s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Juana Gonzlez Fraga
Nacionalidad:
España
E-mail:
Biografia

Estaciones del alma \'Otoño\'.

I

Lucharé por mis palabras,
con sílabas clandestinas
guardadas en la memoria,
y abriré el paréntesis del tiempo,
que envejecido de angustias soterradas,
formó telarañas en la garganta.
Y gritaré, con la urgencia
que me oprime los sentidos
y esclaviza las lenguas de mil voces.

II

Lucharé por mi silencio
dejando las manos libres
para que reciban de mi boca,
las verdades ocultadas
y los hechos amparados,
en destrucciones inútiles
que pretendían cambiar
el código de la justicia.

III

Lucharé por mi pensamiento,
arriesgando serenidades internas
y sosiegos creados en las derrotas.
Y por mi libertad, nombraré el tiempo callado
que se ha hecho fuerte en el exilio.

¿Quién empuñó, el silencio
vestido de soberbias?
¿Quién asfixió el llanto
de los que quedaron?
...

IV

Lucharé por mis ideales
y con ellos, vestiré de aire
la discreción que ha sellado
la puerta de los sentimientos,
y ocultado, los valores que resurgen
con el ímpetu del otoño.

J. corsina
22/01/0


¡Desde mi libertad!

Desde mi libertad...
permito a la memoria
seguir amando al amor,
sin funerales rebeldes que entreguen
la seducción de los cuerpos.
Sin inocentes ni culpables
que soplen las cenizas
y peleen con los sueños que fueron:
agua y fuego del tiempo inaugurado.

Desde mi libertad...
Reconstruyo las paredes,
y elevo sin litigios los suspiros
que han formado cimientos en las sombras,
y que hoy permiten arquear los labios
para besar, el aire que guardo
en el rellano de mi alma.

Desde mi libertad...Invoco a la mañana
que con su brillo deslumbró
los ojos de quien sin amar, amaba,
creyendo ciertos los asombros
y aullando entre los surcos de nieve
que atraviesan el regreso.

Desde mi libertad...
Te amo, porque quiero amarte
y recuerdo... la espiral que formaba tu mirada
perdida en mí.

J. Corsina
02/10/07


Doña Urraca y Don Bellido

Hoy, no se juzga a Don Sancho
aunque fuese merecido,
pues lo que juzga la historia
es: \'La honra de Don Bellido\'

Traspasando la muralla
a Doña Urraca le entrega,
la espada de caballero
y palabras zalameras,
queriendo rendir tributo
a Zamora por ser Reino
y a Urraca por casadera.
Más, poco, sabe Bellido
de la palabra que empeña,
a su padre, como Rey,
antes de que se muriera.

Gobernaría esa Tierra
con sus dos manos pequeñas
y un enorme corazón,
al que silencio le diera.
Que aunque muriera de amor
se quedaría soltera,
por no mezclar a la sangre
por no mezclar, a su tierra.

En palacio se refugia
con pena la soberana,
viendo cercada Zamora
y a Don Sancho con su espada;
hermanos que unió su padre
y que la guerra separa.
Siete meses han pasado
las tropas pierden el alma,
hay hambre y necesidad
debajo de la muralla

Pero Bellido no olvida
y su palabra no empaña
¡Muerte le dará a Don Sancho!
liberando con su hazaña
del asedio a su Zamora
y de amor a su gran Dama.

Es la tropa confidente
más nadie pone remedio,
han sido meses de asedio
luchando como un valiente.
Está la sangre caliente
y el Rey le llama traidor,
a quien mató por honor
devolviéndole Zamora
Y hasta quien lo cuenta llora
recordando aquel dolor.

J. Corsina

biografia:

Juana González Fraga [J. Corsina]


jxeitos@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s