s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Floryluz Rodriguez Castro
Nacionalidad:
Costa Rica
E-mail:
floryluzcr@hotmail.com
Biografia

Floryluz Rodríguez Castro

San José, Costa Rica. Estudios universitarios, egresada de la Universidad de Costa Rica y de la UACA. Su obra ha sido publicada en varios, libros, revistas, antologías. A su experiencia se le unen varios encuentros, seminarios, congresos, recitales, talleres tanto a nivel nacional como internacional.

floryluzcr@hotmail.com

 

Me cansé de todo

Me cansé de todo,
dejo caer mis dedos sobre el teclado
con pereza de decisión
y con entereza
doblo las muñecas hacia el ocaso.
Esas alegrías robadas
al crepúsculo
solo me cuestan
arcoiris en el pensamiento.
Doblo el silencio en lo labios
del desconocido,
y bebo soledades en el sigilio.
Me cansé de todo,
como si nada tuviera un lugar
en este entorno que nos conoce,
como si las manos
fueran ahuecando
los nidos de los pájaros ausentes,
como si mil lágrimas quedaran
absortas en las pestañas ensombrecidas.
Me cansé de todo,
porque todo está cansado de existir.

Huella mar

Surge el mar,
como siempre,
de la nada,
del bolígrafo,
del silencio.
Irrumpe el mar,
el susurro del aire,
irrumpe la mano que acopla
la barca del tiempo.
Irrumpe el vaivén
sus veinticuatro horas,
se oye,
canta,
revuelca.

El mar se revuelca,
el mar se mece
en los ojos del harapiento,
el mar se crece
en la boca de los marineros,
el mar:
mamá de los pescadores,
amo de los marineros,
ruiseñor de las madres
que esperan a sus hijos
desde la playa.
El mar,
mar.

Los niños de la esquina

Me he perdido
en la cocina
y el reflejo del sartén
me determina:
un rostro largo y prolongado,
¡los niños de la esquina
no tienen qué comer!,
he raspado la olla
con la uña del mañana,
¡lo niños de la esquina
tienen hambre!,
he roto el vaso
con la cuchara del silencio,
¡los niños de la esquina
tienen sed!

He llegado al ropero
y el suéter me habla,
¡los niños de la esquina
tienen frío!,
he cubierto la cama
con la cobija del presente,
¡los niños de la esquina
no pueden dormir!,
he recorrido la casa
con la escoba de todos los días,
¡los niños de la esquina
tienen hambre,
sed,
frío,
sueño
y no tienen casa qué barrer!


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s