudas impagables.
Pobre hombre, consumidor de narcóticos publicitarios
que no hacen más que atrofiarles el amor y lo alcanzable.
El hombre va al polvo sin remedio, hace como que lo esquiva
pero se dará de frente con sus garras, yo escucho la brisa
y me desbordo, la acumulo en mi alforja y me la llevo
así iré haciendo con el agua, los recuerdos y las sombras
el gris permanecerá instalado en mi memoria
pobre gris en subasta sin deseos contenidos ni arrebatos.
Quien avista el holocausto lo dan por loco o por suicida
ganado tengo el sitio junto a aquellos
que giran en diferentes espirales.
Levanto mis puños en señal de desafío,
insto a los incrédulos
a revocar lo irrevocable
a salvar a la humanidad de la barbarie.
Enséñanos Dios mío a perdonarnos,
Enséñanos Dios mío al menos,
en este trágico final
Cómo poder auxiliarnos.
1998, Martes a 9 de junio, Lima, casi a medianoche.

El sonido del silencio

Este poema esta dedicado a Huáscar y a Huandy, y a las casi 25 mil almas en pena que quedaron sepultadas en el lodo por las miles de toneladas de rocas y de tierra que provocó el terremoto y aluvión del 31 de mayo de 1970.
Viene lento, sin prisas,
cantando a la noche nevada de los Andes,
se posa allí donde el majestuoso Huascarán
envuelve entre sábanas de tul
a los dos príncipes incaicos,
aquellos que murieron y viven por amor...
silba raudo, punzante, una aguda nota,
su dolor milenario me taladra,
el cóndor no pasa esta noche
entre las sombras,
silencio, silencio...
Ruge el viento con sonoros alaridos
el sicuri observa paciente a la luna solitaria
y un perro ladra allá a lo lejos.
El silencio se derrama sobre todos los tejados...
Amigo silencio que llegas
para despejar mi torpe corazón.
Silencio amigo que acompañas al indio
por todos los caminos,
silencio, grave, inmenso silencio,
silencio perpetuo de América,
heme aquí, ante ti,
amigo silencio,
escudándome en tus alas,
escudándome en los
silencios, sonidos de...

Soy yo hombre o mujer

Soy yo hombre o mujer,
igual me da,
porque cuando con corazón de hombre
camino por tu vientre
y te tumbo y te abro las piernas
con toda la rabia del mundo acumulada
se me salen los ojos de mis orbitas
y entro por el ojo de la aguja
que es tu sexo abierto a la mentira
al maltrato de mis uñas
clavándose en tus no pocas razones
y meto el dedo en la llaga profunda
de tus misterios lánguidos
removiendo las paredes
de tus húmedas cavernas
esas donde caben mis ansias,
mis argumentos,
y pongo a dormitar
a veces a mis pestañas.
Tú te revuelcas como fiera herida
mientras a latigazo limpio
yo te domo las orejas
y te respiro fuerte una paloma
que te surca el cuello y te estremece
y roza tus pechos cuando bate sus alas
y hace que mi lengua se descuelgue
hacia el pozo que es tu ombligo,
ese que lleno de semen limpísimo cada tarde
pero el pozo que es tu ombligo o mi perdición
se reboza de alegrías y lamentos tardíos
que le causan envidias azules a tu sexo suspirante,
ardiente mariposa que se abre de patas al mundo
y ahí vienen las miles de mujeres que habitan en mi
a libar de la savia de tu pozo que es ahora mi pozo
donde tantas lenguas han bebido de tu semen milenario
ese que derramas por los muslos del mundo
porque el mundo es también un hombre
que me ha penetrado de espaldas tantas veces
haciendo gemir y gritar de puro coraje
a la bestia maldita que no apacigua su hambre,
y vomita fuego como lava de volcán
haciéndote derramar de complacencia
a ti, a mi, al mundo
y a las miles de fieras insaciables
que habitan en mi piel.

Miami, ¡tú no tienes corazón ¡

Salgo por la boca azulosa de la noche
para beberme un trago amargo a tu salud.
La calle vomita silencios desiguales
y un montón de gatos
presagian mi mala muerte, delante de mí.
Las putas fuman su último cigarro
con la esperanza inequívoca del fin,
los ferrocarriles en que han convertido sus cuerpos
tienen sobre vendido los boletos
y los pasajeros que aguardan en los andenes
nunca piensan que los trenes también tienen funerales
y la puta, que soy yo, camina despacio
por su sombra y mete la mano de golpe
en su afilado corazón y se lo saca de cuajo,
lo mira, ve como sangra y se burla,
ella sabe que su corazón, como su vida,
son dos mentiras macilentas
que siempre andan de la mano
blandiendo el látigo y rompiendo quimeras.
La patrulla deja escuchar la sirena,
le avisan a mi sombra que no me robe a la noche,
que no me beba de golpe los ojos de aquel perro
que bosteza su aburrimiento y cuenta las estrellas
que alumbran una ciudad donde casi nunca pasa nada,
a no ser la construcción de millonarios rascacielos
con ventanas ahumadas para esconder los excesos
y ese asfalto maldito haciéndote surcos en la piel
y goteándote la vida toda.
Miami, es medianoche,
todas las razas dormitan en tu vientre
los amantes entrelazados se respiran las nostalgias,
tú no eres más que la maldita madrastra
que acoge de mala gana
a los hijos del hombre que la calza.
Miami, puta ciudad, que nos disloca el corazón
y nos corrompe las ansias,
como corrompidas están tus ficticias playas,
tus ficticios ricos, tus ficticios malls,
tus ficticios mundos de silicón.
Miami, pobre payaso que se maquilla cada noche
para dar rienda suelta a la maldita función.
Payaso, puta, asfalto, espectáculo,
marihuana, moda, alcohol...
Miami:
¡ tú no tienes corazón ¡

Biografía:
Odaliz De León
, Santa Isabel de Las Lajas, 1962. [Promotora Cultural y Escritora]. Egresada de la Universidad de La Habana con el Título de Licenciada en Artes y Letras [Filología], especialista en Literatura Cubana, 1991.Graduada de la Escuela Nacional de Bibliotecas de Cuba de Técnica en Bibliotecología en 1985. Ha trabajado durante 15 años en Bibliotecas Públicas y en Centros Especializados en Cuba y Perú. En Lima trabajó en la Biblioteca Nacional, en el Departamento de Promoción y Difusión Cultural. Ha sido Relacionista Pública en la Agencia Artística de las Artes Escénicas de Cuba y ha trabajado como Asistente de Producción en la Asociación Prolírica del Perú.
Fue la Directora y Productora General del Espectáculo Turístico Cultural “Fiesta Cubana”, con sede en Lima.
Participaciones en Eventos:
Fiesta Iberoamericana de la Cultura, Holguín, Cuba, 1996.
Festival Internacional de Teatro de La Habana, Cuba, 1996.
Festi-Danza Internacional, Arequipa, Perú, 1997.
Feria Nacional del Libro de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, La Molina, Lima, Perú, 1998
Feria Internacional del Libro, Lima, Perú, 1998.
Premiación del XI Concurso Literario del Instituto de Cultura Peruana, Miami, 2002.
V Encuentro Internacional de Poesía, San Juan, Puerto Rico, 2003.
Open Mic Night “Noche Bohemia” de Carlos Albizu University, Miami, 2005
The Women’s Park. Presentación de su ponencia Virtual: Prisiones y Locuras, Miami, 2007.
Manifestaciones Artísticas:
Promotora Cultural y escritora. Ha impartido conferencias de Arte y Literatura. Ha presentado varias ponencias, dirigido galas culturales y ha producido Espectáculos.

Varios de sus poemas han aparecido publicados en diferentes medios como:
-Dama de la Noche. Selección Internacional de Cuento y Poesía en Español, Garzones Ediciones Buenos Aires, Argentina, 2003.
-Carta Lírica. Revista Literaria, Miami, U.S.A
-The Cove Rincon. Revista Literaria, Miami, U.S.A
-Calma Infinita. Centro de Estudios Poéticos de Madrid, España
- Nosferatu, Revista Virtual.
-Recorriendo América. Revista Virtual.

Actualmente dirige la Asociación Latinoamericana de Proyectos Culturales “Arte Insomne” con sede en Miami, y se dedica a promover nuevos talentos y a divulgar la obra de artistas y escritores de su patria y de otras partes del mundo.

info@arteinsomne.com

http://www.arteinsomne.com/

avecesmiromivida@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s