s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marisa Aragn Willner
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia

Cantora de la libertad
Poema homenaje a Mercedes Sosa,



Con su vestido de verdes
Hija del Tafí del Valle
Perfumada de azahares
Va la cantora
Ella, debe dejar su canto
entre montañas, quebradas
en el rumor de los ríos
en la ciudad y en la estancia.
Mercedes!
Ninfa del Jardín del país
voz oscura y cálida
vuela como en tus sueños,
un Pájaro en libertad.

Diaguita como su tierra
Francesa su otra raíz
Es río, montaña, valle
Semilla, canto aprendiz,
Maestra cantora!
Madre e hija del país
Mujer latinoamericana
Garganta que quiebra el aire
Princesa aborigen
Y del mundo que llora, emperatriz.

Cabalgas, en campos de Acheral,
jinete en lomos de mula
con tu vestido de azules ,
atraviesas un cielo de esplendor
donde \' la luna tucumana\'
se desposa con el cañaveral.

En las noches de provincia
tu canto huele a ternura
Cuando pides que se duerma
‘Que tu mama \'ta en el campo negrito’
Duerme, Duerme Negrito
Tu voz cantó las verdades de Atahualpa
‘Trabajando y va tosiendo
Trabajando y no le pagan ‘.

Bravía voz de La Maza
\'Hacerse hermano de la vida.
Si no creyera en quien me escucha
En lo que quede, en lo que duele\'
A golpes de bombo en lo que lucha
A rasguito de guitarra con Silvio
Pusiste ángel a la maza sin cantera.

Tu mañana iniciaba en caminata
‘Por la cintura cósmica del sur ‘
‘Con la piel de América en tu piel’
comenzaba con ‘un grito
destinado a crecer y estallar’
‘Canta conmigo canta
Hermano americano
Libera tu esperanza
Con un grito en la voz ‘
Unión de hermanos de sangre
Ser canción en el viento.

Te uniste en Chile con
Violeta Parra, canario
Abecedario, voces.
Tu hermana de sueños y letras
‘Gracias a la Vida’
‘alumbrando la ruta del alma’
Y en la marcha de tus pies cansados
Se abrieron todos los sitios
Hasta el corazón y el patio
Para escuchar dos calandrias
Unidas en el canto, mujer
Sabiduría, que mira el fondo
De los ojos amados.

Tantas veces te mataron
Tantas veces te moriste
A tu propio entierro fuiste
Y sin embargo estás aquí resucitando
olorcito a naranjales
flor preñada de azahares!

Somos tu pueblo, tu gente
Te esperamos, te acompañamos
como ayer con Maria Elena
En el canto al sol como la cigarra
Sobreviviente de tantas guerras
Tan nuestra, tan latina, tan universal
No hay naufragio
No hay oscuridad
No hay cisma
Si tu voz de mujer
Canta serenatas para la tierra nuestra
Patria dolida, patria ensangrentada
Donde está inscripto el gran amor
Y la lucha que nos alienta.

‘Adonde irás no importa
En vano es detenerte en tu ensueño de paz ‘
Soledad te alienta desde una chacarera
Y ya todo está hecho, desde el amor,
‘Desde beber los desengaños hasta
Probar las amarguras ‘
Luchadora, constructora
derrumbaste las fronteras
a gritos de tu garganta

¡Negra! desde hoy justo al anochecer
una nodriza te dejará una luz nueva
de la mano de Alfonsina verás
que el canto de las caracolas marinas
trae una nueva canción desde el fondo del mar…

Adónde irás? no importa
Ve a ponerle música a una constelación
A alentar a tus propias estrellas que
Fosforescentes ‘harán una ronda a tu lado’

‘Todo cambia’ Reina, en esta tierra hoy lejana
Ya lo sabías con Julio
cuando esta noche suspire
y aunque el mundo cambie y cambie
pero no \'tu amor ni el recuerdo por tu pueblo
y por tu gente\'
y en nuestros corazones Negrita Mercedes Sosa
firme seguirás estando
porque fuiste luz y fuiste estrella
y ahora en el firmamento,
Mercedes
valiente adalid de la Libertad
¡tu Luz será Eternamente bella! .


con citas de canciones de / con :Atahualpa Yupanqui, Silvio Rodriguez, Alfonsina Storni, Violeta Parra , Maria Elena Walsh, Soledad Pastorutti , Julio Numhauser


NACI PARA ESCRIBIR Y FUI SOLDADO -
Marisa Aragón Willner

I
El día negado tatúa aire de viejos cafés,
minutos de memoria breve
que no trascienden,
copas vertidas con tristeza sobre
sobre un presente que expolia vidas,
siestas con cañones que retumban
tras las sierras ,
infiernos indeseados,
Acontecer sin artistas
que fragmenten el horror vivido
ante ciudades destruidas sin jóvenes
sin niños, sin sueños.
Madres divididas entre la patria
Y sus hijos perdidos.

II
El día gris transcurre cansino, insolente
Repatriados en un avión
descarnados, mortecinos ,cabizbajos.
Retorno a nuestros queridos desconocidos.
Un hogar , un sitio para volver
después de pisar infiernos…
Habrá odas, cuartetas, blues
el abrazo de algún amor
o besos para alentar
nuestras mejillas insensibles
o el seno desolado de una novia en espera.
Ceñido en lágrimas , un rocío agolpado tras las cuencas.

III
Todo sucede rápido, como la compasión
sobre el cuerpo ajado,
solo unas copas pueden darme
esta ebriedad deseada.
Aliado a la nueva realidad
en un bar del extrarradio,
yo soy ese que antes de ir
recitaba poemas hasta el amanecer,
un bardo,
y hoy mis brazos recuerdan el repicar de los fusiles
y el último latido de un hermano…

IV
No he nacido para la guerra.
No, no lo puedo decir.
Me enlodaría el
Rótulo desalmado de \'cobarde\'.
¡pero es lo que querría expresar
es este grito acallado!

Buscar la pluma y escribir acerca de
la sombra de este pasado.
Despertar a mi viejo poeta acostumbrado
a ignorar objeciones y reclamos,
Si, nací para escribir sobre papel y piedra
-con plumas y martillos que no hieran-
¡Sostuve entre mis brazos el rostro moribundo
de un hermano
y me desgarré matando al enemigo
que era como yo ¡,¡ un dios con otro dios a solas!
Cara a cara, sin vencedor ni vencido
dos hombres desgarrados...

¿Quién me los puso ahí en el camino?,¿ Quién
que no fue a la guerra ni vivió sus daños
que erigió una cortina de metrallas
y bombardeó la zona cero a la distancia?.

V

Evado el rugido de tigre en las costillas
Ramal de fiereza succionada, aplastada
Huracanes guerreros, indómitos
que oliendo a pólvora me alentaron…
Opresión, tiranía, destrucción
ayer el viento desparramó sudores, gritos, llanto
de estas guerras egoístas

Ahora volver a ser, sentirme el bardo
con este corazón desfigurado
Y bruñir contra los necios y malvados
tan solo el $3>$3>l de la palabra
un canto nuevo, una semilla paz
una cadencia que no adormezca los destinos
e hilar las caricias que generen
Loas con mi dolor, sin sangre,
a la perpetua memoria
de los héroes que yacen ignorados,
para quienes la guerra fue condena.

Soldados sin banderas ni fronteras.

¡Nuestros hermanos!.

La guerra se ha llevado mi familia de Oriente
Y de Occidente y mis hermanos,
No son caballeros ni cruzados ,
y sus nombres solo resplandecen
desde la memoria triste de un recuerdo emocionado.
Guerra!!! maldita !
me condenaste a iterarme tristemente
en la sombra de mis años!!!.

En homenaje a todos los que tuvieron que ir a guerras en las que no hubieran querido estar.

Poema bajo Lic. Creative Commons

Calle sin nombre

Nómbrame la calle abierta a la ciudad dormida,
la que recibe a diario un sol de sangre.
Ahí donde se hiere a juego de lujurias
y espejos de obsidianas orbitan
mis fallidos intentos por buscarte.

¿Quién vive en esa calle?
¿Quién mora tras altos ventanales?
¿Quién contempla los cuadros?
¿Quién invariablemente descorre los visillos
antes que se haga noche
y soñando ...me extrañes?

¿Quién vive a escondidas desnudo en los umbrales?
¿Quién espía tus pasos y es el mudo testigo
de soliloquios, cantos y medianoches?
¿Desde dónde te hundes a calles de granito
que asciendes a desgano,
ignorante de todo sin saber
si la cuesta volverá a ser trepada?

La soledad se derrumba en la calle sin nombre.
Mata opacidades del crepúsculo.
Impiadosa cuestiona.

Nómbrame la calle donde yaces oscuro.
Existes al lado sur y dueles.
Detrás de los abrazos, magmático rojo se desangra.

Pulsa el sol tras los cristales

Yo pisaré las calles nuevamente
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes.
Pablo Milanés [ Cuba ]

El Olvido pulsa como el sol tras los cristales.
Armado de muchas geografías,
memorias de seres transcurridos,
náufragos en algún puerto,
intenta despojar gravoso lastre,
desvestir su estatura de nostalgia
y golpearle los ojos al recuerdo.

El Olvido está impregnado de Memoria,
galopa aguas en fuerte red marina
sujeto bajo pañuelos blancos
despierta en las neuronas.

Oh! pasa el Tiempo pero si ves sus ojos,
si los vieras!
pulsan aún lágrimas como el sol tras los cristales.

Duele la ausencia de los hijos
duelen los nietos
desperdigar la vida que perdimos.
Duelen las lágrimas y los ojos que las vierten
el cuerpo que no admite más derrotas
y duele el alma.
Si intentáramos quitar
esos rastros del Olvido besándolo en la boca,
veríamos que sangra en odres del recuerdo
la Memoria.

Ladrones del jardín

Venid, robadme todo.
Hacedlo con permiso un día antes que parta.
Robadme hasta lo más profundo
antes que me convoque la Parca.

Llevad mi verso inconcluso.
El manuscrito viejo.
Las rosas retenidas entre páginas
Las postales de recuerdos difusos.

Probadme que hay un límite en mi cuerpo
al que ya no le interesa,
dejar vestidos y gasas...
Llévense sueños y angustias
Risas que al aire di
Y lágrimas etéreas
que por el amado
verti

Ladrones digitales, os invito a la mesa.
En el jardín de mi alma,
mares de agua dulzona os convocan.
Beban de la fuente mágica.

Vacíen los filamentos de mis sueños
ya no gotean vinos rosados de mi piel
Roben hasta los silencios - como han robado panes-
alcen todos los signos para dejar sin respuesta
los enigmas de esta oculta biografía.

biografia:
Marisa Aragón Willner

Seudónimo literario de esta autora argentina. Ha publicado dos libros de poemas en su país: El refugio del poeta [2002] y Biografía de un deseo [2003]. También ha participado en numerosas antologías en Argentina y España. Ha recibido el primer premio de poesía del Certamen Internacional Pablo Neruda IV [2003], el segundo premio de poesía Mis Escritos [2006], el 4º Premio de Poesía Certamen Internacional José Martí 2002 y el 6º Premio de poesía Certamen Internacional Pablo Neruda II [2001], entre otras distinciones.

amarisw04@yahoo.com

msantillana@ypf.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s