s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Luz Ma. Concepcion Arce Pineda
Nacionalidad:
México
E-mail:
firefightercony@hotmail.com
Biografia

Luz Ma. Concepción  Arce Pineda

Aprendiz de poetisa que nace un glorioso martes 21 de marzo a las 8:10 p.m., en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México).

Empieza a escribir sus primeros poemas a los ocho años de edad, fue en el bachillerato cuando participa en un concurso estatal donde gana un tercer lugar en composición literaria. Posteriormente, asiste a participar con poemas en castellano e inglés al XIX Congreso Mundial de Poetas, realizado en Acapulco, Guerrero en 1999; siendo éste su plataforma al mundo literario internacional. Ha participado aproximadamente en diez antologías internacionales y en el premio al mérito juvenil del Estado de Guerrero en 2004 y 2005. Fue candidata a recibir el Premio Nacional de la Juventud.

Actualmente continúa escribiéndole al amor, desamor y al mundo espiritual con tintes místicos y exotéricos. Ha traducido su prosa poética en inglés, francés italiano, portugués y alemán. Tiene en proceso de edición  algunos libros: de poesía y de recetas de cocina.

Escritora fecunda que cuyo pasatiempo literario, ha dado enormes satifacciones, realizando recitales poéticos en el municipio de Pungarabato y en la región de la Tierra Caliente de Guerrero, cuyas obras tiene en memoria.

 

“A Luchita”                                                                         

Julio/2006

 

Provocaste el verde musgo de los años,

entonces tu corazón solitario volcó su cauce

de angustia y llanto… y apenas mi poesía jugaba silenciosa

mientras surgió el tiempo de hacer tus plegarias.

 

“Tus brazos arrullaron mis nostalgias, tierra mía,

de lágrimas y espinas, de voz desnuda y prisión oculta”

 

¡No morirás nunca rosa lacustre! Aunque tu luz se convierta

en polvo desolado y frío… te quedas tú.

 

Más no será la muerte quien me aparte de ti,

Junto a tus pétalos vencidos brotará un ave

que cantará victoria: renaceremos siempre para  devolverte

la paciencia que nos has dado.

 

“Y a la par de esta gratitud sembrada, la señal ilesa de trémulas amarguras

divagando por el doloroso sendero del perdón.

Eres luz que mi vista no percibe, música que no escucho: mis sentidos vulnerables

tienen como vendaje la alegría y la devoción de este amor que no muere

y que se esconde en un rincón para admirarte”

 

Por eso te escribo esta carta, desde un lugar cualquiera, porque proclamo tu nombre cual oración de poder, cual conjuro mágico de protección.

 

Mi tesoro vivo, raro como ciertas piedras preciosas… imprégname

el perfume de tus ideales.

 

Tú también, déjame tu sonrisa para usarla algún día… y tu silueta andariega.

 

Anda, ven, enséñame a perdonar sin huir; a amar sin condición,

enséñame a persistir sin desfallecer: porque siento que te pierdo

y que me llevo este secreto muy mío y de la tierra.

 

Yo cosecharé tus recuerdos con esta fe, amor y devoción que fecundó tu ejemplo… quédate y, entonces, se cerrarán  las grietas de dolor que nos fracturaron el alma después  de esta lotería de tragedias.

 

Toma mi árbol de la vida, nútrete con él, no te vayas aún…

Déjame tus pasos cortos, tu sendero lento y áspero de penas,

déjame cargar tu cruz a cuestas… es tiempo….de que descanses.

 

Descansa, yo te haré feliz con mis poemas: es lo único que tengo,

óyelos antes de que ellos provoquen mi autodestrucción.

 

Porque mi vida te pertenece hoy más que nunca mi eje de acción,

mi génesis de bondad, mi génesis de misericordia.

 

‘Espina del tiempo’                                                    

Octubre/2007

Odisea tangible, constante,

fuga a cada instante….

partícula del tiempo”

 

Caminando en un solo movimiento,

con un solo golpe, sin brío;

con el alma ebria de soledad

y de imágenes de angustias.

 

Soy el sueño que no despertó

con el frío que se ajusta a la talla de mi piel

enseguida de tu cuerpo desnudo.

 

y en mi alma distante hay una hoguera

que ni el olvido ni el temor

se atrevieron a rozar.

 

Hoy me vestí con la lluvia que inunda

la ciudad, el agua escribe un mensaje en la ventana

del cansancio y germina,

con la certeza con que llega la muerte:

“exilio de sombras y quimeras,

espina del tiempo”

 

‘Y es que no eres tú…’                                                     

22/MARZO/2008

‘Apenas tocaste mis manos

y mi verso digital emergió.’

 

No he limpiado el lugar, desde la noche aquélla…

cuando mis pies se volvieron rejas de la pasión

que me quitaba el aliento; te asomaste y sonreías,

no te ví tan feliz desde el diciembre aquél

en que mis pasos iban tras los tuyos y, pronto,

me volví tu guía.

 

Y es que quiero que se todo conserve

con la misma vibración que se absorbió:

amor, ternura e impaciencia y capturar el instante

en sepia.

 

En mi mente sigue transitando esa película

donde tú y yo jugamos a amarnos.

 

Anda, visita mi templo nuevamente y yo seré tu sacerdotisa…

y es que no eres tú, es, lo que provocas en mí.

 

Vuelve, que mis manos desean tocarte y delinear

traviesamente los contornos de tu piel…

 

Me cambiaré de habitación y que los cuerpos etéricos

se queden ahí, que permanezcan en su preludio juntos,

mientras tú y yo, continuamos nuestras vidas.

 

Vuelve y para que no te vayas invocaré a los astros,

untaré de perfumes mi mundo,

gritaré tu nombre en veredas solitarias,

bailaré a solas…..

decretaré a cierta hora para pedir que no te evapores, 

y es que no eres tú, eres: lo que provocas en mí.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s