s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Nicols Valerio
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia

La nostalgia es el miedo al olvido de las cosas queridas.
De modo que si he de ser bohemio,
y oír los lamentos de los chayeros para evocar
el fuego de tus manos, entonces he de vivir alabando a la
creación por hacerme hombre en una esquina.
Descubriendo en cada golpe del tambor un caudal de temperamento,
se fueron trasnochadas mis chayas.
Poeta crecí, bajo un verso de quenas, una noche de
trashumantes.
Entonces descalza, vibraste en mí junto a una zamba.
Pernocté allí mismo, gritando mis angustias
por no poder ser bombo, por no ser danza.
El torrente de la tradición, en ese instante fue brotando como espigas en mis lágrimas.
Eras el capullo brioso, que me obsequiaste el desenfreno del perfume, una noche de poesía,
me encarcelaste en un abrazo de luceros embriagando mi piel tersa por el rastro del vuelo.
Tus manos añosas, desbarataron en unos minutos,
mi pulcritud de crianza.
Después mis vida las de loco, en ese banco aquella tarde...
Adulando tus jirones de mujer hechos con mis dedos.

Chaya: Fiesta precolombina que se celebra en febrero, particularmente en Chilecito, La Rioja.
Chayas: Canciones populares con ritmo de vidalas.
Vidalas: símil de bagualas, pero con un golpe especial de lamento en sus estrofas.



Viejas formas se cruzan para crear romances
Ingenuos entre arena y piel.
Un largo viaje...
Que empezó en tus ojos tras varios intentos de
lloviznar misterios
Ya ves, estamos al borde del tiempo,
meciendo y empapando las sombras,
con licor de éter y nostalgia.
De esa vieja manera fuiste más que la cornisa de los
siglos…
Y un año más escapó...
De tus ganas de ser espuma en el viento...
Para así encantarte en una caja de cristal.

Dar Ia vuelta a tu cuello, tal vez sea la experiencia más
alucinante...
Dejé atrás el camino de las conciencias revueltas,
que alguna vez atentaron contra mis pupilas.
Entretejes en tus pies de harina, llantos de guitarras
quedando abandonadas a su suerte con tu maestría de vieja
bailarina.
Te encontraré después del silencio de saberte lejos,
habitando mis planetas de impensados impulsos.
Al conocerte, mi erial de prontitudes se deshojó en las
cenizas.
Tus pies danzaban en mis sombras de vagabundo...
y habitan en mí cada paso que dibujabas en aquél
amanecer de fábula, en que tu cabalidad me transgredió los
horizontes de toda posibilidad de réplica.
Sé que te encontraré después del silencio de saberte lejos,
en donde recordaré por que eres aura en un pastizal de hierbas húmedas...


Templaste mi santuario de soledades, que como cinco
leyendas fueron quemando las quenas del fuego.
Sé que mi errática manera de crear,
a veces destruye la lisonjera verdad de la belleza.
Pero somos credo, el tuyo y el mío.
Tú me enseñaste a ser manantial en los umbrales...
Una tarde, me deshice de tu figura para hacerme copla de montaña.
Sí, en las ruinas de los muertos me sentía enervado por las ausencias.
Colmabas los pueblos del abismo con tu cantar extraño.
Imaginé cataclismos en esa furia contenida del tiempo,
para beberte como recompensa de mis últimas plegarias...
Loas; gritos vacíos que renuncié en otra vida,
cuando el viento carcomía mi esencia.
El canto de tu espíritu regocijó mi pesadumbre.
y la sal de los siglos se fue acumulando en el cuarto trasero de mi alma...
Te amo, tú, la vulnerabilidad de la existencia.

Biografía:
Nicolás Valerio:

Nació en Chilecito, La Rioja, en 1975,
a los 9 años de edad participó por primera vez de un taller literario conducido por la Poeta Lucia Carmona, a pesar de su prontitud ya empezaba a perfilar su verborrea y terminología propia y difícil.
Desde los trece años hasta los veinte concurre al Taller literario “Mamaquilla”, organizado por Lucía Carmona y el Centro Polivalente de Arte.
En 1995 publica “Torres de Sal, Campos de Duendes”. Libro que fue agasajado en Cuba, Chile y España.
Participó en diversos encuentros literarios del país, Y a dos Congresos Nacionales de la SADE [Sociedad argentina de Escritores], en termas de Río Hondo en 1998 y en Tucumán en 1999.
Formando junto a Candelaria Rojas Paz una moción para que se cree un estamento para los poetas jóvenes [moción que nunca fue tratada como tal], en el año 2000 fue homenajeado como el poeta de mayor proyección en La Rioja, por la Dirección de Cultura Municipal de la ciudad de Chilecito.
Ha dictado conferencias en el patio común de la facultad de derecho de la Universidad Nacional de Córdoba en el año 2000, en las 24 horas de arte” Córdoba no duerme”, disertando sobre la Poesía como expresión y recurso a favor de los creadores.
Ha dictado diversos talleres literarios para niños y adolescentes con el fin de emprender una conexión con la lectura y la creación, tan necesarias en la década actual.
Forma parte de diversas antologías del país, de menor relevancia.
Tiene un libro pendiente por publicar, “La Tierra Culmina el Duelo” terminado en Abril del 2001.
Actualmente ejerce su profesión, Fotógrafo y Locutor, en Chilecito.

nicolasvalerio@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s