s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Juan Pablo Ortiz Hernndez
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

DEL VIENTO

Los muros han sido derrumbados
en la soledad de los cielos que, en acantilados,
auguraban la tierra prometida.

El abandono de mi suerte en la ruleta
de las calles.
Fugas de nitrógeno y claroscuros de caricia.
Canciones de cuna que la tarde en asfixiante bruma traía.
Como relojes que no paran su curso,
extirpaba cada grito de un aliento que allanado está.
Y mi muerte vino en una corriente de agua gélida,
arrastrando las piedras que guardé en el bolsillo.

Perdí el ritmo de las calles,
la ruleta de las calles.
Taberna en detraimiento y sollozo.
-Forja un aroma homicida-
-Son los muertos, ¿verdad?-
-apaga la luz-

Perdí todo ritmo de aventura.
-apaga la luz-.

UN [MÁS] ALLÁ

Hay gritos que descansan en el aire,
en la tierra del desierto y la desolación.
En el viento descansa un murmullo de incienso
y colillas de espanto,
un ultraje.

La voz de una mujer que puede multiplicarse
en centenares de cantos de entraña y coágulos de dolor,
la voz de incontrolables latidos,
el silencio.

Hoy, una mujer que puede ser todas y ninguna,
regresa desde el abismo.
Ha arrojado el polvo del latido
con que los hombres asesinos colmaron su boca,
sus ojos, su sexo.

Nadie escucha los cantos desde el silencio,
sepulcro maldito del Norte,
moneda cara a cara,
una línea cruci-fijo que se extiende hacia el horizonte,
el infierno, así lo llaman.

DEL ESPANTO Y LOS DÍAS

Cuánto terror en una mirada que, a escala,
divisa un horizonte de escalinatas y escondrijos.
Cuánta marea en tan poco desierto.
Cuánta sal en este cuerpo calcinado que avanza
hacia al lugar de Prometeo, hacia el lugar de las tinieblas,
el mar, el aire, tierras de bronce y fraude.
Sólo fraude.

Ya no puedo abandonar las horas,
-esa fachada de inmundicia-.

Qué dicha de jugueteo con las manecillas
de un bozal que arranca los dientes en cada trago -los míos-.
¿y mis pies, dónde he dejado mis pies?

En la ventana se postra la que viene cargando mi nombre.
Tal vez desde hace siglos, tal vez desde el ayer,
de lejana y dolorosa vía.

Estoy dispuesto a partir.
Dejen que mis alas apaguen el fuego.
Déjenme volar en un cielo que en oscuridad letal espere por mí.

biografia:
J. Pablo Ortiz
[Guadalajara, México. 1979] es licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad Autónoma de Guadalajara, obtuvo el Diploma en Creación Literaria por la Sociedad General de Escritores Mexicanos [SOGEM], Obtuvo la maestría en literatura española medieval por la Universidad de Calgary. También, ha realizado estudios en el programa de maestría en Filosofía y Lógica en la UAG. Ha asistido como profesor invitado por la Universidad de Arizona. En la Universidad Panamericana creó e impartió el programa de Semiótica para la Escuela de Comunicación. Ha publicado los poemarios \'El sueño del dinero escarabajo y otros poemas\' [2004], \'Ante la oscuridad\' [2005] y \'De no pedirle al viento la noche, hoy en el silencio\' [2007]. Ahora forma parte del programa doctoral en Letras Hispánicas en la Universidad de Calgary y enseña para esa institución.

jportizh@ucalgary.ca

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s