s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mara Elena Ponce Caldern
Nacionalidad:
Venezuela
E-mail:
Biografia

Alianza II

Ríete de mí,
sí.

También abísmate
de todo lo que llueve
sin tener como guarecerte.

Y una vez más,
pulsa cada dedo.

Míralos flotar
como peces,
ingrávidos,
lacónicos,
irredentos,
sin respetar el mando.

Pero también llora conmigo
por ese aire que respiran mis ojos
y tú no puedes tocar.

Hagamos consenso
y aceptemos el origen,
hablemos,
lava mi cuerpo,
enjuga como antes
mis lágrimas,
disfruta las texturas
más no predigas,
porque juntas
hemos andado
todo trecho...

Di algo,
anda,
te cedo el derecho
a réplica usando el gesto
como mediador de la palabra.

Toca,
escribe,
has de mí infinitos trazos.

Acaricia lo que duelo.

Porque yo atenuaré aquello
que también te duele,
para que no quede
entre tú y yo
evidencia de sombra
ni dolor en la espesura.

Hagamos la alianza
de ser juntas nuevamente
una mujer con su mano.

©María Elena Ponce®

AUSENCIA

De limar tiempo
me descalcé.
dejando atrás
las noches de lunares
con sus entrepaños.

Así fui desnivelando
la desnudez del silencio
de tantos habitantes incorpóreos
que buscaban ansiosos
llenar con azogue
la medida de los pasos,
para despojar el rojo
bajo esos rieles imantados
a mis zapatos,
mientras la línea del tren
arrebataba al camino
el rostro sobrepuesto
en cada árbol.

Sin relojes acorté el camino
para dejar atrás tu ausencia,
en el mismo instante que los ojos
desmigajaban números
y prodigaban de aquietado
este chisporroteo de luz
entre mis manos.

®María Elena Ponce®

DESDE EL UMBRAL DE MIS VIGILIAS

¡Suéñame!

Como si cerrar los ojos
fuese una muerte distinta.

Así,
sí.

Como si en el descuido
de tanto indecible
traviesas escaparan
palabras de los labios.

Pronúnciame,
invócame.

Pero consiente
de lo que somos.

Dos gotas de agua
calmando la sed
en tierras ajenas.

No,
no me evoques a diario.

Solo recuérdame
cuando el mundo
haya olvidado
como me llamo
y mi rostro sea
la fachada de una grieta
en alguna calle
que nadie puede
memorizar su nombre.

Y cuando gima el viento
méceme entre tus brazos
pero sin rozarnos,
porque entonces
volveríamos a padecer
el peso de unos escombros
que alguna vez dejaron
esa amarga arruga
dentro del alma.

No,
no hagas preguntas.

Porque no tengo respuesta
para esto de ser
un errante desconsuelo,
cuando te dejas caer
sobre mi espalda
como un doloroso recuerdo.

Ahora aléjate amor
y quédate inerte hasta mañana,
para que vuelvas a ser regreso
en el momento que la noche
perfile de nuevo el umbral
de mis ansiadas vigilias.

©María Elena Ponce®

biografia:
María Elena Ponce Calderón
Nacida en Caracas un 11 de mayo a las 6 PM. Signo Tauro con ascendencia en Escorpion. Amante de todas las expresiones artísticas estudié piano en la José Ángel Lama en Sta Capilla. Artes Plásticas con los Pintores Alfredo Arguello y Leo Primavera. Apasionada de las letras escribo poesía y narrativa. Amante de la naturaleza estudié biología en la Universidad Central de Venezuela y Realicé estudios de Postgrado para recibir el título de Dra en Ciencias Mención Ecología.
Profesora Universitaria y posteriormente Consultora Ambiental.

mauritiaponce1@cantv.net

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s