s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Roco Soria
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
Biografia
POEMA

Ya nadie quiere cuidar de esta mano
cuyos movimientos involuntarios han pretendido, dicen, ahorcarme.
La envuelvo
la cubro
le doy un beso en la cabecita
le arrullo
me amanezco mecindola pero ella nunca duerme
est vigilante
pendiente
se sobresalta al menor ruido y me araa de desesperacin el pecho.

Quiere llamar mi atencin porque sabe que ya est cerca.
Le digo que sea cautelosa pero ella es muy impulsiva.
Es peor cuando la mquina de los latidos empieza a bombear toda la noche, sin descanso
y no termina de morirse ese pitido en mis ojos
o se vuelve a una sola hebra
y el hombre de blanco viene con su abulia masculla algn silencio que
he olvidado
dice algo que no entiendo.
Se acerca
se la lleva
le muele a sondas el cuello.

l no entiende
que ella solo pretenda advertirme.
Se la lleva.
Estoy sola.
Miro por el estrecho agujero del parapeto comn.

El hombre de la pieza seis se ha levantado
y camina descalzo hacia el fondo
agitando la pierna como si quisiera lanzarla.

El hombre de las flores amarillas
se golpea la cabeza contra la pared
repitiendo la misma frase.

El martes araaba con la cuchara el plato vaco
en un ritual interminable de invocacin.

Ya nadie quiere atar estos cordones blancos que me crecen cuando llueve,
nadie quiere cuidar de esta mano
cuyos movimientos involuntarios han pretendido,
dicen, ahorcarme.


La envuelvo

la cubro.

Espero.

Biografa:
Roco Soria

El cuerpo del hijo, y la voz potica de Roco Soria.
En el conjunto de estos poemas se representa la desintegracin y construccin de una identidad espiritual y corporal de un Ser, que con mucha emocin recorre a travs de la voz potica. Hay imgenes violentas, tiernas, desesperadas ; otras envueltas de silencios y esperanzas. Los silencios son los espacios que la autora introduce en el orden de los versos, los cuales aparecen como cortes que buscan la esencia de una accin o idea a concretizar. La esperanza es la bsqueda insistente, constante como lo sugiera la poetisa : ha buscado en los cajones algunos mendrugos . Aunque la bsqueda est presentada como una accin incierta, ella nos introduce al mismo tiempo a un mundo maravilloso donde podra encontrarse la felicidad. Para ello es necesario atravesar el camino de la duda y sobrepasar aquellas adversidades que surgen a lo largo de la vida, aquellos laberintos existenciales que encuentra ese Ser por donde se desplaza.
La soledad es un campo de batalla, donde se lucha consigo mismo, es en el libro de Roco Soria, como una sombra que se enfrenta a otra sombra, siendo ambas la misma sombra, tal como aparece en el hermoso verso: no sabe si l o el del espejo ha despertado primero. El espejo es el rebote de la propia imagen que desesperadamente se enfrenta desde el otro lado, desde el lado interior que parece consumirlo en silencio, en ese lado donde la soledad es adems, el dolor que le permite resistir en la bsqueda de s mismo. A veces el Ser que aparece en los versos de Roco, es alguien que es un Hombre y un Dios; es un Ser que vacila entre el mundo de la divinidad y el mundo terrestre. Sus denotados desvelos aparecen como lanzas en su experiencia de la vida, puesto que pesa una amenaza constante en cada uno de los movimientos que hace.
En esa travesa vital, la muerte es apenas una imagen que se confunde con las insistentes imgenes quebradas, desgarradas que ese Ser debe soportar. Hay un evidente sufrimiento epidrmico que flota en la contextualizacin de los poemas, es algo oculto, invisible; as lo dice la voz potica : el dolor es un asunto que se lo resuelve en completa soledad. Acaso no es sta la experiencia cotidiana del hombre? Unos lo llevan con mayor intensidad que otros; unos lo manifiestan, otros en el profundo silencio lo guardan como un tesoro extrao.
El camino para ese Ser es un descenso a la vida terrestre, a la vida concreta, casi a una vida infernal, es el paso doloroso del hombre/hijo por un tnel colmado de angustias, indiferencias y desprecios. Va como acosado por un destino que lo ha condenado a permanecer en aquella cinega oscura que lo acerca y aleja de la muerte; y as, en su errancia busca el amor, busca la muerte. En ese contexto la imagen de la mujer, a veces aparece como la continuidad del camino difcil; entonces la mujer es otro mundo, otra experiencia que explora la voz potica y nos lleva por una senda descubriendo el campo espiritual del personaje femenino, cuya particularidad es la bsqueda de una libertad sea interna o externa, como lo refieren estos versos al expresar: Este bocado de oxgeno es el primero, el aire pita en mi pecho, Quiero un bocado de aire. Por esas sendas por las que avanza la mujer o el hombre hay algo comn que los une, aquello lo de la unidad o la desintegracin espiritual del ser, como lo sintetiza la poetisa Roco Soria, en uno de lo ms bellos versos de este libro: No s si voy caminando o voy desplomndome/ en una especie de rueda de fuego / no s si sueo o empiezo a devenir.
La poetisa Roco Soria logra con mucha destreza abordar una variedad de temas, tal un desafo, en la potica Latinoamericana, y lo hace con una sensibilidad muy singular, propia. Es uno de los mayores logros que sobresalen en sus versos, los que indudablemente reflejan la emocin dolorosa y profunda del hombre. A nivel temtico alcanza una dimensin universal al tocar temas como la soledad, el dolor, la bsqueda de s mismo, el desafo para encontrar una puerta, una luz, un camino.

Porfirio Mamani-Macedo[*]
Pars, 26, abril, 2008

[*]Porfirio Mamani Macedo
Poeta y escritor peruano, nacido en Arequipa [Per] en 1963. Doctor en Letras en la Universidad de la Sorbona, se gradu tambin de abogado en la Universidad Catlica de Santa Mara, e hizo estudios de Literatura en la Universidad de San Agustn [Arequipa] y en la Sorbona. Ha publicado poemas y cuentos en varias revistas en Europa, Estados Unidos, Canada y Latinoamrica.
Entre las obras de Porfirio Mamani destacan Ecos de la Memoria [poesa, 1988], Les Vigies [cuentos, 1997], Voz a orillas de un ro/Voix sur les rives d'un fleuve [poesa, 2002], Le jardin el loubli [novela, 2002], Ms all del da/Au-del du jour [poemas en prosa, 2000], Flora Tristan: La paria et la femme trangre dans son oeuvre [ensayo, 2003], Voz ms all de lasfronteras/Voix au-del des frontires [poesa, 2003] y Un verano en voz alta/Un t voix haute [poesa, 2004]. Ha enseado en varias universidades francesas y actualmente reside en Pars y ensea en la Universidad de Picardie Jules Verne.


rsoria@conesup.org.ec

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s