s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Alfredo Len Barcel
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
Biografia

ascienden mis órganos como una nube

ascienden mis órganos como una nube
se me juntan las ganas de serme fiel a mi mismo
ajustando el corazón a la más antigua melodía
pero el corazón me deja de cantar cuando más lo necesito
porque a veces no encuentro las teclas de un piano
me comprendo
para que todo salga como es debido es importante buscarse
a uno mismo un lugarcito que nos regale un descanso placentero
pero me peleo con mis brazos y con mis manos
logro encontrarme en otro sitio
llevando todo mi corazón hacia el costado derecho

anda vida es que no entiendo qué te pasa ahora que has vuelto
ayer te fuiste cuando dije aquellas palabras
llegué hasta mi infancia y mi carne estaba puesta para la cena
pero la cena estaba fría porque los amigos faltaban desde hace años
se marcharon sobre el mar y mi mirada se me quedó rumbo a ellos
hacia las olas que los alejaron vuela mi corazón con su sangre blanca
vuela muy alto y se aleja de todo lo conocible por nosotros
los que se quedaron con el pañuelo haciendo señas a los marinos
amistad separada

hace tiempo no camino soñando con puentes ni vidrieras
porque mi corazón se tatúa un camino nuevo en sus brazos
se marca espirales de todos los colores
me interesa poco si por la calle no se escuchan mis palabras
si no puedo explicar que él también cantó sobre las azoteas
aquellas canciones que sirven para mirar lejos

hace tiempo no me pregunto nada que no pueda responderme
no hay necesidad de exprimirme el cerebro inventándome nuevas respuestas
no hay necesidad de ahogarse dentro de la sangre
de quebrar mis manos hasta que me duelan

hace tiempo no escucho canciones de amor
hoy he soñado que veía mucha gente muerta en los mercados
sus ropas se movían pero ellos estaban congelados
y yo me creía que su muerte era una escalera
porque intentaba subirme encima de ellos para salvarme
esa muerte no era trágica lo trágico es que estaba solo
lo trágico de todo es que siempre vas a estar solo

anda vida
te regalo una vacaciones para que no dejes de sentirme
y cuando estés a punto yo te esperaré parado sobre mis brazos desnudos

anda vida que quiero ver de nuevo tu mirada
aunque los lobos estén cerca y muerdan duro la frágil alma
que nos han dejado los amigos que olvidaron sus alfombras
vuela mi vida vuela y vuela
búscame a los que han quedado en las olas
sus voces pidiendo ayuda se escuchan aquí
pero nos prohibieron contestarles escucho sus ecos sus ecos

existen días en que mientras yo busco en el mismo sitio
aparecen nubes de caracoles y muchos peces distintos
que tienen su vida en los ocultos rincones

las olas me cambian a la arena salvadora de los recuerdos
no puedo encontrar las huellas de los que vuelven a descubrirse
pero no lo sabremos nunca aparte de que todo se comienza a quemar
y ascienden mis órganos como una nube
y se despierta mi muerte calcinando la infancia más querida

vamos a hacer preguntas acerca de la diferencia que existe entre el dormirse
y el quedarse desvelado ya sea por tener muchos nervios
o por no tener sueño cuando la claridad de los tejados nos ilumina ahora
vamos a hacer preguntas desde dentro
sin pasarnos el alma entre los labios
aunque la boca se me llena de muros y más muros
vamos a mirar nuestros techos
mi esqueleto se ha quedado fuera de la casa
aunque muchas veces ha pedido a gritos que le cambie la blancura
el ardor de todo lo quemado

vamos a buscar todo lo que está roto dentro de la carne
porque me arden las quemaduras que tengo adentro
dale vida presta tus huesos presta tus toallas
presta una mano para alzarme del vacío en que he quedado
ahora que alguien se ha comido mi corazón.
porque hace tiempo que no ando por ahí
con el recuerdo muerto de los desaparecidos amigos
ya no ando por ahí con miedo a silenciarme para siempre
sin haber dicho las palabras que estaban marchitas

vamos a hacer la preguntas que nadie espera
enredarlas entre mis nervios y que las horas me lleven a los sitios sagrados
mi corazón está con mis manos mirando como nacen las áridas verdades
por ahora solo me queda mirar este ardor que está calcinando mis venas.

piedra de dios

quiero ver todos los huesos sobre la tierra
porque estos huesos que yo tengo nunca han sido míos
fueron encontrados por mis padres en una vieja ciudad desposeída de sueños
pobre ciudad llena de sitios insalvables
por eso quiero cambiar mis huesos hacer de ellos un recodo apacible
a la orilla del camino
un lugarcito donde no existan ni el odio ni la melancolía

quiero ver todas la piedras
hacer con ellas un muro por donde no se escapen las mariposas
ni los peces del estanque
míralos dando vueltas irremediablemente dando vueltas
ahora que las casas lucen deshabitadas
sus jardines mágicos ya no existen
ya no se lamenta el tedio de la tarde ya no se hacen las pompas de jabón
en las fiestas y mis peces miran el muro con sus ojos húmedos
de tanta lástima y tanto miedo

cuántas veces he tratado de hundirme el brillo del espejo dentro de la sangre
cuántas veces he tratado de mantener tu torpeza en mi mente
amada mía
cuántas veces he estado ciego ciego y tonto de manos de pies de pulmones
pero yo a veces escucho a dios y escribo sus palabras porque son tristes
mustio dios que no sabe lo que le han hecho a su mundo
tan bien construido en siete días debe sangrarle muchísimo la piel
pobre dios tan viejito ya mutilado que ha perdido su rostro apacible
y yo abrí mis manos en medio de la tormenta que se acercaba
abrí mis manos pidiéndole al camino que no se torciera
pero
cuántas veces he sido maltratado no por la guerra
no por la sombra ni la muerte
no por la dureza de los bancos de mármol
cuántas veces he sido yo el maltratado por los más sutiles rencores
aquellas mentiras dichas así como si fueran el nuevo testamento
o el cantar de los cantares donde la amada dice que espera cerca de la fuente
y la tarde se nubla de forma definitiva
quiero volver al pasado aunque las velas estén rotas por la marea
pobre dios tan viejito
pobre dios nosotros no fuimos lo que él soñó hace tiempo atrás
cuando el mundo era nuevo y limpio
nosotros no somos lo que pensó aquella tarde cuando ubicó sus sueños
ordenándolos de uno en uno o de a pares para saberse compartidor de la sangre
misma que nos corre ahora por estas venas ya podridas
es que quiero huesos nuevos
ya estoy harto de estos carcomidos gritos que sostienen mi esqueleto
su curvatura atroz
sus malformaciones congénitas o sociales me atrofian los sentidos
pero ya dios ha roto los antiguos modelos
sus talleres ya no existen
pobre entonces de nosotros somos las piedras de dios
que han rodado por los caminos sucios del mundo

qué hago contigo amada mía
qué hago contigo ahora que todo es pasable y no sabré ordenar de nuevo las ganas
el frío existe
los abrigos gastados ya dejan circular el aire
pobre pulmones viejos cansados pulmones
cigarro y cigarro por las madrugadas
alcohol desgastando este cuerpo pero qué hago contigo si ya no puedo mover los sueños
si afuera la ciudad se viste dejando la indecencia al descubierto
pobre dios tan viejo y cansado

pobre dios
todo le salió mal no cumplimos con los mandamientos
porque ahora es asesinaos los unos a los otros
y el pan nuestro de cada día está duro y sucio
las mareas traen rostros y más rostros de amigos perdidos en medio de la bruma
pobre dios
las iglesias se llenan de putas arrepentidas y policías de civil
pobre dios que nos mira asombrado
triste y sin saber como esconde la pena
pobre dios que siempre ha estado conmigo aun sabiéndome torpe
aun sabiendo que la vida es un gesto desformando el humo
un simple gesto bello pero se me antoja salvarme y correr
a lo alto de la colina y gritar que existo todas las mañanas
que la vida es mía aunque no me gusten mis huesos que tengo

quiero cambiarme el esqueleto
saberme piedra de dios
muro
calcomanía en el espejo que ahora me mira sonriendo
quiero cambiarme el esqueleto te ofrezco mis dudas y gritos
las cartas de amor siempre bellas
las escaleras que he llenado de pasos en las más limpias noches donde me escondía
para fumar viento y alas
las muchachas y los años ochenta me salvaron del olvido
aunque el mundo siga con su letanía por la guerra y los panfletos políticos
que nunca van a salvar a nadie
pobre de dios que le hemos quitado el sueño.

nocturno y sin flores

ya se acaba el tiempo y nos quedamos varados en los rincones
pelotica de colores brillantes sobre el closet
infancia nuestra ojo que la ensucian

es el verbo
grito a los espejos que te piensan y callan por dolor
es el verbo y a su esqueleto lo sentamos junto a la cama
ahora que la tormenta arrasó toda la siembra
entonces llega el hambre nocturno y sin flores
latiendo
corre
mira las margaritas del me quiere no me quiere me quiere
abrázate a tus flores con sorpresa adolorida
arrójalas al suelo y vuélvete con un resentimiento furtivo en los ojos
pero trenza trenza la luz del sol en tu cabello
así hubiera querido que él partiera
así hubiera querido que ella se quedara y sufriera
así él se hubiera ido como el alma abandona el cuerpo magullado y roto
como el cuerpo deserta la mente que lo ha usado
y yo que no quiero salvarme de la melancolía
porque se acerca el otoño
la estación del gris que es párpado y frente húmeda de fiebre
y yo que doy mi sangre para que tus hijos beban
y se escapen del rencor

es el verbo
pero todo cae y se descompone en millones de pedazos
porque fuimos demonios matándose entre sí
asechando escondidos cerca de la fuente
envenenando el agua
a pesar que la ropa ondeaba al sol nuestro de siempre
vino acabado
botellas vacías y la resaca danzando desnuda y con dientes
la resaca
siempre existió justo en medio de nuestros cuerpos ya cansados
nocturno y sin flores llegó el hambre
nocturno realmente no acabado
porque abril fue la última sábana compartida

alguien paga
impersonalmente alguien siempre paga y se pierden el premio los torpes
los que sientes de a de veras
los no salvados por el enemigo
torpemente alguien paga
aprendiendo que al final eran ellos los destinados al tercer lugar
a la moneda con la cruz y la cruz por la otra cara
ahora que la resaca no quiere vestirse
separa tu cuerpo de lo más bajo y apoya los miembros entumecidos
en el último escalón que conduce al mar porque cerca de la espuma
mis huesos se esparcen
yo los veo mitigar la sed separados todos
brillantes en esta mañana de julio
están renuentes a volver a la oscuridad divididos todos
y a lo lejos una gaviota revolotea sus dulces plumas suenan crispan flotan
alguien paga siempre
pero yo no soy digno yo seré una gota mezclante de algo ya confundido
no soy digno pero este día es bello y estoy solo
intranquilo frente a las rocas que no se quieren desgastar
distracción de espuma sucia horripilante espuma
que hiere sobre todo la piel de la sangre
no soy digno pero dime
lo que has hecho con los sueños ahora que las escaleras llegan
hasta el mismo borde del mar
y yo deambulo entre el gris de la espuma
mi gaviota picotea una mano ensangrentada

ella se fue
mas con el viento del otoño en mi imaginación
se impuso días y más días
y horas y más horas
su cabello en sus brazos y sus brazos llenos de flores
pero yo pienso en ti amada mía
desconocido rostro divagado en sueños
rostro ya olvidado no visto
confundido rostro entre todos los demás rostros ya conocidos
amada no existente
lejana queda la ausencia presa ya de la monotonía
con sus luces blancas
húmedas
que envuelven las velas plegadas a los mástiles
antiguo sueño
bote y surco de agua separadora de la miseria y la desesperanza
agua nueva a cada segundo amada mía
mujer no encontrada
porque yo no soy digno y he mentido diciendo discursos
en los que no creía e ignoraba el latente dolor de la sucia espuma
que barría la sangre y la espera que entonces blanqueó con sus luces
el camino torpe y moribundo mi antiguo sueño ya torturado.

biografia:

Alfredo León Barceló
[San Cristóbal, 1969]

Graduado de Maestro Primario. Ha obtenido varios Premios y Menciones en diferentes certámenes de Literatura, entre ellos: Premio UNEAC y Premio Poesía del concurso Waldo Medina [1993 y 1995] respectivamente. Mención en Poesía de Amor de Varadero, 1995, Mención Poesía en el XX Encuentro Nacional de Talleres Literarios, 1996. Mención Poesía en el Premio de Literatura y Plástica Mina Pérez, 1996. Premio Ensayo de los Encuentro de Talleres Literarios provinciales, 1997. Mención Especial de Poesía en el IV Concurso Literario Bonaventuriano de Poesía y Cuento Corto, convocado por la Universidad de San Buenaventura Cali, Colombia, 2008.
Ha publicado en varias revistas nacionales, como Vitral, deLiras y Habáname, además su obra ha sido difundida en diversas páginas de Internet. En el año 2006 se le editó digitalmente su cuaderno De cuando el cielo era ángel en el sitio Web:
http://www.yoescribo.com

alfredo08034@pri.jovenclub.cu

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s