s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Waldo GONZLEZ LPEZ
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
Biografia

CASABLANCA

A Enrique Pineda Barnet, silbando la melodía

Él y Ella penetran en su mundo.
Surgen translúcidos
en el viento de la noche
y luego parten entre las brumas.

Ignoran que todo se perderá
según pasan los años.

Avivan el fuego que los consume
y más tarde los convertirá
en cenizas entre el polvo,
acaso ya sólo recuerdo
de estas horas irrepetibles.

LA MAGA
A Carmen Serrano Coello

Llegó para quedarse entre nosotros:
esta nostalgia de adolescentes
ya nos salva de las horas.

Otra vez somos
los inocentes hechiceros.

LUZ
A Pedro Valdés Piña

Una salvaje nostalgia
instala su inquietud,
se adueña de todo.

Mi hijo no lo sabe,
pero ahora estoy más cerca
de sus sueños, de su risa.

Evoco los idus de entonces
que regresan en ráfagas.

FICHA BIOBIBLIOGRÁFICA:
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ
[Puerto Padre, Las Tunas, 7 febrero de 1946]. Poeta, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural, es graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte [1969], donde creó el Archivo de Dramaturgia [1976-1979], e impartió clases de Historia del Teatro Universal y Cubano e Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para Niños [1970-1973], fundada por él y por la actriz y directora teatral María Elena Espinosa.
Licenciado en Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana [1979], es miembro de los Centros Cubanos de las Asociaciones Internacionales de Críticos de Teatro [AICT] y de Teatristas para la Infancia [ASSITEJ], auspiciadas por la UNESCO; de las Asociaciones de Teatristas de la UNEAC —de la que fue Vicepresidente de su Sección de Crítica y Teatrología— y de Escritores [Secciones de Poesía, Traducción Literaria y de Literatura para Niños y Jóvenes]. Es además Asesor del Teatro Nacional de Cuba. Creó, en el 2001 y en la Sociedad Cultural José Martí, la Colección Clásicos de la Décima, que publicó a los mejores poetas-decimistas cubanos, entre otros, los Premios Nacionales de Literatura, Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí y Roberto Fernández Retamar, así como varias antologías donde incluyó autores de diversas promociones.
Ha publicado una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica, y otro de crónicas, así como 30 antologías y selecciones de poesía, poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Sus versos han sido traducidos a varias lenguas y publicados en Francia, EUA, México, Colombia y Argentina. Ha traducido del francés a poetas como Jacques Prévert, Marie de France, Molière, Joachim du Bellay y otros no menos importantes poetas galos, y realizó versiones para la antología Poesía polaca [1984].
En la literatura para niños y jóvenes ha publicado seis poemarios, prologados por los Premios Nacionales de Literatura Eliseo Diego y Félix Pita Rodríguez, y por la notable poetisa Rafaela Chacón Nardi. Es coautor del capítulo sobre esta especialidad incluido en el tercer tomo de la nueva Historia de la Literatura Cubana en tres volúmenes, de inminente publicación y de los cuales ya salieron los dos primeros.
Ensayos suyos han sido incluidos en antologías, publicadas en Cuba, como Nuevos críticos cubanos [1988], Acerca de Manuel Cofiño [1989] y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso [1989], a cargo de José Prats Sariol, Ernesto García Alzola y Salvador Bueno, Presidente de la Academia Cubana de la Lengua, respectivamente.
Su labor como poeta, crítico, antólogo y ensayista ha sido reconocida internacionalmente por varios especialistas, entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; por el profesor y ensayista jamaicano residente en Canadá Keith Ellis, en su Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology [luego traducido y publicado en Cuba por Ediciones Unión: Nicolás Guillén. Poesía e ideología, 1987], y por el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana [1987].
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus más de 30 libros. Ha sido y es jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y ha participado en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas de Cuba y otros países.
Entre sus quince poemarios publicados, resaltan Que arde al centro de la vida [décimas, con cartas-prólogos de los Premios Nacionales de Literatura Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí y Félix Pita Rodríguez, Editorial Letras Cubanas, 1983], Salvaje nostalgia [Finalista del Premio Plural, México, 1990; Editorial Letras Cubanas, 1991], Casablanca [Universidad del Valle, Cali, Colombia, 1995], Las palabras prohibidas [autoantología, Editorial Sed de Belleza, Santa Clara, 1997], Estos malditos versos [décimas, con prólogo del poeta y ensayista Brígido Redondo, Director de la Casa Maya de la Poesía, Campeche, México, 1999], Ferocidad del destino [Editorial Sanlope, 2001], Estos versos que maldigo [décimas, Ediciones Unión, 2005] y El sepia de la nostalgia [Editorial Letras Cubanas, 2006].
Para niños, ha publicado, entre otros, los poemarios: Poemas y canciones [Premio “13 de Marzo” 1976; Universidad de La Habana, 1977, con prólogo del Premio Nacional de Literatura y presidente del Jurado, Eliseo Diego], Donde cantan los niños [Editorial Gente Nueva, 1983, con prólogo del Premio Nacional de Literatura, Félix Pita Rodríguez], Jinetes del viento [Colección Para un Príncipe Enano, Ministerio de Cultura, 1989], Libro de Darío Damián [décima, Editorial Sanlope, provincia de Las Tunas, 1995] y Voces de la querencia [Col. Biblioteca Escolar, Editorial Gente Nueva, 2004].
Es autor además de volúmenes de crítica y ensayo, como Escribir para niños y jóvenes [Editorial Gente Nueva, 1983 que, con prólogo del ensayista y narrador Imeldo Álvarez, es texto de consulta en los Institutos Superiores Pedagógicos cubanos] y de crónicas, como Niebla en la memoria [Editorial Pablo de la Torriente, 1989]. Entre sus numerosas antologías poéticas para niños, figura Que soy marinero yo, con poemas de Rafael Alberti, que, con selección y prólogo suyos, mereció en 1998 el Premio Especial “La Rosa Blanca”, otorgado por la Sección de Literatura para Niños, de la Asociación de Escritores, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba [UNEAC].
Ha merecido, igualmente, importantes distinciones, como, entre otras, Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el Laúd, la Pluma y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Comité del Partido, la Asamblea del Poder Popular y la Casa Iberoamericana de la Décima, en la provincia Las Tunas; el Diploma por la Labor realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de la provincia de Matanzas; la Distinción Romance de la Niña Mala, impuesta por la Filial Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba [UNEAC], de la Ciudad de Sancti Spiritus; los Reconocimientos de Cultura Provincial de Ciego de Ávila, y Como Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro y la Medalla “Raúl Gómez García”, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura. Es miembro del Consejo Científico de la Casa Iberoamericana de la Décima, de Las Tunas.

waldogl@enet.cu

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s