s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Albany Aquino
Nacionalidad:
Rep. Dominicana
E-mail:
Biografia
Juicio

. y si se me llegare a exigir la verdad
mirar fijamente al juez y comer sus ojos
. pero antes de comer sus ojos como dos horribles pastos salados y mezquinos
s que la verdad me ser exigida
y que desde ms arriba se deslizar paciente
hacia aqul pozo agrio y amarillo
[agrietado finamente por la tarde].

La hora de llover

Es la hora de llover y llaman a la puerta
mordidos y apretados por aguas rosadas
ofidios flotantes extienden leves araduras
[oficiando con su sexo asido.

Alquitranados y sumidamente golpeados
se escuchan graves discursos que el quinto plano ocupan:
nada es tan vago como esta invasin marina
nada es tan plebe como este sueo asesino.

Es la hora de llover en que llaman a la puerta
mi atad en el pasillo de un supermercado
es horriblemente sepultado por latas de colores
con la furia de un gran legislador que seala al cielo.

Una mancha siena contemplando se encapricha
preguntando:
hacia cul orilla nos conducir esta luna?
hacia cules voces caer este hilo aburdelado?

Son tres voces la respuesta
son oscuras y nacientes
como esta bandeja desconocida de la que tan fcil soy presa.

Aqu, en este espacio en que debe hablarse de m
adolescente que huye de los pjaros
no soy acaso un pequeo novio sorprendido por la tierra?
o la mirada cortante y brillosa que hoy te niego?

Pesado es el sueo de quien pregunta
pesado su lado oscuro.
Oh! Insepulta y tres veces engendrada es esta mueca
al parecer ocultada en la espalda del sol.

Y as, empujado implacablemente por el vaho de estos crtalos
por su arrastrante impaciencia
recojo el penoso y lamido esfuerzo de esta muerte que se achica
[y de lo que de su centro escapa].

Enemigo de los ejrcitos y de la lluvia
del enjambre sibilante una y otra vez conjugado en su propia pez
no sabemos qu vino ensucia a cul vino
ni si la montaa mira al ro
y cree que abismo y ro diluyen su polvo
en el vino serensimo y redondo de su cauce
haciendo que la tierra irrite
hinchando esa cntara de leche
que juega a parecerse al bosque [o a lo amargo-espada].

El camo una vez oculto puede ser amargo;
retama por sola voz hirviendo en la propia sombra
considera al rey en sus manos
y a todo el que nace considera abismado.

Es la hora de llover en que llaman a la puerta
diciendo que es rotundo el NO de la noche
cuando la miramos boca arriba
que su tragante voracidad ocupa un sexo largo
como el de las orillas del camino
o como el del viento cuando apaga sus aspas sobre el muro.

Para m
a quien todas las horas parecan escritas en hilo negro
para quien su acuciosa embestidura era una araa fra
luchando por no ahogarse en el mar de tu lengua
he descubierto en los celos un jardn lleno de cscaras despiadadas
que vuelan como una paloma de tu mano a la ma.

En el olor del tabaco entre el caf
un pjaro cercano viendo que el saber s pesa
desaconseja morar las torres
y luego el carpintero all en el rbol hace su trabajo sagrado
y entra en l confiado en la misma oscuridad
con que el mar teje su espuma sobre la playa.

He aqu la noche que nos desviste ms all de la carne
cada vela que enciende [y su color] representa un deseo
que nos sienta en esta silla mstica:
Nam Myoho Renge Kyo
Nam Myoho Renge Kyo
Nam Myoho Renge Kyo
y acaba por parecerse a lo que siempre neg.

Traigo aqu el ms refinado de los gestos:
- un lagarto picoteando fresas;
- una lmpara de tristeza temblando de fro;
- una palabra en la oscuridad;
- la angustia del nio prximo a nacer;
- y ese circuito cerrado que es la Zona Colonial.

Es un amplio repertorio que te lleva hacia la muerte
lentamente lentamente.
Es un terremoto espectculo:
luna en la que nos volvemos hacia dentro
diciendo:
mil aos han pasado desde que vine aqu.

Por eso
cada noche se desploman sobre m las flores del gozo
y son tus piernas entreabiertas tringulo al final
las que all sentadas y pacientes como un rbol
beben la pluma y la flauta
de esta muerte que se achica
[y de lo que de su centro escapa].

A los Poetas

Hermano Poeta:
si algn consejo he de darte
es que procures en cuanto puedas
situarte fuera de la ley.

Ese da a la hora tercera
mientras t y tus pecados huyan del juicio de los hombres
vers cmo tu carro se desliza feliz entre la niebla
[Velocidad Terminal [a 200 Km/h]]
y entre las sombras del camino.

Tu corazn hinchado -antes de deprimirte horriblemente-
saltar al abismo de una cancin oscura y precisa
sin rostro nadando como piedra que se hunde.

biografia:

Albany Aquino
, nace en el Municipio de Pimentel, Provincia Duarte, Repblica Dominicana, el da 16 del mes de Mayo del ao 1972 bajo el regente de Tauro. A los 25 aos publica su primer poemario intitulado 'Ecos de Sol', con los auspicios de la Universidad Catlica Nordestana [UCNE] de San Francisco de Macors, de cuya facultad de derecho es egresado. Un segundo poemario suyo, 'El Reflejo de las Rutas', es publicado en la Feria Internacional del Libro celebrada en Santo Domingo en el ao 2008.

albanyaquino@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s